28 de febrero de 2013

El cura mexicano que dispara agua bendita


Por Humberto Acciarressi

Si me lo cuentan no lo creo. Y para colmo se llama Humberto, como yo, lo cual tiene un lamentable plus. El asunto es que Humberto Álvarez es un cura católico mexicano muy poco ortodoxo. Si uno quisiera enmarcarlo en una tendencia de la iglesia, no alcanzarían las grandes corrientes (preconciliares, posconciliares, etc) que el Vaticano disimula con entusiasmo.

La cuestión es que este cura azteca suele disfrazarse de Superman, Batman y Spiderman, o, cuando está más conservador, utiliza sotanas con los dibujos de estos superhéroes. Hasta alli sólo podría ser considerado un hombre con problemas de personalidad, un bipolar de los tantos que pueblan este conmocionado planeta. Nos damos cuenta de su demencia irreversible cuando nos enteramos de que a la hora de consagrar la misa, el tipo saca detrás del púlpito una pistola de juguete con agua bendita y comienza a dispararle a los fieles de la localidad de Saltillo, la capital de Coahuila de Zaragoza, en el noreste de México y no muy lejos de la frontera con Texas.

Lo peor es su argumento. El piantado con sotana sostiene que quiere "quebrar el protocolo de la misa, despertar una sonrisa de los niños, en una zona violentada por el tráfico de drogas". Y ya sabemos lo que eso significa en México, país de descuartizados y políticos que responden a los carteles. Los métodos de Alvarez le han permitido durar en el cargo por lo menos 14 años, tiempo durante el cual también ayudó en la construcción de varias iglesias locales.

No soy quien para dudar de su fé y sus convicciones, pero en un lugar en dónde las balas zumban y todos los días aparece un muerto por los enfrentamientos entre bandas rivales, utilizar un arma para tirar agua bendita parece un contrasentido. La feligresía de Alvarez, en líneas generales, lo apoya; los chicos se divierten; y algunos son más intolerantes en cuanto a sus métodos. Pero el cura sigue disparando agua bendita con su pistola de juguete y su fanatismo por los cómics.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)


El raro gusto del agua del Hotel Cecil

Por Humberto Acciarressi

La joven pareja llegó al Hotel Cecil, en el centro de Los Angeles, después de correr varios kilómetros. Antes de hacer nada, tomaron agua. Le sintieron un gusto raro, tirando a asqueroso. Mientras, en el bar, una señora mayor que leía el diario terminó un té, llamó al mozo y le confió que no tenía el sabor de siempre. Un pasajero alemán, después de bañarse le contó al conserje que el agua no sólo tenía feo gusto, sino que además llegaba a la canilla con un color bastante raro.

Fueron demasiadas quejas. El dueño el hotel envió a dos personas de mantenimiento a revisar los tanques de agua. Miraron uno, otro, un tercero... A los minutos ambos trabajadores bajaron con los ojos desencajados. En uno de los tanques había una joven muerta. Cuando llegó la policía comenzaron las investigaciones y se constató que el cuerpo era de la turista canadiense Elisa Lam, de 21 años, que había llegado sola de Vancouver y llevaba dos semanas desaparecida. Había arribado el 26 de enero y fue vista con vida por última vez, cinco días más tarde, por obreros del hotel. Un verdadero horror que rápidamente se trasladó a los pasajeros.

Por supuesto, el hallazgo generó temores de que el agua del lugar estuviera contaminada. Fueron varios días durante los cuales la gente había estado tomando esa agua en la que estaba sumergido el cuerpo de la desdichada. "Tan pronto nos enteramos, sentimos arcadas, literalmente", dijo el turista británico Michael Baugh. Oficiales de Seguridad Pública de Los Angeles se hicieron presentes ante la aparición de males mayores y prohibieron la ingesta de agua mientras se realizan pruebas. Honestamente no me imagino a nadie tomando nada salido de esas canillas aunque ningún funcionario se lo ordenara.

