29 de diciembre de 2008

A propósito de la guerra

" (...) En muchas culturas africanas está extendida la creencia de que el ser humano muere definitivamente sólo cuando muere la última persona de las que lo han conocido y recordado. En otras palabras, alguien deja de existir sólo cuando abandonan este mundo todos los portadores de su memoria. Algo parecido también ocurre con la guerra. Los que han sobrevivido a una, nunca lograrán librarse de ella. La guerra persiste en ellos como una joroba en el pensamiento, como un doloroso tumor que ni siquiera el más eminente de los cirujanos es capaz de extirpar (...)"

Ryszard Kapuscinski 
(Fragmento de "La jungla polaca")


Tres hermanos palestinos de 8, 12 y 14 años, muertos hoy en un bombardeo israelí a un campo de refugiados (Foto de AP)

25 de diciembre de 2008

El hielo también es poderoso


"Algunos dicen que el mundo acabará entre llamas,
Otros dicen que entre hielos.
De lo que yo he saboreado del deseo
Estoy de acuerdo con aquellos que favorecen el fuego.
Pero si tuviera que perecer dos veces,
creo que conozco bastante de odio
como para saber que, para la destrucción,
el hielo también es poderoso
Y bastaría "

Robert Frost 
("Fuego e hielo")

Dos chicos mensajeros en el Buenos Aires de 1947


23 de diciembre de 2008

¿Epica en un campeonato de futbol?

"Las palabras pueden llegar a cansarse y a enfermarse, como se cansan y se enferman los hombres o los caballos. Hay palabras que a fuerza de ser repetidas, y muchas veces mal empleadas, terminan por agotarse, por perder poco a poco su vitalidad. En vez de brotar de las bocas o de la escritura como lo que fueran alguna vez, flechas de la comunicación, pájaros del pensamiento y de la sensibilidad, las vemos o las oímos caer como piedras opacas, empezamos a no recibir de lleno su mensaje, o a percibir solamente una faceta de su contenido, a sentirlas como monedas gastadas, a perderlas cada vez más como signos vivos y a servirnos de ellas como pañuelos de bolsillo, como zapatos usados".

Julio Cortázar

Con motivo de la obtención del campeonato Apertura por Boca (el Clausura había sido de River), vuelven a repetirse aquellos vicios del idioma que indignaban a Julio Cortázar hace una treintena de años. Y a tantos otros con anterioridad y a posteriori. Se habla de "épica", como otros le dicen "genio" a cualquiera y en tiempos de dictadura se mentaban los "derechos humanos" en la Argentina. Qué decir de otras palabras como "democracia", "tolerancia", etc, que de tanto abusar de ellas han perdido el sentido aquel que les concede su propia existencia. Esto es, apenas, un blog. Ni siquiera está alojado en un medio de gran tirada,incluyendo en el que yo trabajo. Pero acá tengo la libertad de decir lo que se me antoja, sin que nadie se enoje. Por eso, amigos, digo que la épica es un género literario que ni remotamente, ni con la mejor buena voluntad, puede ser asociada a un partido de futbol o a un equipo. La grandeza épica está ligada, por definición, a una empresa grande, ilustre, importante para una nación o para la humanidad entera; realizada con valor y superación de graves peligros. La épica incluye lo maravilloso, es decir, la intervención de los poderes sobrenaturales en los negocios humanos.

Y si se quisiera, haciendo uso de cierta licencia poética algo exagerada, la épica de este último campeonato no corrió por cuenta de Boca, sino de Tigre, que lo enfrentó y le ganó los dos partidos. ¿Que a Boca se le murió el presidente y que aún asi "sacó coraje" y fue en busca de un homenaje?, ¿que se quedó sin Riquelme en el partido decisivo?, ¿que varios de sus jugadores no pudieron estar presentes por sus lesiones durante el campeonato?, ¿...?. Con ese criterio, la épica (e insisto en que la palabra es exagerada aunque periodísticamente previsible), corrió por cuenta de Tigre, que jugó la final sin sus dos hombres más importantes (el arquero Islas y el volante y goleador Castaño), y asi y todo...le volvió a ganar a Boca por segunda vez en el campeonato. El título número 23 del cuadro de la Ribera (por ahora bien lejos de su eterno archirival riverplatense) no tiene nada que ver con la épica. Tiene que ver, y mucho, con la suerte de haberle hecho un gol de más a un San Lorenzo lamentable. El resto es apenas la reiteración de esos lugares comunes que tanto le molestaban a Cortázar y que tanta gracia le causaban a Fontanarrosa.

