29 de junio de 2008

La ventana indiscreta


"La ventana indiscreta" es una de las películas más bellas y logradas del maestro del suspenso, Alfred Hitchcock. Con James Stewart, Grace Kelly y Wendell Corey, no hace falta decir de qué se trata porque todos ustedes la han visto.

Aventuras de un taxista


Conferencia de Yalta, 1945


Liza Minelli con los Muppets


Terriers maquillados para un concurso en New York, 1933


Bicicletas en el Luna Park, 1939


28 de junio de 2008

Daños colaterales: perdoname Anais

Perdoname porque tenía que haber subido este post con anterioridad. Porque aunque ahora ya es tarde, tal vez pueda no serlo definitivamente. Pero igual perdoname por no recordar a Andre Malraux cuando decía que "la vida de un hombre no vale nada, pero no hay nada que valga la vida de un hombre". A los amigos de este blog, les pido que vayan acá

Abajo: uno de los autorretratos de Anais

20 de junio de 2008

Watermelon In Easter Hay

Promesas para el futuro incierto


"Me sorprenden los hombres que se atreven a creer que les asiste una especie de derecho paternalista de fijar plazos para la liberación de otros hombres"

Martin Luther King 
( reportaje de "Playboy" de enero de 1965)  

Esta reflexión me recuerda los discursos de nuestros gobernantes, ratas inmundas, que prometen para generaciones futuras el fin de aquellos flagelos que ya no se aguantan ni una hora.

En 1947, Freddie Mercury bebé en Zanzibar, Africa


Scrabble


Crispación argentina

"En una vitriólica y excepcional rueda de prensa, Kirchner se ha despachado contra periódicos, periodistas e instituciones económicas internacionales, un tótum revolútum culpable según él de favorecer la desestabilización argentina. Es el mensaje del miedo"

Fragmento de un artículo publicado hoy, en la edición impresa de El País, de Madrid. Para leerlo completo andá acá.

Abajo, foto de archivo de Menem y Kirchner, cuando el matrimonio K se jactaba de ser "la pata sureña del proyecto menemista"

19 de junio de 2008

"Caras y Caretas" se pasea cruda


Por Humberto Acciarressi

En estos días, un gigantesco cartel callejero anuncia el último número de la revista "Caras y Caretas", dirigida por Felipe Pigna, con la frase "El campo es el lugar donde los pollos se pasean crudos", que en el mismo afiche se la atribuyen a Julio Cortázar y, más específicamente, la ubican en su "Libro de Manuel". Eso prueba por lo menos dos cosas: una, que quienes hacen la revista no han leido a Cortázar e ignoran de qué trata la obra mencionada, presentada en su momento en la CGT de los Argentinos y cuyos derechos fueron destinados a los familiares de los militantes asesinados en Trelew el 22 de agosto de 1972. Segundo, le atribuyen al cronopio de nuestras letras una frase que no sólo no le pertenece, sino que él mismo, en otro de sus libros, aclara de quién es. Demasiado para una revista que aspira a cierta rigurosidad.

Articulistas de prosa rápida y sencilla han atribuido, antes que "Caras y Caretas", esa frase a otros autores. Un breve repaso nos muestra como supuestos autores, indistintamente, a Gabriel García Márquez, al propio Cortázar (la revista ubica la frase en "El libro de Manuel", pero en realidad aparece en "Un tal Lucas"), a Ramón Gomez de la Serna ("El campo es el horroso lugar donde los pollos se pasean crudos"), a Chesterton (es casi inevitable endilgarle al gran inglés alguna frase), a Jean Anouilh (dicen que un amigo le propuso que lo acompañara al campo y el dramaturgo contestó: "¿Estás loco?, ¿ir a ese horrible lugar donde los pollos se pasean crudos?). Jorge Luis Borges, por su lado, la pone en boca de Macedonio Fernández, lo que no sería raro, ya que el autor de "No todo es vigilia la de los ojos abiertos" era gran lector de quien fue el verdadero autor de la frase. Incluso se la han atribuido a Gori Muñoz, aquel famoso escenógrafo valenciano que vivió en la Argentina.

Lo cierto es que la frase le pertenece a Max Jacob, de quien parecen haberla tomado Macedonio y Ramón Gomez de la Serna -nunca en libros sino en charlas, de acuerdo a los testimonios- , y obviamente Cortázar, gran conocedor de la obra del surrealista galo. Hay que consignar, además, que la pertenencia de la frase está constatada, entre otros, por Juan Villoro, en su obra "Monterroso: el jardín razonado" (del libro "Efectos personales") . Pero es decididamente el propio Julio Cortázar, que tenía la precisión de la que carece "Caras y caretas", quien escribe en "Un tal Lucas":

"En este época de retorno desmelenado y turístico a la naturaleza, en que los ciudadanos miran la vida de campo como Rousseau miraba al buen salvaje, me solidarizo más que nunca con: a) Max Jacob, que en respuesta a una invitación para pasar el fin de semana en el campo, dijo entre estupefacto y aterrado: "¿El campo, ese lugar donde los pollos se pasean crudos?"; b) el doctor Johnson, que en mitad de una excursión al parque de Greenwich expresó enérgicamente su preferencia por Fleet Street; c) Baudelaire, que llevó el amor de lo artificial hasta la noción misma del paraiso (...) ".

