31 de enero de 2011

Como para que Chita no esté celosa

Horacio Cardo: el testigo ocular



Por Humberto Acciarressi

La ilustración, ninguneada desde siempre por los académicos y los solemnes, es una de las artes más populares. Su utilización en publicidades, en medios de comunicación, en afiches callejeros, la convierten en lo opuesto a una estética elitista. Este insólito fenómeno no es nuevo y, contra esta injusticia, seguramente perdurará. Sin embargo, miles de críticos quisieran fundir la ilustración con las artes plásticas como lo hacen los verdaderos ilustradores. En este sentido, hasta el 13 de febrero, en el hermoso Museo de Arte Juan Carlos Castagnino de Mar del Plata, puede visitarse la muestra "Testigo ocular", título debido a la actividad de un cronista visual de esta época: Horacio Cardo.


La mano manchada de pintura y el ojo en la palma que es un poco el símbolo de la muestra, consignan que sus ilustraciones van más alla de lo que ilustran. Esa no es una tarea fácil. Muy por el contrario, son pocos lo que lo logran. En este sentido, en la subjetividad y la mano del ilustrador, está su genio. Ese que determina que, alejados de los artículos o textos que acompañaron la figura, y ya pasado el tiempo, las imágenes no pierdan valor alguno. Se trata de obras que viven más alla de su cometido inicial, en un tiempo dónde la llamada actualidad es efímera y extremadamente olvidada. Los trabajos de Cardo (nacido en Temperley, provincia de Buenos Aires, en 1944) movilizan lo racional y los sentidos.

Sobre una de sus obras, "Héroes" -un militar con calaveras como condecoraciones- el autor dice: "El siglo veinte ha sido el más sangriento de la historia: 111 millones de personas muertas en conflictos armados, diez por ciento de los cuales corresponden a militares y noventa por ciento a civiles. Si no quiere convertirse en una víctima de la próxima guerra, enrólese en el ejército". Esa idea fue utilizada para el afiche que acompañó a una manifestación en la Plaza de Mayo pidiendo por los desaparecidos; posteriormente reeditada por infinidad de publicaciones.





Horacio Cardo es colaborador regular del New York Times y de Clarín, aunque sus trabajos aparecen en los medios más prestigiosos del mundo, desde el Washington Post a Le Monde, desde Los Angeles Times a The New Yorker. Ilustrador de infinidad de tapas de libros (siendo adolescente le puso imágenes al hoy casi inhallable El Compadrito, de Jorge Luis Borges y Silvina Bullrich). Se trata, además, del único ilustrador postulado para el Pulitzer. El resto son palabras que sólo retrasan el impostergable recorrido por la obra de este gran ilustrador.

(Publicado en La Razón, de Buenos Aires)





29 de enero de 2011

Un millón de dólares con sólo pedirlo

Por Humberto Acciarressi

Craig Rowin, hasta hace dos meses, era un ilustre desconocido. Por allí comentan que es un mediocre escritor y comediante. Hasta que un día tuvo la idea más desopilante, absurda y genial de su vida: subir un video a YouTube pidiendo que alguien le donara un millón de dólares a cambio de nada. No invocó una fundación de ayuda a los sin techo de Haití, o de fomento de la investigación para la cura de enfermedades. Ni siquiera ofreció a su mujer (suponiendo que la tenga)a un multimillonario al estilo Robert Redford en "Propuesta indecente". Era, literalmente, un mangazo. Y nada de "una monedita por amor de Dios" o "habilitame un pe´ pa la birra". No. Pedía un palo verde. Ni un centavo menos. A todas luces, un caradura. Sin embargo...

La noticia se extendió por la web y su videíto lo vieron 320 mil personas en dos meses. "Hay tanta gente rica que podría darme un millón de dólares, sin que esto represente un problema para sus finanzas", sostenía. Y hasta mencionaba a posibles donantes, desde Lady Gaga hasta Apple o Forbes. Hace unos días, Rowin anunció que un sujeto anónimo le entregará el millón el 2 de febrero en un teatro de Manhattan. Las entradas ya se agotaron. "Esto es una locura, y es una muestra de lo ridículo que puede ser Internet", declaró el comediante. Casi no hay nadie que no haya soñado alguna vez con algo similar. La diferencia es que Rowin lo puso en práctica. Podrá ser un mediocre en todo lo demás, pero este tipo es un genio. Y creo que lo voy a manguear.