Haga patria, no mate a nadie


Por Humberto Acciarressi

En un boliche de la calle Lavalle, donde se venden remeras con leyendas de todo tipo, hace un tiempo se conseguía una con una inscripción abismal: "Haga patria. Mate a un flogger". Respuesta inducida por el fabricante de remeras, a otra que rezaba con idéntico salvajismo: "Haga patria. Mate a un emo". Con remera o sin remera, un adolescente de 16 años, en Córdoba, acaba de ser asesinado a patadas en el piso, por vestir como flogger, por ser un flogger.

Su nombre, Guillermo Cáceres, pronto será olvidado por todos, salvo por sus familiares y amigos. Una de las últimas imágenes de su fotolog (en la Argentina hay cinco millones de usuarios), lo muestra abrazado con un amigo y un río de fondo. Como muchas otras cosas, la moda flogger se originó en la Argentina. Las tribus urbanas no nacieron acá, pero cunden en nuestras ciudades con sus símbolos de pertenencia.

Ahora, el mártir fue un joven a quien una moda (lo más efímero de lo efímero) lo llevó a la muerte. Los verdugos, no menos de ocho que lo patearon hasta matarlo. En la película "Sin rastros", un cyberasesino pone a sus víctimas a expensas del público en un site. Aunque cada vez que alguien entra acelera la muerte de la persona, eso no detiene a los espectadores, que ingresan para ver el crimen en directo. A veces, la compra de una remera, como ir al sitio de un asesino, no es tan inocente como parece. Y entre una inscripción en una remera y una muerte puede haber un paso.

(Publicado en "La columna del editor" de La Razón de Buenos Aires)

19 de diciembre de 2008

El Indio Solari y la mística que se renueva

Por Humberto Acciarressi

Dos pelados, Luca Prodan y el Indio Solari, sintetizan la mística religiosa del rock nacional. El líder de Sumo murió antes de alcanzar la "santidad", que le llegó después de su último y pobre recital en el estadio de Los Andes. A Carlos Solari, con "Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota", le tocó ejercer el sacerdocio en vida.

Y logró lo que no obtuvieron ni Charly, ni Spinetta, ni Soda, ni nadie: convertirse en el primer músico de rock que lleva su propia hinchada allí donde toca. Y siempre, desde "Gulp" hasta "Ultimo bondi a Finesterre" en tiempos redondos, con "El tesoro de los inocentes (bingo fuel)" o "Porco Rex" de solista, el Indio jugó de local.

Salvo los Stones, todas las bandas relevantes del planeta se separaron. A los Redondos también les tocó, no sin antes haber dejado una rica herencia. El Indio sigue en la brecha y este fin de semana se presenta en La Plata con Calamaro de invitado. Hace dos meses, en San Luis, la máquina latió ante 36 mil personas. En ese mismo momento, en Buenos Aires y gran parafernalia, se realizaba el Pepsi Music con grandes bandas locales e internacionales. Ninguno, ni Calamaro en el cierre, llegó a las 30 mil asistentes. El Salmón se acercó; los otros no.

Generación tras generación, cuando el Indio dice "Yo sé que no puedo darte más que un par de promesas. Tics de la revolución, implacable rocanrol y un par de sienes ardientes que son todo el tesoro", la gente le cree. Gran música, bella poesía, mucha mística. Son pocos los que resisten el hechizo.

(Publicado en "La columna del editor" de La Razón de Buenos Aires)

Hay que educar a Niní


Primer blindado de transporte de valores de Buenos Aires, 1928


Piratas en el Río de la Plata


Por Humberto Acciarressi

Si algo faltaba para que la inseguridad llegara a límites de pesadilla, era la aparición de corsarios en las aguas del Río de la Plata. Lejos del encanto marítimo de las andanzas de los piratas reales o imaginarios (con loro o sin loro, pero siempre en aguas profundas y de colores de maravilla), un par de "acuachorros" asaltaron a dos empresarios que navegaban por el Río de la Plata, a la altura del partido de Quilmes. No lo hicieron con una nave a vela y la inconfundible bandera pirata de la calavera con las tibias cruzadas, sino en una moderna moto de agua, bastante efectiva a los fines propuestos. Tuvieron, eso así, una gentileza digna de los viejos corsarios: antes de tirar al agua a los asaltados, los munieron de sendos chalecos salvavidas. El metro cincuenta de profundidad a 350 metros de la costa no lo hubiera requerido, pero una atención es una atención.

