29 de junio de 2012

Viajó en avión con un muerto por mitad de precio


Por Humberto Acciarressi

Viajar en avión tiene sus bemoles. Uno de ellos, tal vez el principal en ciertos casos, es no poder abrir las ventanillas cuando estás a miles de kilómetros sobre el nivel del mar. Y en esto seguramente coincidirá una tal Lenna Pettersson, periodista de una radio sueca que viajó desde Amsterdam hasta Tanzania con un muerto al lado. No veinte cuadras hasta la morgue municipal, sino 13.000 kilómetros con el fiambre de un pasajero que palmó cuando el avión había levantado vuelo.

Lo peor es que la mujer vio al tipo transpirando como un beduino y hasta con convulsiones, pero nadie respondió al clásico "¿hay médico a bordo?". Según cuentan, alguien intentó hacer algo. Pero no hubo caso: el pobre tipo ya era boleta. Lenna, consternada por la muerte de su vecino de asiento, al comienzo no dijo nada. Pero se alarmó cuando observó que el sujeto era cubierto con una manta y toda la tripulación seguía con sus tareas, con el objeto de llegar a tiempo a Dar Es Salaam.

Una de las cosas que más le impresionó a la periodista fue que el cadáver era largo y la manta pequeña, con lo cual brazos y piernas quedaban al descubierto. Y aqui volvemos al principio. Si las ventanas pudieran abrirse, yo te garanto que lo levanto y lo tiro. Y después arrojo la mantita por si le agarra frío en la caída, ya que uno no es un desalmado. Pero la periodista se tuvo que bancar los 13 mil kilómetros con el muertito al lado, como si se tratara de un film de Alfred Hitchcock.

Según cuenta la propia afectada, en varios tramos del viaje tuvo ganas de vomitar, no pudo concentrarse en la lectura y menos en la comida, y macabramente no podía despegar los ojos de las piernas que sobresalían, a 20 centímetros suyo, por debajo de la manta. Indignada, inició una cruce de mails con la compañía aérea con un argumento contundente: en el contrato de vuelo que implica el pasaje no figura hacerlo con un muerto. Ahora la compañía accedió a reintegrarle la mitad del dinero (713 dólares). El a aceptó ¿Y el muerto? Bien, gracias.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)




Fútbol, robots y pelotudos

El fin de semana pasado terminó la RoboCup 2012, una competición internacional que se realizó en México y que enfrentó a los mejores equipos de fútbol del mundo... pero de robots. Argentina participó y tuvo un buen arranque, aunque la selección local quedó afuera por un desperfecto técnico. Qué manga de pelotudos.

Las puteadas de las tribuneras de Banfield



Por Humberto Acciarressi

Hace un año, el Tano Pasman se convirtió en una celebridad -si hasta viajó como comentarista de futbol por todo el mundo- gracias a sus desgarradores insultos frente al televisor en los dos partidos entre River y Belgrano de Córdoba. Con el "Millo" nuevamente campeón y en la A, en la actualidad anda sonriente y como Lassie con un kilo de clonazepan en las tripas. Pero el drama se trasladó al sur, con el descenso de Banfield y una tribunera con la que mejor llevarse bien.

Los medios y las redes sociales las han denominado "las señoras de Banfield", pero en rigor hay una que se lleva las palmas. Por lo menos en el video que causa sensación es la que le marca el compás a las otras. Antes que nada quiero aclarar algo: tengo mil años de canchas varias e insultos de todo calibre. Nunca -te juro que nunca- presencié algo asi. La mujer que comanda el grupito es una cloaca: Pepita la Pistolera hubiera pasado como Máxima de Holanda al lado de ella.

Es difícil siquiera repetir lo que esta simpática demente -una mujer ya entrada en años, con el tono arrabalero de Tita Merello, mascando chicle y campera azul- grita en sólo tres minutos y medio del partido que el "Taladro" empató en su cancha con Boca, que además fue el comienzo del drama boquense, redondeado después con las derrotas ante Arsenal y All Boys. "A ese Somoza, ese hdp que era de Velez, hay que matarlo", arranca tranquila, para luego arremeter con violencia contra otros.

