30 de agosto de 2015

Betty Boop


Borges y su hermana Norah, en el zoo porteño, en 1908


Mirtha Legrand en "La doctora quiere tangos"


El oficialismo K y sus apelaciones al absurdo


Por Humberto Acciarressi

Mientras millones de personas de la Argentina y los países de la región se encandalizan por los hechos sucedidos en Tucumán, las elecciones a todas luces irregulares y la violenta represión de la policía kirchnerista provincial a una manifestación multitudinaria que se expresaba en paz, los chupamedias K hacen lo imposible para pintar una realidad tan absurda, que ni siquiera los más lelos creen. En el mismo noroeste argentino, días atrás, había ocurrido el crimen del joven radical Jorge Velázquez, en el marco de un crecimiento de la violencia política impulsada por los sectores oficialistas y ligados a ellos, como esa mafia llamada Tupac Amaru, liderada por Milagro Sala y defendida por la presidente de la Nación en una de sus tantas y cada vez más obvias cadenas nacionales.

Ahora, esa vocación de "si-cristinismo" que va más allá de toda vergüenza, tuvo lugar en el Parlamento Nacional. En el recinto, ante el pasmo de muchos, el bloque mayoritario del Frente Para la Victoria de la Cámara Baja se negó a repudiar los hechos sucedidos en la provincia de Tucumán y hasta el crimen del militante de la UCR ocurrido en Jujuy. La jefa del bloque, Juliana Di Tulllio, puede argumentar cualquier cosa para justificar la negativa a algo que repudia casi todo el país, pero se sabe que no existen motivos políticos sino vinculados a la condición humana: la irreductible vocación de Flanders de los legisladores kirchneristas, No es casual que la legisladora haya acusado a los diputados opositores de mostrar la "voluntad de romper una democracia que ha costado mucho construir", algo que hace ella sin pudor alguno.

Paralelamente, los "voceros" oficiosos del gobierno como el relator uruguayo Víctor Hugo Morales, el mediático Brancatelli, el ex menemista a ultranza Jorge Dorio, Eduardo Aliverti (mejor no hablar de ciertas cosas, diría Luca Prodan), se cansaron de cumplir con su papel, criticando como enloquecidos a los tucumanos que habían sido salvajemente reprimidos. Y la presidente de la Nación, apenas le dedicó al asunto unas pocas palabras en la Bolsa de Comercio y, como siempre, matizadas con los elogios desmedidos a su marido fallecido. Mientras tanto, el candidato del FPV, Daniel Scioli, se mantiene en un segundo plano, tratando de digerir las inundaciones y sus consecuencias por la falta de infraestructura, el asesinato del joven radical, la represión en Tucumán, la quema de urnas y hasta las declaraciones de Carlos Tévez sobre la miseria en la pobrísima Formosa, gobernada por el kirchnerista Insfrán.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)



Imagen satelital de Nueva York de noche


Los Gifs surrealistas de Bill Domonkos






Orson Welles en el set de filmación de El Ciudadano


Baje mi reina, vamos a pasear


Pasá tranquilo que el puente está firme


29 de agosto de 2015

Imagen satelital de la Gran Muralla china


Marilyn Monroe en la portada Life, 7 de abril de 1952


Un retrato del Papa Francisco en una pared de Nueva York


La súper Luna llena del fin de agosto en la Argentina


Congorilla, 1932


Para algunos pacatos hay femicidios y "femicidios Vip"

FERNANDO FARRE, YA DETENIDO, CON MANCHAS DE LA SANGRE DE SU ESPOSA EN SU ROSTRO Y SU ROPA. LA ASESINO BRUTALMENTE A CUCHILLADAS
PARIS HILTON, FERNANDO FARRE (EL FUTURO ASESINO), MICHAEL LILLELUND Y MILLIE SCHOMOLL EN EL LANZAMIENTO DE UN PERFUME DE LADY GAGA EN NUEVA YORK.
Por Humberto Acciarressi

Cuando el femicidio tomó forma legal en la Argentina, la Organización Mundial de la Salud ya venía arrojando datos crecientes y alarmantes en materia del asesinato de mujeres (entre las últimas cifras se cuentan las que señalan que el 38% de los crímenes de los que son víctimas son cometidos por su pareja y que el 35% de las mujeres han sufrido violencia de género de parte de terceros en algún momento de su vida). Lamentablemente, las leyes ayudan pero no cambian paradigmas. Y para dar un ejemplo baste señalar que un gobierno a cuyo frente hay una mujer, haga tan poco por este tema, lo que provocó la multitudinaria marcha bajo el lema de #NiUnaMenos, uno de cuyos puntos fue “implementar con todos los recursos necesarios y monitorear el Plan Nacional de Acción para la Prevención, la Asistencia y la Erradicación de la violencia contra las mujeres, como establece la Ley 26.485. Norma, por otro lado, que a casi seis años de su sanción, sigue sin reglamentarse totalmente.

