20 de diciembre de 2014

Rihanna hizo echar a su padre de una gala benéfica


La cosa venía bien. Rihanna había organizado una gala benéfica en Beverly Hills, el Diamond Ball, para ayudar a su fundación Clara Lionel, llamada así en honor a sus abuelos. Sin embargo las cosas no iban a terminar bien para la cantante y actriz, ya que su padre llegó totalmente borracho, protagonizó un incidente y fue expulsado por los guardias de seguridad privada n medio de un escándalo mayúsculo.

"Me tomé dos copas de Johnny Walker Black y tropecé con una silla. Estaba en la alfombra roja para sacarme alguna foto, me encontré con un par de famosos que conocía y me puse a hablar con ellos, entonces alguien dejó una silla mal colocada, me tropecé y me caí. Vi a mi ex [la madre de Rihanna, Monica Braithwaite] buscando a alguien, y unos pocos minutos después de que sacaran la foto, se acercaron unos agentes de seguridad y me dijeron: ´Te vamos a llevar a casa’. Yo ni había visto a mi hija", reveló el padre de Rihanna, Ronald Fenty.

En años anteriores, la cantante tuvo muchos problemas con el padre, del que estuvo distanciada un tiempo y más tarde hasta le pagó la internación en una clínica de desintoxicación en Malibú. Ronald explicó que su recaída se debió, sobre todo, a que se sentía muy "triste" ante la negativa de Rihanna de invitar a sus hermanastros al evento, al que sí acudieron otros miembros de la familia. Sin embargo, Ronald -quien también fue adicto a la cocaína- no para de repetir que no es ningún alcohólico. Todo muy triste.