30 de marzo de 2017

Ellos viven en el subte


"Ellos, ahora estaba demasiado claro, no se localizan en parte alguna; viven en el subte, en los trenes del subte, moviéndose continuamente. Su existencia y su circulación de leucocitos -¡son tan pálidos!- favorece el anonimato que hasta hoy los protege"

Julio Cortázar

Besos del pasado












Héroe de la clase trabajadora


"Desde que naces hacen que te sientas pequeño. Porque no te dan tiempo, en vez de dártelo todo. Hasta que el dolor es tan grande que ya no sientes nada"

John Lennon


29 de marzo de 2017

No es un cuadro: es una foto del desierto de Namibia


Bueno chicas, no se desesperen


Haciendo volar a un cerdo en 1909


No, gracias, prefiero un bife de lomo


Inauguración del Empire State en 1931


Tecnología de vanguardia en 1962


Vómito de ballena para hacer perfume: un asco


Te espero en casa si sabés nadar


Cuando Hollywood era Hollywoodland


Geiser Fly en Nevada


20 de marzo de 2017

Los chicos y los juguetes, según Walter Benjamin


" (...)La suposición de que es la necesidad de los niños la que determina el carácter de los juguetes es un gran error. ¿Quién da a los niños los juguetes sino los adultos? Un autor comete el desatino de explicar el sonajero del bebé diciendo que "por regla general, el oído es el primero de los sentidos que pide ocuparse...". Desde los tiempos más remotos, el sonajero o matraca ha sido un instrumento para ahuyentar a los malos espíritus y precisamente por eso se le da al recién nacido. No pocos de los juguetes antiguos (pelotas, aros, molinetes de plumas, barriletes) le habrán sido impuestos a los niños, por decirlo así, como enseres de culto, que sólo más tarde se transformaron en juguetes. Gracias a la fuerza con que afectaban la imaginación, se prestaban por cierto a ello (...)"

Walter Benjamin
(escrito en 1928)

Chico secándose al sol


La nena y su público en el Paris de 1961


El presente es el sitio de encuentro


"La reflexión sobre el ahora no implica renuncia al futuro ni olvido del pasado: el presente es el sitio de encuentro de los tres tiempos. Tampoco puede confundirse con un fácil hedonismo. El árbol del placer no crece en el pasado o en el futuro sino en el ahora mismo. También la muerte es un fruto del presente. No podemos rechazarla: es parte de la vida. Vivir bien exige morir bien. Tenemos que aprender a mirar de frente a la muerte. Alternativamente luminoso y sombrío, el presente es una esfera donde se unen las dos mitades, la acción y la contemplación. Así como hemos tenido filosofías del pasado y del futuro, de la eternidad y de la nada, mañana tendremos una filosofía del presente. La experiencia poética puede ser una de sus bases ¿Qué sabemos del presente? Nada o casi nada. Pero los poetas saben algo: el presente es el manantial de las presencias".

Octavio Paz
(Fragmento del discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura de 1990)

Ventajas y desventajes de la cocina bicicleta


Un idiota suelto en el museo


Danza en el Nueva York de 1940


Globos en el cielo de Cappadocia


La comodidad ante todo


Zoológico de Londres en 1950


The Old Cincinnati Library, Ohio, 1874


Antigua foto de nenes y perro en el sube y baja


Bill Gates en 1983


1 de marzo de 2017

El romance oculto de Tarzán y Chita


Imágen poco conocida que prueba que, efectivamente, Tarzán (es decir Johnny Weissmüller) mantuvo con Chita un romance extra cinematográfico. Caso contrario, ¿qué haría un caballero como el hombre mono, semidesnudo en un cuarto de hotel, ante una chica que para colmo era menor de edad?

27 de febrero de 2017

A 35 años de Blade Runner y los replicantes de Philip Dick


Por Humberto Acciarressi

Como sucede con los cuadros, la música, las palabras lindas y los buenos goles, uno no se cansa nunca de mirarlos y escucharlos, aunque en realidad habría que estirar la vista y el oído a todos los sentidos. Por millonésima vez acabo de ver "Blade Runner, la célebre película de Ridley Scott que ya marcha hacia su aniversario número 35 (fue estrenada en 1982). Como sucede con los clásicos, que siempre tocan los temas profundos del hombre y por eso golpean igualmente a distintas generaciones, confieso que me resulta imposible no verla como si fuera la primera vez. El buen arte concita enamoramientos eternos. Incluso no resulta raro que cuando se estrenó, en los Estados Unidos gobernados por Reagan haya sido un fracaso.En el resto del mundo -bastante convulsionado como siempre- encontró su lugar en ciertos círculos. En la Argentina se vivía (o se moría) la Guerra de las Malvinas.