En este marco de avances y retrocesos, donde los nombres de las víctimas se informan en los medios periodísticos para pasar rápidamente al siguiente (y eso que estamos a años luz de lo que ocurre en México, Guatemala, Honduras u otros países americanos, por mencionar apenas nuestro continente), nunca faltan los que dan la nota discordante. Mientras escribimos estas líneas todos los canales televisivos van dando cuenta del crimen de Claudia Schaefer, muerta en el exclusivo country Martindale, de Pilar, a manos de su marido, el empresario Fernando Farré, cuya saña llamó la atención de los forenses. Pero claro, como el criminal -por su profesión- se sacaba fotos con Kate Moss y Paris Hilton, algunos denominaron el caso como el "Femicidio Vip". Y en algunos programas, al que degolló a su esposa se lo llama casi confianzudamente como "Fernando".

Está claro que este asesino no cosificó y acabó con la vida de Chiara Páez, Wanda Tadei, Angeles Rawson, Candela Rodriguez, Marita Verón, Soledad Bargna, Melina Romero o decenas más, que ni de lejos podían imaginar el glamoroso círculo social del psicópata. En todo caso sí podrían haberse cruzado con él otras asesinadas como María Marta García Belsunce, Nora Dalmasso o Rosana Galliano, pero en ninguno de estos ultimos casos -por lo menos que yo recuerde- se habló de un "Femicidio Vip". Lo que indica a las claras que estamos cada vez peor. Ahora, en el colmo de la pacatería, algunos se indignan porque al femicida Farré se lo mostró en una foto manchado con la sangre de su esposa. Que no quepan dudas: son los mismos que se entusiasmaban mirando las imágenes de este criminal con Kate Moss y otros famosos.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)


Cinco jornadas de lujo para el Festival Internacional de Piano


Por Humberto Acciarressi

A partir del próximo miércoles a las 19.30 en el Palacio Paz (Av.Santa Fe 750) dará comienzo el Festival Internacional de Piano Chopiniana 2015, en el que músicos de todas las latitudes interpretarán obras de Chopin, Beethoven, Bach, Gershwin, Bartok, Ginastera, Manuel de Falla, entre muchos otros compositores clásicos. Organizado por la Fundación Chopiniana, miembro de la Federación Internacional de Sociedades Chopin y creada con el objeto de promover y difundir la música en sus manifestaciones más diversas y la obra del compositor polaco en particular, el festival tendrá lugar los cinco miércoles de septiembre, con una programación muy destacada.

El arranque estará a cargo del pianista esloveno Ivan Skrt, que desde sus estudios en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú hasta la actualidad, se ha ganado un renombre internacional por lo que alguien ha definido como "la belleza seductora de su unión con las teclas del piano, que bajo sus dedos ofrecen aventura suave e íntima de la mente y el corazón". El virtuoso esloveno abrirá el Festival con un repertorio que incluye tres preludios de Chopin, tres de Rachmaninov, danzas españolas de Enrique Granados, además de otras piezas de Ginastera, Kogof, Bartok y Ravel. El miércoles 9, a la misma hora y escenario, le tocará el turno al croata Goran Filipec, que cursó estudios en los mejores conservatorios de Rusia, Holanda y Francia, y se ha hecho acreedor a numerosos y calificados premios internacionales. Este artista potente cuyo repertorio se inclina por la música romántica, entregará al público obras de Beethoven, Scriabin, Macek y Liszt.

Así llegamos al miércoles 16 de septiembre, con la presentación del argentino Rodrigo Tavera, una joven promesa del piano, que ya ha recorrido numerosos escenarios locales. Piezas de Bach, Beethoven, Liszt y Prokofiev se encuentran en lo que será su repertorio. Y la semana siguiente será el turno de Martha Noguera, quien es fundadora y presidente de "la Chopiniana" de la Argentina, que desde su inicio en el 2001 ya ha presentado a más de 150 artistas del país e internacionales. La pianista, que dicta master clases en el mundo, participa como jurado en festivales internacionales y dicta conferencias, tiene un enorme repertorio que incluye la obra completa de Chopin, Beethoven y Ravel, algunas de cuyas composiciones tocará durante la jornada. Finalmente, el cierre del Festival estará a cargo, el 30 de septiembre, del polaco Raphael Lustchevsky, quien interpretará obras de Chopin, Scriabin, Manuel de Falla, Albéniz y la "Rhapsody in Blue" de George Gershwin. Hay que destacar que la maestría de este artista le ha valido obtener los más altos premios en los concursos internacionales más renombrados de piano.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