"Que raro que no lo puso al chorro de Viatri, que la zafó de estar en cana porque le afanó las tijeras a un peluquero", "Hdp Erviti", "Pezzotta hdp, sacá tarjeta", "No, claro, ¿cómo le va a sacar una roja a estos hdrmp?", "Cvitanich, hdp, no te olvides que Banfield te dio de comer y ahora te llevás el mundo por delante con esa atorranta que te florea, esa p... perdida (por Chechu Bonelli)", son algunas de las frases. Uno se ríe porque esa mujer no es familiar, pero es terrible. Y ya no me queda más remedio que remitirte, con gusto, al video de You Tube.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)

Cavenaghi y Domínguez, gratitud eterna



Cuando todos dejaban el barco en medio de la catástrofe, ellos volvieron. Podían haberse quedado donde estaban, como otros que se llenaron la boca pero no dieron un paso.

Alejandro "Chori" Dominguez y Fernando Cavenaghi, con la banda roja en el alma, no hicieron cuestión, retornaron y se calzaron otra vez la casaca gloriosa. Los dos fueron claves para el título de campeón obtenido y la rápida vuelta a la máxima categoría. Cavenaghi fue el goleador de River y tercero en la tabla general con 19 tantos. El Chori fue un asistente de lujo para un gran número de los 66 goles convertidos por el "Millo" en los 38 partidos del Nacional B que terminó con la vuelta olímpica en el Monumental.

Ya se sabe que a ninguno de los dos el club les renovó el contrato. No hay foro deportivo de internet donde los hinchas de la Banda y de otros clubes no consideren la determinación de la dirigencia del club como, por lo menos, desagradecida. Los dirigentes que nos mandaron al descenso siguen creyendo que tienen la sartén por el mango. Hicieron todo mal y siguen en la misma tesitura.

El hincha de River, el que verdaderamente sufre y se alegra con su -con nuestro- equipo, siempre les estaremos eternamente agradecidos a Domínguez y a Cavenaghi, jugadores y fanáticos, por haber dado tanto a cambio de casi nada. Y con el "casi nada" me refiero a Pasarella y compañía, claro, ya que las banderas, la gente, los grandes y los chicos, los consideran los héroes que sacaron a River de la peor catástrofe de sus más de 110 años de vida. De manera que Chori y Cavegol, un abrazo riverplatense y gratitud eterna.


LA DESPEDIDA DEL CHORI DOMINGUEZ POR TWITTER HABLA POR SI SOLA

Murió Badía y se lleva a River en su corazón

28 de junio de 2012

La maravilla del universo


Licor Sant Jordi


Júpiter, la maravilla equina


Un diario hecho a mano

El diario alemán Bild, el más leído de todo el viejo continente, publicó ayer los textos de su tapa escritos a mano, para alertar sobre la "extinción" de la caligrafía. "Según un nuevo estudio, uno de cada tres adultos no escribió a mano en los últimos 6 meses", aseguran los editores del diario. Para la iniciativa no se utilizaron tipografías tradicionales o que imiten la caligrafía humana, sino textos reales de los redactores, de puño y letra. Linda iniciativa.

Los panameños ven un OVNI y quieren sexo


Por Humberto Acciarressi

Para ciertas cosas, cualquier excusa es buena. Y los panameños acaban de demostrarlo en una encuesta bastante masiva realizada por Gallup. En cualquier lado del mundo, a mucha gente se le despierta el apetito sexual mirando mujeres, hombres o mestizos en la calle; a unos con películas porno o con comidas afrodisíacas, a otros charlando en una mesa de bar; a muchos en el trabajo o en la escuela; y es de suponer que a quienes los frecentan, también les sucede en los prostíbulos.

Pero lo de los panameños es largamente asombroso. Un 37% de ellos -una cifra escandalosamente alta- señala que se les despiertan las ganas de tener sexo inmediatamente después de ver un OVNI. Y podemos añadir que es doblemente raro, ya que deben ser pocos los países que puedan jactarse de tener una población que se la pasa viendo objetos voladores no identificados. Desconozco la pregunta que se les hizo a los encuestados, pero me la imagino: "¿Qué te pasa cuando ves un OVNI?". Y alli la respuesta.