Lo que queda claro es que el Mapa de la Inseguridad de Francisco de Narváez resulta insuficiente, a menos que incorpore en el mismo el área comprendida por la plataforma submarina argentina. Los robos ya no tienen escenarios excluyentes, incluso si se considera que los "hombres-araña" trepan paredes. El aire está en duda, pero se desconoce la última palabra en la materia. En lo que hace a los piratas, siempre quedaría la posibilidad de recurrir a Aquaman, aquel superhéroe de la D.C. Comics creado por Paul Norris y Mort Weisinger. Aunque claro: el problema es que no existe.

(Publicado en "La columna del editor" en La Razón de Buenos Aires)

17 de diciembre de 2008

Relaciones amorosas y cine de comedia


Por Humberto Acciarressi
 
Un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad Heriot-Watt de Edimburgo, dice que las comedias románticas "made in Hollywood" pueden aniquilar un amor. ¿El motivo? Generan expectativas muy altas y una falsa sensación de "relación perfecta". Y además critican a los directores. Insólitamente, la ciencia se aferra a aquella afirmación de Oscar Wilde referida a que "la realidad imita al arte".

Sin embargo, echarle la culpa de los fracasos de una pareja al cine es como afirmar que los chanchos vuelan porque un loco tiró un porcino en paracaidas y éste sobrevivió. No es serio. El arte no mata lo que no está condenado a morir. La comedia romántica ha devenido en romances de la vida real, pero si no fuera así, tampoco importaría. Salvo que uno sea el personaje de Kathy Bates en "Misery".

Hace años, la feminista Marilyn Friedmam realizó una denuncia. Rhett Butler, el capitán sureño encarnado por Clark Gable en "Lo que el viento se llevó", violó a Scarlett O'Hara (Vivian Leigh) en la escena cumbre del romanticismo del cine. Pero las relaciones sado-masoquistas no cundieron entre los millones de espectadores. El autor de estas líneas no conoce a nadie que se haya separado porque su pareja no sea Brad Pitt o Angelina Jolie. Sí porque "La guerra de los Roses", del gran comediante Danny DeVito, tiene mucho de la vida real. Para concluir: los científicos deberían mirar más comedias. En los últimos años, casi sólo tratan de relaciones imperfectas.

(Publicado en la "Columna del Editor" de La Razón de Buenos Aires)

La oveja no espera

Deme tres que lean a Foucault...de carne

16 de diciembre de 2008

Cuando el niño era niño...


"Cuando el niño era niño andaba con los brazos colgando,
quería que el arroyo fuera un río,
que el río fuera un torrente, y que este charco fuera el mar.
Cuando el niño era niño no sabía que era niño,
para él todo estaba animado,
y todas las almas eran una.
Cuando el niño era niño no tenía opinión sobre nada,
no tenía ninguna costumbre,
se sentaba en cuclillas,
tenía un remolino en el cabello,
y no ponía caras cuando lo fotografiaban.
Cuando el niño era niño era el tiempo de preguntas como:
¿Por qué yo soy yo y por qué no tú?
¿Por qué estoy aquí y por qué no allí?
¿Cuando empezó el tiempo y dónde termina el espacio?
¿Acaso la vida bajo el sol no es sólo un sueño?
Lo que veo y oigo y huelo,
¿no es sólo la apariencia de un mundo ante el mundo?
¿Existe de verdad el mal y gente que realmente son malos?
¿Cómo puede ser que yo, el que soy,
no fuera antes de devenir,
y que un día yo, el que yo soy,
no seré más ese que soy?.
Cuando el niño era niño le costaba tragar las espinacas,
los chicharos, el arroz con leche y la coliflor al vapor,
y ahora come todo, no solo por necesidad.
Cuando el niño era niño alguna vez despertó en una cama extraña,
y ahora, lo hace seguido.
Muchas personas le parecían bellas,
y ahora, solo en ocasiones de suerte.
Se imaginaba claramente un paraíso,
y ahora, cuando mucho, lo adivina.
No podía pensar una nada,
y hoy, se estremece ante ella.
Cuando el niño era niño jugaba entusiasmado,
y ahora se concentra como antes
solo cuando se trata de su trabajo.
Cuando el niño era niño las manzanas y el pan le bastaban de alimento,
y todavía es así.
Cuando el niño era niño las moran le caían en la mano, como sólo caen las moras,
y aún es asi todavía;
las nueces frescas le ponían áspera la lengua,
y ahora todavía;
encima de cada montaña tenía el anhelo de una montaña más alta,
y en cada ciudad el anhelo de una ciudad aún más grande
y siempre es así todavía.
En la copa del árbol tiraba de las cerezas
con igual deleite como hoy todavía;
se asustaba de los extraños
como todavía se asusta;
esperaba las primeras nieves
y todavía las espera.
Cuando el niño era niño
lanzó un palo como una lanza contra el árbol
Y hoy vibra ahí todavía"