En cuanto a Elisa Lam, su muerte es sospechosa. Poco antes de morir, las cámaras de seguridad tomaron imágenes de la canadiense oprimiendo los botones del ascensor y asomándose hacia afuera, volteando la mirada a la derecha y la izquierda. Una historia tremenda.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)

CAPTURA DE PANTALLA DE LA CAMARA DEL ASCENSOR, EN LA QUE SE VE A LA VICTIMA

24 de febrero de 2013

El hermano de Rodas le respondió a Aliverti


El periodista ultrakirchnerista Eduardo Aliverti, "ofendido" por el tratamiento que la prensa no adicta le dio al dramático episodio en el que su hijo, Pablo García Aliverti, que estando totalmente borracho atropelló y mató al trabajador Reinaldo Rodas, pidió que se abra "un debate sobre la ética periodística". Etica que, como es sabido, no tienen "Página 12" y otros medios pauta-dependientes o de amigos empresarios del kirchnerismo y, por carácter transitivo, de Aliverti. Claro, la preocupación del perio-propagandista (que por cierto, también debe estar viviendo un momento terrible) es cómo queda parado su hijo frente a la tragedia de la familia Rodas. Y él, como sus compañeros de ruta, sabe manejar "el relato". Frente al pedido de Aliverti por un debate sobre el rol del periodismo, el hermano de la víctima, Sergio Rodas, le envió una carta abierta pidiéndole un debate mucho más serio. Cosa curiosa lo de estos comunicadores que siempre están a contramano de lo que quiere la gente. Hasta que, en medio de una tragedia, alguien les pone los puntos. Veamos la sensata nota de Sergio Rodas.

Sr. Aliverti:

Tal vez sería de más actualidad sugerir un debate sobre "la irresponsabilidad de conducir ebrio". O de cómo las leyes de este país parecen beneficiar dicha actitud (que el manejar alcoholizado, sea un atenuante) ¿Pero quien soy yo para sugerirle temas de debate? No estoy a su estatura intelectual ni mucho menos. Somos gentes del montón como lo era mi hermano.

Hoy de repente el tema entró por el camino que menos queríamos, ninguno de nosotros (familiares directos) hubiésemos querido mediatizar esta gran tragedia que nos invade y que nos acompañará toda la vida. Pero es así como se siente desde acá abajo, un estado de desamparo que hace insoportable el dolor.

Ahora comprendemos mucho más a las victimas de tránsito, estamos sufriendo en carne propia la sensación de que todo va a quedar en un simple accidente con muerto pero sin culpables. Por esto Sr. Aliverti creo sinceramente que sería más beneficioso para la sociedad un debate profundo sobre este tema, usted que tiene los medios y el poder de hacerlo.

Y como Usted dice la vida de algún modo seguirá… veo que parece ser un buen padre por la forma que protegió a su hijo durante estos días turbios ..y seguramente lo seguirá haciendo, lo seguirá ayudando y conteniendo. Aunque ya es un hombre tiene mucho para enseñarle. Hágalo Usted que puede, mi hermano ya no va poder hacer lo mismo con su hijo.

Atte: Sergio Rodas

(Hermano de Cacho)"


Nada que agregar. Sólo esperamos que se haga justicia.

¿Quiere ser diputado?, preguntaba Roberto Arlt


"Si usted quiere ser diputado, no hable en favor de las remolachas, del petróleo, del trigo, del impuesto a la renta; no hable de fidelidad a la Constitución, al país; no hable de defensa del obrero, del empleado y del niño. No; si usted quiere ser diputado, exclame por todas partes:

-Soy un ladrón, he robado... he robado todo lo que he podido y siempre"

Roberto Arlt

Charles Chaplin confunde cocaína con sal

23 de febrero de 2013

El arte callejero de Jef Aerosol en Buenos Aires


El artista francés Jean-François Perroy, conocido como Jef Aerosol, realizó un work in progress en cinco muros del Centro Cultural Recoleta. La exposición de sus obras podrá visitarse del 6 al 31 de marzo, de forma gratuita, en Junín 1930. Jef Aerosol es uno de los pioneros del arte urbano en Francia. Autodidacta, empezó a intervenir las calles en los 80. Pinta con esténciles personalidades históricas de la música y pone atención en los personajes anónimos de la calle: transeúntes, mendigos y niños, cuyas siluetas transfiere a escala real, en blanco y negro, siempre subrayado con su misteriosa flechita roja, firma y marca del artista. Jef dibujó en varias ciudades del mundo como París, Roma y Barcelona.