Como ya sabés, esta película que hoy es de culto y que fue precursora del cyberpunk en el campo cinematográfico de la ciencia ficción, está basada en la novela de Philip Dick "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" y en ella -entre otros- trabajaron Harrison Ford, Rutger Hauer, Daryl Hannah y la hermosísima Sean Young, con la música ya clásica de Vangelis (curiosamente, muchos años más tarde, fue uno de los primeros films en ser lanzados en formato DVD). A pesar de la cantidad infinita de personajes similares dados por el cine en tres décadas, es difícil encontrar aquella originalidad en el planteo estético para contar la historia de los "replicantes" de la Tyrell Corporation, endiabladamente buscados en la ciudad de Los Angeles de un entonces futurísimo y lejano noviembre de 2019. Por supuesto, por carácter transitivo, Blade Runner consiguió que el cine pusiera los ojos sobre Philip Dick, uno de los más importantes escritores del siglo XX, quien con su obra excedió largamente los vaticinios de varios de sus colegas.

Libros como "El hombre del castillo" (Premio Hugo a la Mejor Novela de 1963), "Fluyan mis lágrimas, dijo el policía", "Confesiones de un artista de mierda" y "Una mirada a la oscuridad" (éstas últimas llevadas al cine), ya forman parte del canon de la narrativa del siglo XX. Es tan vasta la obra de Dick — sobre todo sus cuentos y novelas — que es casi imposible leerla completa sin dejar de lado momentáneamente a otros autores. Suele decirse que Blade Runner no respeta demasiado el libro. A veces ocurre, pero no es el caso. O por lo menos respeta lo que hay que respetar, lo que no es poco. Para finalizar, un dato no menor en la enigmática vida de Dick. El año en que se filmó y estrenó Blade Runner, fue el de su propia muerte por un infarto cerebral. Hay que decir que, lamentablemente, ese trágico episodio no le extrañó a casi nadie.

El autor dejó unas 40 novelas y 121 relatos cortos, en una maratónica carrera que fue desde su juventud hasta su adiós a los 53 años. Mientras, sus problemas nerviosos no lo ayudaron demasiado, especialmente con sus cinco matrimonios que culminaron en divorcios. Las anfetaminas y las drogas lisérgicas formaron parte de su gastronomía cotidiana. El escritor era un tipo singular hasta la locura, y no sólo metafóricamente. Medicamentos mal administrados, argumenta la ciencia, le provocaban alucinaciones visuales y auditivas. Sócrates ya había tenido su "Daimon" y Juana sus "Voces" como para meternos en un tema tan espinoso. En el caso de Dick, él llevó sus visiones al papel y eso debería ser suficiente, aunque reconocemos cierto egoísmo en este planteo de lector.

(Artículo publicado en el año 2015 en el diario La Razón, de Buenos Aires. Lo subimos ya que ahora se cumplen 35 años del día en que esta película icónica y clásica basada en la novela de Philip Dick saltó del set de filmación a las pantallas de los cines)






25 de febrero de 2017

La niñez según Federico Fellini


"Pienso que de niños todos tenemos con la realidad una relación difuminada, emocional, soñada; todo es fantástico para un niño, porque es desconocido, nunca visto, nunca experimentado, el mundo se ofrece a sus ojos totalmente carente de intenciones, de significados, vacío de síntesis conceptuales, de elaboraciones simbólicas: es sólo un gigantesco espectáculo, gratuito y maravilloso, una especie de desterrada ameba que respira, donde todo vive, sujeto y objeto, confundido en un único flujo imparable, visionario e inconsciente, fascinante y aterrorizador, del cual no ha emergido todavía la divisoria de las aguas, el confín de la conciencia".

Federico Fellini
(del libro "Hacer una película")

Cesare Pavese y el dormir


"Es de noche, como de costumbre. Experimentas la alegría de que ahora te irás a la cama, desaparecerás, y dentro de un instante será mañana, y recomenzará el inaudito descubrimiento, la apertura de las cosas. Es hermoso irse a dormir, porque nos despertaremos. Es el método más rápido para llegar al día siguiente"

Cesare Pavese
("El oficio de vivir")

23 de febrero de 2017

Herbert Wells y su máquina del atrevimiento


"Tal vez aprender a manejar la máquina del atrevimiento, para viajar instantáneamente a los límites de la vida inmediata, para fundar de vez en cuando un breve paraíso sin porvenir ni pasado, sin el doble chantaje de la nostalgia y del miedo"

Herbert Wells





Foto coloreada del Titanic en construcción