Peter Handke 
(Fragmento del guión de la película de Wim Wenders "Der Himmel über Berlin", o "Cielo sobre Berlín", inexplicablemente conocida entre nosotros como "Las alas del deseo". En este mismo blog, en una oportunidad, publicamos una parte)

No me jodan: era cantado

Era cantado. La final del Campeonato Nacional de Futbol para Ciegos, finalmente la ganó Bella Vista de Mendoza en definición por penales. Lo más paradójico es que el mejor jugador de River Plate, el otro finalista, fue Silvio Velo, que convirtió los goles que apenas le alcanzaron para llevar el encuentro a un desempate desde los doce pasos. Más alla de cualquier otro dato anecdótico del partido, el mejor entre los ciegos fue Bella Vista. A mí no me jodan: acá hubo arreglo.

ARRIBA: COMO QUEDO LA TABLA DE POSICIONES.

15 de diciembre de 2008

Cuando se es niño no se usan palabras

"(...) En Africa, el impudor del cuerpo era magnífico. Creaba distancia, profundidad, multiplicaba las sensaciones, tejía una red humana alrededor de mí. Armonizaba con el país ibo, con el trazado del río Aiya, con las chozas del pueblo, sus techos color leonado, sus paredes color tierra. Brillaba en esos nombres que entraban en mí y que significaban más que nombres de lugares: Ogoja, Abakaliki, Enugu, Obudu, Baterik, Ogrude, Obubra. Impregnaba la muralla de la selva lluviosa que nos rodeaba por todas partes. Cuando se es niño no se usan palabras ( y las palabras no están usadas). En esa época estaba muy lejos de los adjetivos, de los sustantivos. No podía decir, ni siquiera pensar: admirable, inmenso, potente. Pero era capaz de sentirlos (...)"

J.M.G.Le Clezio (Fragmento de "El africano", recién reeditado por Adriana Hidalgo)

Fotos de John y Yoko que no se conocían


John Lennon y Yoko Ono realizaron, desde su cama en un hotel de Amsterdam en marzo de 1969, uno de los más famosos pedidos por la paz. El mismo fue retratado por el fotógrafo holandés Nico Koster, quien sólo publicó algunas de las 150 tomas. Del tema nos informa la compañera y amiga Cecilia Profético. Ver acá.

12 de diciembre de 2008

Reivindicación necesaria del dato inútil


Por Humberto Acciarressi
 
Primero lo primero. Físicos de la Universidad Técnica de Clausthal, alemanes ellos, consiguieron medir la velocidad con que es despedido el corcho de una botella de champán que ha sido agitada.
La cifra es casi escandalosa: 40 kilómetros por hora. Pero los científicos van más allá: aseguran que la fuerte velocidad no da tiempo a ponerse a resguardo. O dicho en buen criollo, quien se encuentre a tiro no tendrá tiempo de agacharse y evitar el corchazo.

Lo que no aclaran los cables es el tiempo que les insumió llegar a tan trascendente revelación, ni cuántas botellas destaparon antes, ni siquiera si el dato cayó de casualidad, como la manzana de Newton, o en medio de una borrachera colectiva. Hay algo, sin embargo, que no admite dudas: la humanidad podría prescindir de ese dato sin riesgo de extinción.