Tube: 150 afiches de una historia subterránea


El metro londinense, Tube para los residentes, cumplió 150 años. Por eso, el Museo del Transporte de Londres exhibirá "Poster Art 150. London Underground’s Greatest Designs", una muestra que compila afiches que alguna vez lucieron las estaciones de la red subterránea más antigua del mundo, ya que data de 1863. Entre los creadores hay artistas legendarios como Man Ray, László Moholy-Nagy, Edward McKnight Kauffer y Paul Nash. Un lujo para visitar, si andás por aquellos pagos.





Una azafata hizo un ranking contra los pasajeros

La azafata Gema Ligero elaboró un ranking para el diario El País con los puntos "insoportables" de la conducta de los pasajeros. Es el siguiente:

- Que te pisen y no te pidan perdón

- Que estiren las piernas sacando los pies por el pasillo

- Que se levanten antes de que el avión pare al aterrizar

- Que te ordenen que les subas la maleta de mano

- Que escondan el celular para seguir usándolo cuando les advertiste que tienen que apagarlo

Es es el top five. Y después hay uno en particular, señalado por la azafata de marras:

- "Que quieran coquetear contigo y te den una nota con su número de teléfono"

22 de febrero de 2013

El drama de Rodas, el muerto por el hijo de Aliverti

PABLO GARCIA, EL HOMICIDA AL VOLANTE
REINALDO RODAS, LA VICTIMA DEL HIJO DE EDUARDO ALIVERTI

Por Humberto Acciarressi

"¿Tengo que pagar por dos?, bromeó el conductor en el peaje", titularon los redactores de Policiales de Télam, para luego contar la tragedia. Y lo hicieron por boca de Corina Rodas, hermana de Reinaldo, la persona que marchaba en bicicleta desde el kilómetro 53 de la Panamericana rumbo a su trabajo en el country Mapuche, en el km 49, cuando fue arrollado por un hasta entonces ignoto Pablo Daniel García. En la agencia oficial aún no sabían que era un tema tabú.

Ocurrió el domingo a las 6.30 de la madrugada y lo truculento fue que el conductor, ebrio, condujo 17 kilómetros con el cadáver adosado al vehículo. Y así llegó hasta el peaje mencionado por Télam, que señaló en la crónica: "Incluso se hizo el canchero cuando la chica le advirtió que llevaba una persona muerta". Por esas cosas inexplicables en un país normal, el episodio se conoció tres días y medio más tarde.

El diario Muy difundió en tapa, como primicia, el accidente y el extraño hecho (17 km. con un cadáver en el auto) y poco después se supo más: Pablo García es hijo del periodista ultraoficialista Eduardo Aliverti. Fue dejado inmediatamente en libertad y la familia del muerto aún no entiende nada. Después de un tiempo inconcebible y cuando Twitter estallaba con la noticia de quién era el conductor, Aliverti lo admitió vía Facebook. Había transcurrido el tiempo suficiente para montar un escenario posible para un buen abogado.

Allí comenzó el repudio en las redes sociales y la incongruencia de los medios K, que insólitamente se referían a "la tragedia de Eduardo Aliverti". Viviana Canosa, ayer, le daba ese enfoque al programa de dónde no hizo nada para evitar que echaran a sus compañeros de años. Ningún medio del emporio gubernamental se ocupó del trabajador arrollado, demostrando la verdadera cara de la prensa kirchnerista. "Lo poco que ganaba era para que el nene fuera al colegio", dijo la hermana de la víctima. "Vivía para el hijo", cuentan sus vecinos ¿Por qué se tardó tanto tiempo en conocer estos detalles? Hay demasiadas preguntas sin respuestas.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)

Mississippi abolió la esclavitud...hace unos días


Por Humberto Acciarressi

En el país "modelo", el mismo donde en la década del 60 los negros no podían viajar en los micros para blancos, acaba de ocurrir algo que parece chiste... sin serlo. El estado de Mississippi le puso fin a la esclavitud, 148 años después de que ésta fuera declarada ilegal en el resto del país. Leíste bien. En la nación que abolió la tenencia de esclavos en 1865, es decir 55 años más tarde que la Argentina, hubo estados que se opusieron a aquella enmienda del siglo XIX. Entre ellos Mississippi. Y la esclavitud siguió siendo pan cotidiano en esos lugares.