Esperemos que "Caras y Caretas" no peque demasiado seguido de tamañas barbaridades, sobre todo por quienes la hacen, que se dicen tan formales y precisos en sus respectivas disciplinas. En cuanto a su director, no le vendría mal recordar aquel dicho que asegura que "el que mucho abarca, poco aprieta". Y a la historia, para que nos dé sus frutos, a veces hay que apretarla un poco.

Andy Warhol compra sopas Campbell en 1965


Samael Aun Weor: la paja en el ojo ajeno

Samael Aun Weor fundó un engendro que llamó el Movimiento Gnóstico. Su nombre verdadero era Víctor Manuel Gómez Rodríguez y escribió varios libros sobre ocultismo. En uno de ellos se refiere a la masturbación, lo que podemos entender mirándole la cara. Y decía esta barrabasada:

"En cuanto a los masturbadores, bien saben ustedes lo que es el vicio de la masturbación. Cuando alguien se masturba, está cometiendo un crimen contra natura. Después de que ya ha eyaculado la Entidad del Semen, queda cierto movimiento peristáltico en el falo, esto lo sabe cualquier hombre. Durante la masturbación, lo único que recoge el falo con el movimiento peristáltico es aire frío que va al cerebro, así se agotan muchas facultades cerebrales. Innumerables sujetos han ido al manicomio por el abominable vicio de la masturbación. Un cerebro lleno de aire es un cerebro estúpido en un ciento por ciento"

Así que ya saben. Después no digan que no les avisaron.

Dale, que los arqueólogos miran



Pareja de Creta en un antiguo mosaico. Los investigadores sospechan lo que estaban haciendo, aunque por ahora no quieren aventurar hipótesis que no sean 100% científicas.

John Lennon y George Harrison en 1965


Humber, hay que tranquilizarse

No soy hipócrita: me da un poco de asquito

17 de junio de 2008

Palabras justas para mis días recientes


"Las palabras pueden llegar a cansarse y a enfermarse, como se cansan y se enferman los hombres o los caballos. Hay palabras que a fuerza de ser repetidas, y muchas veces mal empleadas, terminan por agotarse, por perder poco a poco su vitalidad. En vez de brotar de las bocas o de la escritura como lo que fueran alguna vez, flechas de la comunicación, pájaros del pensamiento y de la sensibilidad, las vemos o las oímos caer como piedras opacas, empezamos a no recibir de lleno su mensaje, o a percibir solamente una faceta de su contenido, a sentirlas como monedas gastadas, a perderlas cada vez más como signos vivos y a servirnos de ellas como pañuelos de bolsillo, como zapatos usados".

Julio Cortázar

En la provincia de San Juan, en 1885, un niño


15 de junio de 2008

Un lejano recuerdo de mi padre


Tengo un recuerdo muy nítido de aquel viaje. Yo andaba por los cinco o seis años; no menos y seguramente no más, porque mi padre murió cuando tenía siete. Ibamos en tren desde Buenos Aires a la provincia de Corrientes, en épocas en que el viaje duraba casi dos días y un ferry transportaba la formación a lo largo del río Paraná, como si fuera una película de Herzog. Se me escapa la razón por la cual viajábamos solos y, en realidad, mucho no me interesa. Recuerdo el camarote, con las dos camas una encima de la otra (yo en la de arriba). Y justo a la altura de la cabeza, un "ojo de buey" por el que miraba el camino si me ponía boca abajo, con el mentón apoyado en la almohada. En cierto momento, mi padre sacó una caja con varias latas de leche condensada, abrió una y me la pasó (si hubiera vivido más tiempo y el viaje hubiera sucedido años más tarde, quiero creer que me habría pasado una petaca de alguna bebida más fuerte).

En silencio, mirando por la ventanita redonda de un tren y tomando leche condensada, creo haber vivido uno de los momentos más felices de mi vida. Lástima que uno se entera tarde. No recuerdo nada más de ese viaje: ni cuando subimos al tren, ni cuando bajamos, ni nada más. Mucho menos lo que pensaba o lo que sospechaba que pensaba mi papá en esos momentos de silencio. Y eso que, lamentablemente, tengo una memoria a prueba de olvidos. Sin embargo, de ese viaje me queda sólo esa escena que mi mente recorta, seguro no azarosamente. A los amigos del exterior, hoy en la Argentina y en algunos otros países (no en todos), se celebra el Día del Padre.