Como te darás cuenta no se le pregunta si le gusta la pizza de Las Cuartetas, el vino tinto o si es de River o de Boca. Le mandan una pregunta como si estuvieran en la base del Cerro Uritorco o en un pasaje del libro o la adaptación cinematográfica de la Guerra de los Mundos. Una de las respuestas típicas fue "el deseo que más me marcó después de ver un plato volador fue el sexual". Por mucho menos, Rantés se pasó todo el film "Hombre mirando al sudeste" en el psiquiátrico.

Lo loco es que los panameños difieren al describir a los OVNIs. Un 39% los define como un platillo, un 4% como una avispa, un 3% como un trompo y un 1% como...¡¡¡una grúa!!! Otros son más o menos descabellados. En cuanto a la forma de los ET, un 12% se los imagina como largartos gigantes, un 11% como humanoides, un 2% similares a ángeles (sin explicar cómo es un ángel). Lo que ninguno duda es que les despierta apetito sexual. Sin ánimo de causar un conflicto diplomático, esta gente está muy loca.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)


Víctor Hugo Morales, ¿te acordás de esto?

Diego Bonadeo vs. Víctor Hugo Morales

Cristina Kirchner enseña inglés

27 de junio de 2012

Antepasados de Hernán Piquín y Noelia Pompa


Teléfonos públicos en la calle Florida, 1971


London Bus, 1928


Los socios de River y de Boca


River, la camiseta más grande del mundo


El siglo XX tuvo una banda roja


Mapamundi de Gerardus Mercator, 1587


Antecedentes del punk


26 de junio de 2012

El programa de Fort sube el colesterol


Por Humberto Acciarressi

Si la Argentina fuera una película, se balancearía entre un drama político al estilo de Andrezj Wajda (pienso en "Dantón", por ejemplo) y la filmografía completa de Almodovar. Pero el capítulo dedicado a ciertos productos televisivos, no podría hacerlo otro que no fuera Federico Fellini. Entre ellos, un bodrio sublime que acaba de aparecer con el nombre de "Fort Night Show", salido de la cabeza y del bolsillo de Ricardo Fort, que además es su conductor. No puedo mentirte: lo ví por You Tube.

En realidad no esperaba encontrar el gran programa de la televisión abierta internacional, ni -claro está- esos buenos documentales o mesas redondas de Canal A, Encuentro o Film and Arts. Fort no se caracteriza precisamente por ser un creador. A veces canta bien y punto. Es una especie de Piñón Fijo multimillonario. Pero lo que ví superó largamente cualquier tipo de expectativa. El programa de Fort tiene tanta grasa que los médicos deberían desaconsejarlo por el colesterol.

El ego de este sujeto, del tamaño de un agujero negro, lo llevó a concebir un show en el que todo se refiere a él. Incluso sus laderos -más conocidos algunos, desconocidos muchos- forman una especie de Armada Brancaleone, aunque sin la simpatía y la ternura de la de Monicelli. Encasillado en lo que Jauretche llamó "el medio pelo" (primo decadente de la aristocracia o nuevo rico), el mediático multimillonario que habla de "tú", se cansó de tirarle palos a Tinelli y chuparle las medias al dueño de América.

Claro que no fue lo único que hizo. Como conoce todas las variantes berretas para hablar de sí mismo, cantó fragmentos de temas, reiteró que le gustan los hombres y las mujeres, cuando quiso ponerse serio empardó a Paulo Coehlo en lugares comunes, pidió champagne para apagar la sed y hasta se confundió el micrófono y estuvo un rato hablando "por la copa". Es cierto que el que tiene guita hace lo que quiere. Pero en el caso de Fort parece que apenas hace lo que puede. Que es mínimo.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)


La muerte de Solitario George

El Parque Nacional Galápagos, en Ecuador, anunció la muerte de la última tortuga terrestre gigante de esas islas. Se trata de "Solitario George" que tenía más de cien años. Con la muerte del quelonio en la Isla Pinta, se extingue la especie. Alli hay un centro de crianza, donde seguirán trabajando para conservar ejemplares genéticamente parecidos. Las causas de la muerte se conocerán una vez que se realice la autopsia respectiva. Las autoridades del Parque quieren saberlo todo: pocas veces los científicos ven a una especie extinguirse ante sus ojos.