En 1995, dicho estado reconoció formalmente el fin de la esclavitud. Pero no entregó ciertas actas, cosa que se hizo hace unos pocos días. Técnicamente, hasta enero podías tener uno o más esclavos sin problemas. Lo insólito es la forma en que se produjo el episodio. Resulta que en noviembre del año pasado, dos profesores de la Universidad de Mississippi -Ranjan Batra y Ken Sullivan - fueron a ver "Lincoln", de Steven Spielberg. Luego se metieron en internet y descubrieron que su estado reconoció formalmente el fin de la esclavitud recién en 1995. Y advirtieron la falta de entrega de las actas. Lo demás vino por añadidura, aunque para eso se tuvieron que mover bastante, conseguir papeles, ver funcionarios y otros incordios.

Cuando Oscar Wilde aseguraba que la vida imita al arte no exageraba. Y una nueva prueba la tenemos con la película que desencadenó esta abolición de la esclavitud en Mississippi. El "Lincoln" protagonizado por Daniel Day-Lewis trata precisamente de los últimos meses de vida del presidente estadounidense y sus esfuerzos para que la 13° enmienda a la Constitución de los EE.UU. fuera aprobada por la Cámara de Representantes. Jamás hubiera imaginado que habría que llegar al siglo XXI, para que un remotísimo e inimaginable 7 de febrero del 2013 su sueño se convirtiera en realidad. Sólo para refrescar el dato: Lincoln inició su segundo mandato presidencial consecutivo el 4 de marzo de 1865 y fue asesinado el 15 de abril.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)


20 de febrero de 2013

Otra de los chinos: construirán el Titanic II


Por Humberto Acciarressi

Ya conocés la historia del Titanic, hundido en las primeras horas del 15 de abril de 1912 tras chocar con un iceberg. Y si no la conocés viste la película. Y si tampoco hiciste eso, alguien te la habrá contado. Y si no entrás en ninguna de estas opciones, sos un marciano y no de los más desarrollados. Lo cierto es que el transatlántico se hundió, arrastró al fondo del mar a mil y pico de pasajeros y se convirtió en una leyenda en todos los mares del mundo.

El año pasado se cumplió un siglo de la tragedia. Y para celebrar el acontecimiento, un magnate minero australiano, llamado Clive Palmer, creó una compañía, la Blue Star Line (el mismo nombre que la histórica), y le encargó a una empresa china la construcción de la réplica del barco mítico, que se llamará Titanic II. Pero el multimillonario no quiere el barquito para mostrárselo a los amigos, sino para que haga el mismo recorrido que condujo al fondo del océano a su antecesor. El bote tendrá nueve cubiertas y camarotes para acomodar a 900 tripulantes y 2.400 pasajeros.

Lo lindo es que centenares de personas de todo el mundo ya están llamando para comprar un pasaje para el viaje que se llevará a cabo en el 2016. Algunos se ofrecen a pagar fortunas, incluso de hasta un millón de dólares. Los diseñadores del Titanic II, en tanto, trabajan codo a codo con investigadores históricos para que el barco sea una réplica exacta del malogrado antepasado.