A pesar de esto no deberíamos prejuzgar esas revelaciones de la ciencia. En este tren, esta columna informa que el ojo del avestruz es más grande que su cerebro; un estornudo viaja por la boca a 965 km horarios; una persona muere más rápido por no dormir que por no comer; y las hormigas no duermen. Y para que su paso por acá no haya sido inútil, sepan que en el mundo hay más pollos que personas y que el rey de corazones es el único rey sin bigotes. Pero nunca olviden que si uno grita constantemente durante 8 años, 7 meses y 6 días, produce la energía sonora para calentar una taza de café. Aunque usted no lo crea.

(Publicado en la "Columna del Editor" de La Razón de Buenos Aires)

10 de diciembre de 2008

Parece una joda, pero no lo es

Un compañero de la sección Deportes (autor de ese buen blog que es Ese es el tema) me acaba de pasar un cable de agencia con la siguiente información: uno de los equipos finalistas del hexagonal que definirá el Campeonato Nacional de Futbol para Ciegos es... Bella Vista. Parece una joda, pero es real. El equipo es mendocino. El cable fue rigurosamente chequeado. Lo que no sabemos es quien fue el hijo de puta que tuvo la idea de inscribirlos.

9 de diciembre de 2008

Acá estamos de vuelta


Después de unos días en la provincia de San Juan, a donde fui enviado por el diario para hacer una serie de crónicas que referirán unos 1.400 kilómetros de recorrido, estoy acá de vuelta. Anduve desde un extremo a otro de la provincia, charlando con gentes, disfrutando de montañas, llanuras, zonas nevadas en pleno verano, calores secos que no me mataron con la humedad de Buenos Aires, sitios históricos y otros que harán historia. Todo eso me dejó con un entusiasmo bastante parecido a la felicidad, en la que creo a medias. Lamentablemente o no, en toda la zona cordillerana fue imposible conectarse a internet; incluso el mismísimo celular carecía de señal. Por eso fue imposible mantener este blog en órbita. Como dice Sherezade en un comentario del post anterior, el conejo parecía estar obstruyendo el camino. Pero lamento informarles que A través del Uniberto sobrevivirá hasta a su propio administrador (para lo cual tendré que hacerme clonar). De manera que, al decir de Jack Kerouac, otra vez estamos "en el camino". Abróchense los cinturones, recuerden que éste es un viaje sin retorno, y que nadie puede dejar de lado sus sueños sin caer en los peores abismos. Asi que amigos, sigamos juntos con esta aventura.

1 de diciembre de 2008

Siempre en mi memoria


En el Día Mundial de la Lucha contra el Sida: por los que ya no están; por los que le pelean a la enfermedad en el día a día; por los que combaten contra el miedo; por los que sufren discriminaciones; por los que tienen temor del "qué dirán" y lloran en silencio; por los que saben de qué se trata realmente el dolor y el desamparo; por los que le ponen alegría al sufrimiento; por los que no tienen fuerza para hacerlo; por aquellos que no se preguntan - como decía el poeta John Donne - por quien doblan las campanas, dado que saben que las campanas doblan por todos; por quienes intuyen que el Día Mundial sólo debe ser una triste metáfora, ya que la lucha continúa todos los días; por quienes acompañan y por quienes aún no encuentran la forma de hacerlo. Por todos y para todos, el recuerdo en las palabras poético-proféticas de John Donne: 



"Nadie es una isla completa en si mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente, nunca preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti" 

(Repetición del mismo texto escrito y publicado en este blog en los dos años anteriores, a días de la muerte por HIV de mi hermano Leonardo)

28 de noviembre de 2008

Un hombre afortunado


En 1967, John Berger y el artista fotográfico Jean Mohr convivieron un tiempo con John Sassall, un médico inglés que trabajaba en una comunidad rural perdida en un bosque británico. Las fotos de Mohr y los textos de Berger (uno de los más lúcidos pensadores del último medio siglo), pueden verse y leerse en "Un hombre afortunado", obra de 1967 ahora reeditada en Argentina por Alfaguara. Pero hay una historia fuera de la ¿literatura?, ¿reportaje?, que constituye este libro. Y después de no mencionarla durante sucesivas ediciones, Berger ahora la cuenta asi en un epílogo:

"Cuando escribí las páginas precedentes -y pienso en particular en las últimas, donde se habla de la imposibilidad de resumir la vida y la obra de Sassall - no sabía que quince años después se suicidaría. En una cultura como la nuestra, en la que priman la inmediatez y el hedonismo, se suele considerar que el suicidio es un comentario negativo. ¿Qué falló?, pregunta, ingenua. Pero el suicidio no constituye necesariamente una crítica de la vida a la que pone fin: puede que pertenezca al destino de esa vida. Esta es la visión de la tragedia griega.
John, el hombre al que tanto quise, se suicidó. Y, en efecto, su muerte ha cambiado la historia de su vida. La ha hecho más misteriosa. Pero no más oscura. No es menos luminosa ahora; simplemente, su misterio es más violento. Y este misterio hace que me sienta más humilde frente a él. Y frente a él, no intento encontrar lo que podría haber anticipado y no supe ver, como si de todo lo que intercambiamos se hubiera quedado fuera lo esencial. Más bien, ahora parto de su violenta muerte y, desde ella, miro atrás y contemplo con mayor ternura lo que se propuso hacer y lo que ofreció a los demás, mientras pudo aguantarlo"

John Berger 
( fragmento de "Un hombre afortunado")

La paradójica posición del gladiador


(...) La posición que ocupaban los gladiadores en la sociedad romana era claramente paradójica. Por un lado, se los despreciaba por desempeñar una posición tan humilde pero, por el otro, se les alababa por su valentía, su habilidad y su atractivo sexual. Se entrenaba al gladiador para el combate mortal; sin embargo, cada uno de ellos era un bien demasiado precioso para dejarlo morir sumariamente en la arena, y resultaba más provechoso que sobreviviera al encuentro. Si el gladiador moría, su propietario perdía la inversión (...), si se perdonaba la vida al gladiador cuando los espectadores querían su sangre, éstos podían pensar que el organizador era un tacaño que intentaba ahorrarse el gasto (...) Había que calcular cuidadosamente el estado de ánimo de la muchedumbre. De todas maneras, como los gladiadores eran seres inferiores, el hecho de que murieran era algo aceptable (...)"

Marina Belozerskaya 
(Fragmento de "La jirafa de los Medici y otros relatos sobre los animales exóticos y el poder", que acaba de publicar Gedisa)

27 de noviembre de 2008

Las fotos de Julieta

Tengo la teoría de que algunas de las mejores cosas de Twitter pasan por afuera del microblogging. Soy periodista porque antes era curioso y me gustaba escribir. Y nunca oculto cuando algo me gusta. Hace rato que no subo material de otros blogs. Desde hace un tiempo largo, ando con ganas de hacer lo que estoy haciendo. Subir (previa autorización de ella) unas fotos de Julieta Ciancio. En Twitter es JuliMRC y me voy a limitar a mostrar algunos de sus trabajos, pero te pido que después vayas a su página para seguir recorriendo. Además de sus fotos, tiene una estupenda gracia en titularlas. Pero basta. Mirá las imágenes de abajo y después entrá acá





Para hombres con tetas


Por apenas 24 euros, un sitio web japonés puso en venta los primeros corpiños para hombres. En las horas iniciales, ya había vendido 300. Y ahora la cosa va in crescendo. Además, el portal ofrece bombachas que hacen juego y que vienen en color rosa, negro y blanco. Mirá acá

26 de noviembre de 2008

Cuestionario cinematófilo


El amigo y compañero Andrés Fevrier, conocedor y gustador del cine, inició una serie de encuestas al estilo del cuestionario Proust o de Bernard Pivot, en su sitio Cinematófilos. Y no tuvo peor idea que darle comienzo con mis respuestas. Y bueh... un inconsciente. Pasen, vean y revuelvan. Acá.

21 de noviembre de 2008

El mundo según Mafalda


Por Humberto Acciarressi

A fines del siglo XIX, Oscar Wilde solía escandalizar a sus amigos esteticistas con una frase que ha hecho carrera: “La realidad imita al arte”. La vida cotidiana -con la irrupción de la imagen en todas sus variantes y la moda copiada de películas, cuadros y libros- terminó dándole la razón. Y la historieta no fue una excepción. Entre los exponentes del cómic argentino, son pocos los que han logrado eternizar un personaje a partir de la comparación con personas de carne y hueso. Sí lo consiguió Joaquín Lavado, Quino, con la ya cuarentona Mafalda.