Los peligros de comerse un imán


Por Humberto Acciarressi

Un estudio muy sesudo, y altamente seguido por los expertos, acaba de concluir en Inglaterra. Después de años de investigación -en laboratorios y con trabajos de campo en hospitales- los científicos arribaron a una conclusión que mis perros ya sospechaban: es muy peligroso que los chicos se traguen un imán (¿?). Y sí. Nos imaginamos que es muy delicado. Sobre todo si seguimos dos casos que citan como ejemplo, de dos pibes que después de los imanes comenzaron a comer cosas de metal.

Parece ser que estos dos engendros se tragaron -cada uno por su lado y en distintos pueblos- sendos imanes. Y más tarde, cuando se llevaban piezas de metal a la boca, éstas se piantaban para adentro atraidas magnéticamente. Uno de los nenes tiene 8 meses y el otro 8 años. En el caso del primero, el problema no son los imanes sino los padres. En cuanto al otro chico, a esa edad ya está grande para andar comiendo rueditas metálicas o alfileres de gancho. No le veo buen futuro.

La explicación parece ser que el tragarse un imán "no es bueno porque no es natural" ¿Estamos locos? Si no lo toman a mal, me permito sugerirles a los científicos británicos que también es antinatural y peligroso que los chicos -y los grandes- coman vidrio picado, pedazos de carbón ardiente, un kilo de papel, una bombita de luz enchufada a la corriente, dos cajas de clonazepam, el relleno de un colchón, un puñado de clavos, un cuchillo tramontina y miles de cosas más.

Lo asombroso - más que un chico coma bulones y los empuje con agua del Riachuelo - es que se gaste dinero en estudios tan obvios. Mientras seguimos sin resolver dos de los problemas centrales de la humanidad -la existencia del chupacabras y si ALF era un extraterrestre de verdad- los ingleses tiran la guita en estas banalidades que puede aconsejar hasta un hámster con ACV. Tampoco queremos que se nos malentienda. Así que ya sabés, dejá los imanes lejos del alcance de tus hijos.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)

25 de junio de 2012

Otra vez, Boca ni se acercó al tricampeonato


En relación al post anterior, alli señalábamos que el único equipo argentino en haber obtenido tres tricampeonatos es River Plate (1955, 1956 y 1957 ///Metropolitano 1979, Nacional 1979 y Metropolitano 1980 /// Apertura 1996, Clausura 1997 y Apertura 1997). Racing apenas consiguió uno (1949, 1950 y 1951). Y después ninguno más logró nada. Mucho menos Boca. El asunto es que desde hace una semanas, y aprovechando la ausencia de River que disputaba el largo torneo de la B Nacional en dos rondas del que finalmente fue campeón el sábado, los hinchas de Boca hicieron lo que aún no aprenden que no deben hacer: hablar de más y antes.

Hace poco les había ido muy mal con Estudiantes en una historia similar, cuando los xeneizes perdieron los últimos dos partidos de un campeonato (Con Belgrano 1 a 0 y con Lanús 2 a 1) cuando apenas necesitaban un punto para ganarlo. Mientras, Estudiantes, al que todos daban por muerto, ganó y forzó una final. En la previa, los bosteros no se cansaron de hablar y hablar, hasta que el Pincha -a la hora de los papeles- lo venció en el partido desempate 2 a 1 y se quedó con el torneo. Tres derrotas consecutivas y una arrugada histórica.

Hace unas semanas, Boca encabezaba la tabla del Clausura. Empató con el descendido Banfield  y después jugó en la Bombonera con Arsenal. Los locales hablaron tanto que parecían todos egresados del ISER. Pero el equipo del Viaducto lo goleó sin atenuantes 3 a 0 y hasta pudo hacer más. En la última fecha, se enfrentó a All Boys, al que en el partido anterior le habían expulsado al arquero y a tres defensores. Todos claves en el equipo con menos goles en contra del torneo. Sin embargo, en Floresta, el Albo volvió a hacerle tres goles a Boca, que apenas cosechó un punto sobre nueve en juego, mientras Arsenal daba la vuelta olímpica. Para resumir las cosas, los bosteros volvieron a quedarse lejos del tricampeonato. Una cosa es clara. Estos muchachos no aprenden más. Ni siquiera a no festejar a cuenta.