Para ser honestos hay que señalar una precaución tomada por el magnate (la quinta persona más acaudalada de Australia). Claro, el tipo que hizo una fortuna que supera los 5.200 millones de dólares no es precisamente un tonto. Se dice -a mí no me consta- que los astilleros chinos no son los mejores ni de lejos. Un agujero en el nivel de flotación y el buque se va a pique. Por eso, para el viaje de inauguración que conectará Inglaterra con los Estados Unidos, Palmer pidió que su transatlántico sea escoltado por barcos de la marina china. No es mala idea con millones de personas rezando para que vuelva a hundirse.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)


EL MAGNATE CLIVE PALMER, JUNTO A UNA FOTO DE SU OBSESION

Subastan un mural de Banksy que fue robado

Un mural de Banksy ("Slave Labor- bunting boy" o "Tarea esclava -el chico de los banderines") se puso a subasta en un sitio web de EE.UU. con una base de 500 mil dólares. La obra desapareció de la pared de una tienda de Londres y misteriosamente fue encontrada entre un lote de pinturas en Miami.

Oscar Pistorius escribió su gloria y su tragedia


Por Humberto Acciarressi

Oscar Pistorius, hasta hace unos pocos días, era un hombre para admirar e inspirar los textos más conmovedores en la lucha contra la adversidad. El atleta sudafricano, a quien a los once meses de edad le fueron amputadas ambas piernas, gracias a sus prótesis transtibiales había alcanzado marcas mundiales en juegos paralímpicos. Todo parecía ir bien hasta el último 14 de febrero, Día de los Enamorados.

Allí comienza la segunda etapa de la biografía pública de Pistorius, la que seguramente será su tragedia. De acuerdo a su relato, en horas de la madrugada, su novia, la modelo Reeva Steenkamp, quiso darle una sorpresa, entró en la casa, y el deportista, un paranoico, le pegó cuatro tiros en los lugares más vitales del cuerpo, incluyendo la cabeza. La policía negó de plano esa versión y se dedicó a investigar.

En el curso de esta tragedia griega con escenario en Pretoria, en la casa del atleta fue encontrado un bate ensangrentado. Cuatro tiros, vaya y pase. Pero un palazo en la cabeza sin darse cuenta de que la víctima es la novia, es poco creíble. Y aquí comienzan a aparecer los condimentos de esta historia. "He matado a mi chica... que Dios me lleve", le dijo a un amigo. Los vecinos se habían quejado por un escándalo previo y la policía entró cuando Pistorius bajaba las escaleras con la joven en brazos. Todo indica que le había disparado mientras Reeva estaba sentada en el inodoro. La muchacha aún vivía cuando llegaron los agentes, pero no cuando lo hicieron los médicos.

El atleta es un desquiciado. Hasta que fue detenido dormía con una pistola bajo la almohada, una metralleta en la ventana y un bate detrás de la puerta. Hace unos meses se le disparó un arma en un restaurante y casi liquida a un amigo. Reeva, modelo top sudafricana, estaba participando en un reality. Se cuenta que andaba coqueteando con otro hombre. Este hecho no será un dato menor en el momento en que comience el juicio al hombre que pasó de la gloria al oprobio en una noche que aún es un misterio.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)



Una Manuela con menos suerte que Manuelita


Por Humberto Acciarressi

Manuelita, la tortuga oriunda de Pehuajó que emigró en busca de nuevos horizontes a París, vivió venturas y desventuras durante años, pero su vida tiene un final abierto -que uno intuye feliz- cuando retorna a sus pagos en busca de su tortugo. María Elena Walsh escribió su historia con tanta poesía que poco importa si Manuelita es un personaje o no: nuestra tortuga más famosa existe y basta. Quienes no crean en ella que se queden con el chupacabras.

En Brasil, lejos de Pehuajó -y mucho más lejos para una tortuga- vivió toda su vida Manuela, un quelonio que no gozó la vida aventurera de Manuelita. Tuvo, por cierto, una vida mucho más trágica. El problema de la tortuga argentina era de índole existencial: el paso del tiempo, el advenimiento de la vejez. El de la brasilera fue menos filosófico, aunque más dramático.

Una familia carioca, los Almeida, convivieron durante varios años con Manuela. Por los 80, el animalito desapareció. Sus dueños creyeron que había escapado por la puerta y quizás alguno, hasta sospechó que seguiría los pasos de su familiar argentina. La buscaron en el barrio, le preguntaron a sus vecinos, pusieron algún cartel, se consolaron entre ellos, y finalmente la olvidaron. Y así pasaron los años.