Hace un par de días. en la estación Perú de la Línea A, fue inaugurado un mural titulado “El mundo según Mafalda”, que se suma a otros que se encuentran en las paradas subterráneas. La amiga de tantas generaciones de chicos de todo el mundo (un caso digno de estudio que trasladamos a los sociólogos interesados), apareció en las páginas del semanario “Primera Plana” el 29 de septiembre de 1964. Fue allí donde nació la principal enemiga pública de la sopa. Desde entonces hasta la actualidad -aunque Quino dejó de dibujarla el 25 de julio de 1973 en “Siete Días ”-, las andanzas de Mafalda, Felipe, Manolito, Libertad, Susanita y compañía fueron registradas en revistas y periódicos de más de treinta idiomas, entre ellos el chino y el finlandés.

Con su pelo oscuro y su cara redonda, los comentarios ácidos sobre el estado del mundo y sus habitantes, Mafalda hizo reir y reflexionar. En sus historias y en las peculiaridades de sus compañeros, está toda la década del 60. Y si algunas cosas han pasado de moda - el mayo francés, la guerra fría, Vietnam, el flower power y el hippismo- lo esencial queda. Y la prueba de esto es que sus aventuras cautivan por igual a los hijos de los hijos que la leían hace cuatro décadas. E insistimos: en todo el mundo. La avasallante globalización digital no difundió la imagen de Mafalda. Lo que hizo fue dejar constancia de un fenómeno preexistente. Blogs y bitácoras de todas las latitudes, avatares de redes sociales de los países más remotos entre sí y a la vez de la Argentina, dan cuenta de la popularidad del personaje de Quino y de los a veces simpáticos y en ocasiones antipáticos amiguitos de la nena.

Como el escritor de “Misery”, de Stephen King, Quino fue acusado de haber “matado ”a su personaje más famoso. Radicado en Europa desde hace años, el dibujante ya no se defiende. Pero nadie puede negar que alguna vez no ha sentido bronca por la determinación, ya lejana, del creador. Lo único que deja tranquila las conciencias es que Mafalda está vivita y coleando.

15 de noviembre de 2008

Tres veces sin cuarta


La primera vez que la vi, ella estaba leyendo un diario en un bar de la calle Corrientes. Se debe haber dado cuenta, ya que sacó la mirada de uno de los suplementos y me clavó los ojos durante unos segundos. La segunda vez, el que leía era yo. Levanté la vista, la miré, pero estaba demasiado entretenido en la relectura de unos cuentos de Saki y entre los dos gustos me quedé con la literatura. La tercera vez, ninguno de los dos leía nada. No se lo que habrá pensado ella, pero sospecho que no debe haber sido muy diferente a lo que pensé yo. Que no era lo suficientemente atractiva como para prescindir del libro, del diario o de cualquier otro argumento que pudiera servir para alimentar la curiosidad. Por suerte no hubo cuarta vez.

14 de noviembre de 2008

Viajando a lo grande


Jaja, se cayeron de culo. Cuando les dije que iban a viajar como reyes no me creyeron.

A la ocasión la pintan calva


Hacele ojitos, Bernardita. Que no se vaya. Entretenelo mientras encuentro los forros

La fiesta inolvidable


Las quintillizas Domeniconne se disponen a festejar sus cumpleaños de quince.

La pilcha es lo de menos?


- Sos una turra, Rebeca, te elegiste el mejor vestido

- Quedate tranquila, Julita, que con esta pinta hoy cogemos las dos

La pérdida de la vergüenza

- Anita, ¿no está exagerando este ex-novio tuyo?

- Ignoralo Fidel, siempre fue un boludo

Hoy un juramento

Leticia: Dale mamá, sacá la foto rápido que quiero ver si es cierto que la tiene más grande que el burro.

Le levantaba la pollera para fotografiarle el culo


Un joven de 23 años fue procesado por la justicia uruguaya después de que fotografiara con su telefóno móvil las nalgas de una pasajera de un autobús, informó el diario El País. Una muchacha de 23 años se disponía a bajar del autobús cuando advirtió que alguien le levantaba la falda y, al darse la vuelta, notó que un pasajero le estaba tomando fotografías a sus nalgas con el móvil, por lo que le dio una bofetada. En el autobús viajaba una policía, que actuó de inmediato: esposó al improvisado y curioso fotógrafo, le requisó el aparato, y lo condujo a la comisaría, donde quedó a disposición del juez Daniel Tapié. Tras analizar el caso y tomar declaración al 'fotógrafo', Tapié lo procesó sin prisión por "ultraje público al pudor", con la obligación de presentarse ante el tribunal cada vez que el juez lo ordene. Antes de irse, el joven le tomó una foto