Boca mira a River Plate y sus tricampeonatos


Y es verdad. El único equipo argentino que ha salido tricampeón en tres oportunidades ha sido River Plate, por otro lado el campeón de la Argentina por casi una decena de torneos. Pero vamos al motivo del post. El asunto es que la "Banda" ganó los tricampeonatos en los torneos largos, de ida y vuelta (como el que acaba de conseguir) en los años 1955, 1956 y 1957 (había sido campeón en 1952 y 1953), luego en el Metropolitano 1979, Nacional 1979 y Metropolitano 1980, y por último -por ahora- el Apertura 1996, Clausura 1997 y Apertura 1997). El único que tiene otro tricampeonato (aunque uno solo) es Racing, en 1949, 1950 y 1951. Boca nunca obtuvo uno. De eso tratará el próximo post.

24 de junio de 2012

Una mujer embarazada por un calamar


Por Humberto Acciarressi

Sin perlas como ésta, el mundo carecería de sentido. Y hasta es extraño que 25 siglos de filosofía no hayan arribado a esta conclusión. Hay una escena del film "Hombre de Negro (I)", en la que Wilbur Smith ayuda a una mujer a dar a luz un calamar. Sin embargo, la naturaleza -como decía Oscar Wilde- imita al arte. No hay otra explicación para el hecho del que dan cuenta las noticias llegadas de Corea del Sur: una señora de 63 años fue embarazada por un calamar, pero de verdad, no made in Hollywood.

Les juro que no es broma. O en todo caso es el chiste de un Dios aburrido. Pero lo real es que la coreana se comió un calamar hervido pero no muerto, que además -en trance de ser deglutido- estaba evidentemente excitado. A tal punto que quiso fallecer dignamente y largó un número indeterminado de espermatóforos (cápsulas de muchos machos invertebrados con espermatozoides dentro) en la boca de la oriental. El asunto es que la mujer se sintió extraña y más tarde dolorida.

Cuando advirtió que dentro suyo algo se movía (con lo cual debe ser el embarazo más corto de la historia) corrió al hospital, donde los médicos se encontraron con una sorpresa. La coreana, inseminada por el animal, fue "madre" de doce pequeños calamares, que tenía agarrados en la garganta, las encías y el esófago. Un verdadero asco. Los partes no dan cuenta si los presentes, luego del asombro inicial, festejaron el nacimiento múltiple. O si los "chicos" tienen nombre.

Lo que queda claro es que la coreana tendrá que criar a los pequeños cefalópodos sin padre, ya que ella misma se lo comió, algo que podría causarles un trauma no menor a los nenes. Y ni hablar si intervienen los investigadores de "La ley y el orden UVE (Unidad de Víctimas Especiales)", ya que hasta podrían acusarla de asesinato agravado por el vínculo. Mientras, por si las moscas, dedicate a comer bifes de cuadril con ensalada, y a todo lo que venga del mar -por más muerto que parezca en el plato- clavale un cuchillo.


(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)

Anteojos para sacar fotos


¿Cómo sería la vida si se pudieran fotografiar los instantes directamente con los ojos? Tal vez pronto lo sepamos. El diseñador alemán Markus Gerke se encuentra trabajando en un artefacto que, al menos, acercará esa experiencia. Inspirado en Instagram, la popular aplicación para editar y aplicar filtros a las fotografías tomadas con smartphones, tanto Apple como Android, este hombre creó un prototipo de anteojos que permiten capturar imágenes con una lente de 5 megapíxeles. Las gafas incluyen una memoria de 2 gigas, 4G, Wi-Fi, y una batería de 7 horas. Su nombre, en honor a la plataforma en la que se basó, es Instaglasses.

Los festejos en el vestuario de River

Simplemente, Matias Almeyda


Yo vi a Almeyda


¿Qué decías Giunta?


Se acabó la joda: volvió el más grande


River: la vuelta a la normalidad


Boca: mirá quién volvió...


The Passion of Joan of Arc