Hace unos días, los Almeida resolvieron ordenar la casa, tirar tras- tos viejos, acomodar otros. Quienes son enemigos de la limpieza tienen otro argumento en contra. En medio de los diarios viejos, maderas e hierros que uno guarda para que los tiren sus hijos, la familia carioca encontró a Manuela. Valga una aclaración: no encontraron su cadáver. La tortuga estaba viva. "En ese momento me quedé pálido y no lo creí", confesó Leandro, uno de los hijos a un diario local.

El bicho estaba cubierto de polvo y hay que suponer que, a menos que le metan rasqueta con Odex, quedará así. Los veterinarios dicen que sobrevivió comiendo insectos como polillas y arañas. No lo creo. Esa tortuga tiene algún poder que ignoramos. Y a Brasil le falta una María Elena Walsh.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)


18 de febrero de 2013

Run- Run se fue pa´l Norte



En un carro de olvido,
antes del aclarar,
de una estación del tiempo,
decidido a rodar.
Run-Run se fue pa´l Norte,
no sé cuándo vendrá.
Vendrá para el cumpleaños
de nuestra soledad.
A los tres días, carta,
con letra de coral,
me dice que su viaje
se alarga más y más,
se va de Antofagasta
sin dar una señal,
y cuenta una aventura
que paso a deletrear,
ay ay ay de mí.

Al medio de un gentío
que tuvo que afrontar,
un transbordo por culpa
del último huracán,
en un puerto quebrado
cerca de Vallenar,
con una cruz al hombro
Run-Run debió cruzar
Run-Run siguió su viaje
llegó al Tamarugal.
Sentado en una piedra
se puso a divagar,
que si que esto que lo otro,
que nunca que además,
que la vida es mentira
que la muerte es verdad,
ay ay ay de mí.

La cosa es que una alforja
se puso a trajinar,
sacó papel y tinta,
un recuerdo quizás,
sin pena ni alegría,
sin gloria ni piedad,
sin rabia ni amargura,
sin hiel ni libertad,
vacía como el hueco
del mundo terrenal
Run-Run mandó su carta
por mandarla no más.
Run-Run se fue pa´l Norte
yo me quedé en el Sur,
al medio hay un abismo
sin música ni luz,
ay ay ay de mí.

El calendario afloja
por las ruedas del tren
los números del año
sobre el filo del riel.
Más vueltas dan los fierros,
más nubes en el mes,
más largos son los rieles,
más agrio es el después.
Run-Run se fue pa´l Norte
qué le vamos a hacer,
así es la vida entonces,
espinas de Israel,
amor crucificado,
corona del desdén,
los clavos del martirio,
el vinagre y la hiel,
ay ay ay de mí.

Violeta Parra

Porky Pig: The timid toreador (año 1940)

17 de febrero de 2013

Batman antiguo y bizarro


Metrópolis


Las excusas de Boudou no las cree ni él mismo


Por Humberto Acciarressi

La historia recordará al vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, en el lote de los funcionarios kirchneristas más sospechados de actos de corrupción y uno de los mayores expertos en el doble discurso. Ahora, tras el escándalo destapado por el diario La Nación en lo referido a los muebles de lujo para su despacho en el Senado, Boudou se defendió con la eficacia de un hámster: "No me los llevé a casa". Y eso después de haber hablado de su antecesor en el cargo, Julio Cobos, a quien acusó de gastar dinero en viajes y custodias. Como verás, los argumentos de quien cree que tendrá la vaca atada toda la vida. Suelen ser los que hacen más ruido a la hora de la caída.

El ex UCD, guitarrero en sus ratos libres y baluarte en la lucha contra los periodistas independientes, dice que fue sobreseído en la causa por la reforma de su despacho. Vale recordar que el juez que le "tocó en suerte" fue Oyarbide, por si eso te dice algo. Ocurre que el vicepresidente omite señalar que el magistrado que merecería la llave de la ciudad de Las Vegas por la suerte que tiene en los sorteos de causas, lo sobreseyó por no superar los $ 100.000 en los gastos. Ni siquiera visitó la Cámara Alta. Ahora se sabe que Boudou llegó a $ 238.000 según la investigación del matutino porteño, metiendo mano a fondos que sólo pueden utilizarse en casos de emergencia.