Humberto Acciarressi

Laurence Olivier y Marilyn Monroe


Elizabeth Taylor, 1951


Anatomía de un asesinato, 1959


Santa Claus en la Guerra de Croacia, 1992


En medio de la crisis, Romeo y Julieta

14 de junio de 2008

Algunos twitteros me rompieron las bolas

El conflicto entre el gobierno y el campo puso de manifiesto algo más grave que los agravios de uno u otro bando, o la falsa antinomia entre ricos de un lado y ricos de otro. Me refiero a la ignorancia (que descubrí en Twitter) de muchas y muchos bobitos "made in Puan", lectores de todo lo que está de moda. Histeriquitos que entre un helado y otro, un pucho y otro, se leen una historieta de Liniers (un grosso si los hay)y se creen expertos en materialismo dialéctico, cuando saben de historia argentina casi lo mismo que la presidenta del país sabe de recorrer las zonas marginales sin varias docenas de guardaespaldas. Tontuelos nacidos en dictadura, que en los setenta se habrían metido de cabeza abajo de la cama y hubieran dicho de Walsh, Urondo, Conti, lo mismo que decía el gobierno peronista de entonces, el mismo de Isabel, López Rega y Casildo Herrera. Y que en la dictadura habrían mentado el "por algo será". Y así como ahora defienden a D´Elía (ex asesor de Pinki, ex menemista, ex aliancista, hoy kirchnerista y mañana...) y al matrimonio K, "la pata sureña del proyecto menemista", como era calificado en los noventa por el Grupo de los Ocho, mañana se los llevará la corriente del momento. Bobitos que boludean en su PC gracias a la platita de papá y mamá, integrantes de la clase media contra la que ahora se tiran. Troskos tardíos que ya no corren peligro por serlo y por eso apoyan a un gobierno que se las da de progresista, aunque jamás se jugaron por nada que no sea competir por si su avatar es más lindo que el de otro twittero. Me rompieron las bolas.

King Kong, 1933


Pajeros si; pero terroristas no


Bicicletas en 1930


Los ojos de Greta Garbo



Le Voyage dans la Lune, 1902, de Georges Melies


13 de junio de 2008

Menéame y el clan de mutantes


No puedo negar que gracias a ese sitio discriminador del resto del mundo de habla hispana que es el español Menéame, he tenido unas cuantas visitas. Pero voy a obviar lo relativo a mis entradas, dado que nunca me los tomé demasiado en serio en ese sentido. Efectivamente, en el caso del campeonato ganado por River, subí un post con el único objetivo de verificar si era el primero en hacerlo. Y, mal que les pese a los "idiotas por naturaleza" (como diría Callejeros), fui nomás el pionero. Y allí algunos me salieron con el Real Madrid y otras boludeces del peor nacionalismo.

Las apuestas que hago con amigos, confieso, son más valiosas que el juicio de la "fisgona" de Menéame (estos muchachos abusaron de Matrix y en cualquier momento introducen a la Pitonisa). Pero por curiosidad me metí en algunos blogs de esos androides que comentan entradas que no son boludeces como las mías, sino verdaderos aportes en las más diversas disciplinas. Y alli la gran sorpresa: los blogs de esos "jueces" dan pena, están mal escritos, sus administradores no le sacan el jugo a la única neurona que poseen, publican fotos suyas con epígrafes que no les interesan ni a sus mascotas, y encima se creen importantes porque otros mutantes piensan como ellos.

No contento con eso, fui a las noticias más meneadas y me encontré, por ejemplo, con una que decía esto: "Desde que Magdalena Álvarez se convirtió en ministra de Fomento, su marido, Juan Manuel González-Aurioles, ha sido promocionado en Emgrisa, una empresa pública de la que ahora es administrador y director general. A su antiguo jefe, que abandonó el cargo tras una sucesión de escándalos, le recolocaron a la sombra de la ministra (...)". Está en portada, tiene más de 400 meneos y la agarré al tun-tun. En lo que a mí respecta, entre el "seleccionar todo" y el "pegar" en mi blog, casi me duermo de tan aburrida y tan poco importante.

Menos mal que mis admirados Alex de la Iglesia, Santiago Segura, Joaquín Sabina y unos cuantos escritores y periodistas, dan cuenta del bizarrismo de algunos de sus compatriotas, en este caso del mundo internauta (sospecho que son pocos, dado que casi todos los que conozco son de gran valía). Asi que muchachos: como dicen ustedes, vayan a hacerse dar por culo.