28 de agosto de 2015

George Clooney cuando iba a la escuela


Jimmy Page también fue chico


Poco conocida foto de Charlie Chaplin y Marlene Dietrich


Jane Fonda jugando a las cartas


Madonna, Detroit, 1976


Desayuno en un refugio londinense durante la guerra, 1940



Un campeòn


Teatro en Broadway, Nueva York, en 1940



Up for Murder, 1931


Martín Bonanata presenta sus canciones para recortar y pegar


Por Humberto Acciarressi

Este sábado a las 21, en Membrillo Cultural (Córdoba 4158), Martín Bonanata estará presentando "Canciones para recortar y pegar", disco que tiene una grata atmósfera de pop rock, en cuyos temas se destacan los solos de este violero y compositor que editó su primer CD, "Promesas desesperadas", allá por el 2006. Desde entonces ha compartido escenario con grandes de la música local, además de recorrer salas con su música. En la propuesta del sábado, con formato eléctrico, habrá guitarra, bajo, batería y teclados, más músicos invitados, entre ellos Matías Foreiter y Martín Masi. Hay que destacar que Baltasar Comotto (ex Spinetta e Indio Solari) grabó la viola líder del corte de difusión del nuevo material, Carlos Gardelini (Vox Dei) intervino en "Cabildo abierto" y Guillermo Capochi (en "En tu nombre").

Refiríéndose a "Canciones para recortar y pegar", su autor nos dice que se trata de un disco ecléctico en el que se generan diferentes climas y colores, "producto de los diferentes géneros musicales que aparecen, el rock, la zamba, el blues, el pop, y en el nombre está el concepto del trabajo". Ampliando sus dichos nos refiere: "La atmósfera del CD transita de lo tonal a lo exótico, del blues a la curación de sonidos y una estética personal imaginativa, que interroga al mundo desde un yo musical. El disco, sin embargo, no pretende solemnidad, sino más bien momentos de recreación, goce y reflexión"

Asimismo, Bonanata enfatiza que "el amor, la paternidad, el encuentro temprano con la muerte, la poesía musical, transitan por este disco de autor, el segundo de mi carrera solista". Y añade: "Es un disco de pop rock de canciones populares que reflejan mi mundo interior, lo que me ha ido sucediendo durante la vida y que tiene una marca propia". Hay que agregar que la placa cuenta con la colaboración destacada del artista plástico Lisandro Díaz, que en el arte de tapa representa el concepto ecléctico de la música a partir de la técnica del collage. Grabado en el estudio La Urbana, fue masterizado en Steps Ahead Sound. Dicho esto, sólo cabe escucharlo en vivo este sábado en Membrillo Cultural.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

26 de agosto de 2015

Puente de Brooklyn, 1910


Joseph K. y Leni


Las desventajas del consumismo


La ambición mata


Soldado confederado y epiléptico


El jazz es riesgo, dice Zeppa, que acaba de editar "Nómade"


Por Humberto Acciarressi

El baterista rosarino Ernesto Zeppa, o "Zeppa" a secas como es llamado por todos, antes de cumplir los 10 años ya había vivido en Italia, México y Brasil, y a los cinco hacía música. Influenciado por una larga lista de músicos que van desde el tango hasta el free jazz, y con una intensa actividad en el país y el extranjero, editó su primer disco, "Intuición", en el 2011. Ahora, cuatro años más tarde, se encontrará presentando su segunda placa, "Nómade", el 5 de septiembre a las 21.30 en Thelonious (Salguero 1884). En la misma encontramos temas como "The Cure" de Keith Jarret, "Cha cha cha para mi alma" de Tony Martínez, "Reaching Up" de Ernie Watts, entre otros, incluyendo composiciones del mismo Zeppa. En uno de los temas, "Darkness To Light" del pianista y percusionista norteamericano Jack DeJohnette, hay un gran encuentro de bateros con el rosarino junto a Daniel "Pipi" Piazzolla.

En cuanto a "Nómade", Zeppa nos dice que "es el resultado de un proceso interno que tiene que ver con el reconocer mis propias raíces y mi vida a partir de la música. Es la necesidad de expresarme como músico y no la de exhibirme como baterista en términos técnicos y narcisistas. Nómade cuenta mis experiencias en torno a fusionar nuestras raíces con las rítmicas que existen en otras culturas y continentes. El repertorio es parte de una especie de mapa musical que se fue forjando en mí a partir de los distintos países en donde viví en mi infancia y los que conocí luego, ya en mi vida profesional". Asimismo señala que "el riesgo es un factor principal en este disco. El concepto desde el cual me planteo este proyecto “Nómade”, es la improvisación como territorio y el aporte creativo de cada uno de los músicos que participan".