Es muy irritativo que el vice del gobierno que dice que una familia puede comer con seis pesos diarios, haya comprado -del erario público- una mesa italiana por más de 42 mil pesos; una cifra superior a los 37 mil pesos por unas sillas diseñadas por un estadounidense; y más de 15 mil pesos en una lámpara. Por supuesto, en los canales y programas a los que está abonado, como el propagandístico "678", el vice se siente a gusto. Nadie le hace preguntas "molestas", ya que el dinero que paga a entrevistadores y entrevistados viene del mismo lado: del bolsillo del pueblo. Es decir, de la gente que no puede comprar mesas de casi 50 mil pesos.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)

Un fantasma recorre el mundo


"Un fantasma recorre el mundo: en su bicicleta, el único superviviente de la especie vaga por una Europa desierta, purificada de toda vida humana. Los vestigios de la civilización siguen en pie, instantánea del momento previo a la hecatombe; pero es el "instante" el que se deteriora, como una fotografía cuyos colores se van desvaneciendo: en los almacenes las conservas se pudren en sus latas sin que nadie las consuma, en el correo amarillean las cartas nunca despachadas, la hierba invade las calzadas que sólo cruzan animales salvajes, al volante de un auto inmóvil un esqueleto femenino no se decide a partir. Saqueador apacible, el último hombre se sirve de lo que encuentra en su camino (¿qué mejor abolición de la propiedad privada que la extinción de todo propietario?). También él morirá, y ese día la humanidad habrá dejado incluso de ser un mal recuerdo: Me alegro de que todo haya acabado"

Arno Schmidt

En ese silencio, el Tíber


"Desde la cúpula de San Pedro, detrás del Ponte Sisto, a la isla Tiberina, detrás del Ponte Garibaldi, el aire estaba tenso como una piel de tambor. En ese silencio, el Tíber, todo amarillo, discurría entre las altas murallas, que apestaban a meadero bajo el sol, como si los detritus con que se había cargado más arriba pudieran llevar sus aguas siempre más lejos"

Pier Paolo Pasolini

10 de febrero de 2013

Cabeza de Stalin en la Revolución Húngara de 1956


Obra inconclusa


It Happened One Night


Jim Carrey imita a celebridades en 1992



"Yo era dios, sencillamente, porque era hombre"

"Las azarosas experiencias de la juventud habían llegado a su fin, y también su urgencia por gozar del tiempo que pasa.A los cuarenta y cuatro años me sentía libre de impaciencia, seguro de mí, tan perfecto como mi naturaleza me lo permitía, eterno. Y entiende bien que se trata aquí de una concepción del intelecto; los delirios, si preciso es darles ese nombre, vinieron más tarde. Yo era dios, sencillamente, porque era hombre. Los títulos divinos que Grecia me concedió después no hicieron más que proclamar lo que había comprobado mucho antes por mí mismo. Creo que hubiera podido sentirme dios en las prisiones de Domiciano o en el pozo de una mina. Si tengo la audacia de pretenderlo se debe a que ese sentimiento apenas me parece extraordinario, y no tiene nada de único. Otros lo sintieron, o lo sentirán en el futuro. (...) Una parte de cada vida, y aún de cada vida insignificante, transcurre en buscar las razones de ser, los puntos de partida, las fuentes"

Marguerite Yourcenar (fragmento de "Memorias de Adriano")

9 de febrero de 2013

No lo hagas mamaaaaaaaá !!!!


Superman se toma una foto carnet


It, the terror from beyond space, 1958


No son extras: son policías de verdad !!!


La aseguradora no se hace cargo


La recompensa del sheriff, 1914


¿Qué te pasa?, ¿sos tímido?


Las torres gemelas


Inmigrantes vascos en Buenos Aires, 1942