11 de noviembre de 2008

Inventos en el momento del desastre


"¿De dónde habrá surgido la idea de que las personas pueden comunicarse mediante cartas? Uno puede pensar en una persona distante y puede tocar a una persona cercana; todo lo demás queda más allá de las fuerzas humanas. Escribir cartas, sin embargo, significa desnudarse ante los fantasmas, que las esperan con avidez. Los besos por escrito no llegan a su destino, se los beben por el camino los fantasmas. Con este abundante alimento se multiplican en forma desmesurada. La humanidad lo percibe y lucha por evitarlo. Y para eliminar en lo posible lo fantasmal entre las personas y lograr una comunicación natural, para recuperar la paz de las almas, ha inventado el ferrocarril, el automóvil, el aeroplano. Pero ya es tarde: son evidentemente inventos hechos en el momento del desastre. El bando opuesto es tanto más calmo y poderoso; después del correo inventó el telégrafo, el teléfono, la radio. Los fantasmas no se morirán de hambre, y nosotros, en cambio, pereceremos"

Franz Kafka 
(carta a Milena Jesenska)

La última foto del Titanic


10 de noviembre de 2008

Murió "Mamá Africa"


La cantante sudafricana Miriam Makeba, conocida internacionalmente como "Mamá África" y reconocida por su canción "Pata Pata", falleció en Castel Volturno, una localidad del Sur de Italia, minutos después de ofrecer un concierto de apoyo al escritor Roberto Saviano, amenazado por la Camorra. Makeba, de 76 años de edad, pasará a la historia por ser una de las artistas más importantes e influyentes que salió de Sudáfrica y, sobre todo, por ser la voz más destacada en la lucha contra el apartheid.

La cantante vivió en el exilio más de 30 años, luego que su país la privara de su ciudadanía, además de prohibir que sus canciones se emitieran en las radios nacionales. Recién retornó cuando Nelson Mandela salío de prisión."He conservado mi cultura. He conservado la música de mis raíces. A través de mi música he convertido esa voz e imagen de África y su gente sin darme cuenta", dijo a su vuelta del exilio. Y hasta el último día de su vida siguió luchando por un mundo sin discriminaciones.

7 de noviembre de 2008

Más razones para el crimen del arquitecto


Lugar para fumadores


La foto que se quiso ocultar

Fotografías llegadas a nuestra mesa de redacción permiten suponer que, en los atentados a las Torres Gemelas, se ocultó información vital para la investigación. Más trabajo para Mulder y Scully. Mientras, fieles a nuestro deber de mantener informados a nuestros lectores, mostramos algo de ese material imprescindible que se nos quiso ocultar.

La razón del crimen del arquitecto


Al pie de la letra

"La belleza atrae al amor", escribió Ovidio. "Es terriblemente triste que el talento dure más que la belleza", añadió muchos siglos más tarde Oscar Wilde. "No está mal ser bella; lo que está mal es la obligación de serlo", redondeó Susan Sontag no hace muchos años.

Sartre despide a Camus


El 4 de enero de 1960, Albert Camus se mató en un accidente automovilístico en una carretera de Villeblerin, Francia. Jean-Paul Sartre, su amigo de otros tiempos y luego duro contradictor del autor de "El extranjero", escribió uno de los más conmovedores epitafios que he leido (y que cada tanto releo). En un fragmento dice:

"Nos habiamos distanciado, él y yo.Un distancimiento no significa gran cosa,aunque haya de ser definitivo; a lo sumo,una manera diferente de convivir,sin perderse de vista,en un mundo tan pequeño y angosto como el que nos ha cabido en suerte. Eso no me impedía pensar en él,sentir su mirada fija sobre la página del libro o del diario que él leía,y preguntarme: "¿Qué dirá de esto?(...) Encarnaba en este siglo, y contra la historia,el heredero actual del antiguo linaje de moralistas cuyas obras constituyen quizá,lo más original de las letras francesas (...) Lo había hecho todo -una obra cabal- y, como siempre ocurre,todo quedaba por hacer. El mismo lo decía: ‘Tengo mi obra por delante’. Ahora se acabó. El escándalo singular de esta muerte es la abolición del orden humano por irrupción de lo inhumano...".