Para aclarar aún más este punto añade que "el jazz es riesgo y por lo tanto implica un espacio para el error, y quienes amamos este género nos preparamos para ese precipicio, casi toda la vida. ´Nómade´ expresa mi concepción sobre la versatilidad, la necesidad de matices y el ´groove´ que considero imprescindibles para poder tocar un estilo que implica libertad y que tiene como objetivo artístico evitar las fronteras y encasillamientos. Otro aspecto que puede entenderse como distintivo es que a pesar de ser el trabajo solista de un baterista yo no me siento un batero que se cierra en el espejo de lo que está de moda, ni que intenta generar efectos técnicos que deslumbren con la presencia de solos de mi instrumento en cada tema. La meta es ser lo más honesto y puro posible en términos de lo que puedo tocar y en el diálogo que se genere con los otros instrumentos".

Para finalizar hablamos de la existencia de un "jazz" local: "Se podría hablar de un jazz argentino si tenemos en cuenta que desde el momento en el que toco un tema de jazz americano (estándar), así sea del mismísimo Max Roach, mi toque está impregnado de nuestras raíces musicales, locales y latinoamericanas. Por ejemplo, Domingo Cura es un referente de nuestra cultura nacional al que yo admiro profundamente como percusionista. Al escuchar su capacidad de fusión entendí que esa libertad siempre sería compatible con el jazz. Nuestra cultura musical es parte de una fuerte mezcla con lo europeo y norteamericano, con las músicas indígenas y afrodescendientes más sus particularidades regionales, como en nuestras ciudades y el tango". Y concluye: "De todos modos creo que deberíamos estar más liberados de etiquetas o rótulos, porque la música no entiende de fronteras".

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)


25 de agosto de 2015

La danza de Isabel Sarli y un disco bizarro


Ya voy, Jessica, ya voy


Hace medio siglo, la invasión extraterrestre que no se produjo


Por Humberto Acciarressi

En 1965, hace medio siglo, un estudioso del fenómeno Ovni vaticinó una invasión extraterrestre. Es cierto que se producen miles que jamás se cumplen, sin contar apocalipsis de todo tipo. Pero vaya a saberse el por qué, pero la predicción del italiano Giuliano Ravelli ha quedado registrada en varios libros e ignorada en internet. Este tano versero, en aquel año, se encargó de "tranquilizar" a la raza humana enfatizando que los seres espaciales eran "lo que en la Tierra llamamos buena gente", de acuerdo a sus propias palabras. Un caradura. Pero lo cierto es que Ravelli informó que la invasión se produciría en 1967, en forma pacífica, y con una escuadrilla de 150 platos voladores. Para sus propósitos, los ET contaban con bases en la Luna y en Marte, con naves tan veloces como la luz, y, por si las moscas, con pistolas que disparaban un rayo que te convertía en cenizas.

Asimismo, conocedor como pocos de la psicología extraterrestre, el tano aseguraba que las armas no serían utilizadas si los humanos no se enfrentaban a la invasión Y añadía otro dato estremecedor: los visitantes ya tenían bases subterráneas instaladas en México. En la frontera entre el desatino y la demencia sin retorno posible, el peninsular manifestó que los extraterrestres se habían comunicado tres veces con Kennedy antes de su muerte (podrían haberle avisado que no viajara a Dallas, decimos nosotros), lo mismo que con Kruschev, a quienes felicitaron por sus anhelos de paz. Ignoramos si este hombre terminó en un hospicio, que bien se lo hubiera merecido.

Por otro lado, como para reafirmar las predicciones del italiano, el astrobiólogo Ahron Aray Amat también aseguró en 1965 que "los habitantes extraterrestres llegarán a la Tierra antes de que el hombre pise la superficie lunar". Contrariamente a lo que pueda suponerse, especialmente viniendo de gente tan experta en asuntos intergalácticos, nada de eso se cumplió. Y para decir la verdad, a la humanidad tampoco le importó demasiado, ya que tenía bastante con sus propios conflictos nativos, como para preocuparse de 150 ovnis que parecían salidos de la imaginación de Herbert Wells y de su novela "La guerra de los mundos". Para finalizar podemos añadir que, por suerte, personajes tan extravagantes siempre existieron, existen y existirán. Y son más atrayentes que los marcianos.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

Adelante, caballeros