(Publicado en la "Columna del editor" de La Razón, de Buenos Aires)

Un momento de ternura con Chaplin

Una tanda publicitaria y volvemos

Comprá estos productos, aunque sea por los carteles. Y las empresas que aún existen podrían tirarnos unos mangos.



"El", "un", "que", "su" y ya está conmigo

Por Humberto Acciarressi

Aunque ya venía en decadencia, la era de los piropos acaba de terminar. Y no la mató la costumbre sino la ciencia. Desde los más románticos hasta los más groseros -dice un grupo de investigadores- no sirven para nada. Tampoco las frases para entrar en tema ("No tener ajillo para aprovechar esas gambas"), o el atractivo que haya entre ambos. Que una relación amorosa culmine exitosamente es directamente proporcional a la capacidad de entenderse sin necesidad de utilizar sustantivos, adjetivos ni verbos. La clave - tomá nota porque no pienso repetirlo - son algunas palabras funcionales como "el", "un", "que", "otra cosa", "su", "ya". Difícil entender esta idea sin pensar inmediatamente en un mono adiestrado por un loro.

El estudio, con pruebas de cuatro minutos, no deja algunas cosas en claro. Por ejemplo: ¿si un tipo se le acerca a una mina, la mira fijo y le dice "otra cosa", y ella le contesta "un", ya se desató el romance?, ¿esto quiere decir que uno se pasó la vida hablando de más, cuando bastaba con un simple "ya"? Hay otro dato: el 80% de las parejas formadas, cuyo estilo de escritura es similar, a los tres meses siguen juntos. Ejemplo. "Chabona to´ bn t´re kiero", escribe él. "K´lindo loko no tgo kredi en el celu :(:(", contesta ella. Esa pareja tiene futuro y serán siempre felices e ignorantes. Si ella hubiera respondido: "Eso le decía Emma Bovary a su esposo y no era cierto", no pasaba nada. Nominados y expulsados del Gran Hermano del amor. Y siga el chamuyo.

(Publicado en la "Columna del editor" de La Razón, de Buenos Aires)

27 de enero de 2011

El técnico de mi PC va al Jardín de Infantes

Por Humberto Acciarressi

Siempre me pareció muy chico, aunque nunca le pregunté nada porque lo creía un enano. Me extrañaba su vestimenta: un guardapolvos azul con el cuellito blanco. Pero la moda es la moda. Un día me pidió leche y vainillas, mientras me instalaba un antivirus en la máquina. "Tipo raro el enano", pensé. Una tarde estuvo dos horas explicándome los beneficios de la IPv6 por sobre el actual protocolo, y cuando le dije que tenía que salir, hizo un puchero y casi se larga a llorar.

Hasta que finalmente conocí la verdad. Santino (así se llama mi técnico especializado), tiene cuatro años. Cuando se lo conté a un amigo, no se sorprendió: "Cada vez vienen más chicos. El mío tiene cinco". Pero, ¿cómo puede ser? Me arregla la compu y antes de irse me pide que le ate los cordones de las zapatillas.

Ahora resulta que eso es normal y avalado por un estudio. Los nuevos nativos digitales saben hacer proezas con los ordenadores pero se caen de la hamaca, no aprenden a andar en bicicleta y (lo comprobé con Santino) no se atan los cordones de los zapatos. A los dos años (repito: dos años) el 25% de los chicos sabe navegar por la web. Y vaya a conocer uno en qué sitios se meten. Muchas veces me sorprendí diciendo "este blog parece escrito por un chico de cuatro años". Ahora sospecho que es literalmente cierto. Ayer Santino volvió a casa. Le pregunté si sabía jugar al futbol y me desafió al Wininng Eleven. Y después twitteó: "Acá tengo un cliente que cree que soy un gil".

(Publicado en la "Columna del editor" de La Razón, de Buenos Aires)

Hasta que la escuela los separe

El bebé de Rosemary

Empezó un peluquero, terminó otro

Si sigue con el chamuyo me las tomo

Caballo Loco viajar seguro

25 de enero de 2011

Che, ya no se puede confiar ni en internet

Por Humberto Acciarressi

Comencemos por un dato que no podemos ignorar antes de entrar en tema: de acuerdo a cifras de la ONU, habitamos el planeta unas 6.800 millones de personas. Ahora a la cuestión. Internet -según dicen- se está quedando sin direcciones IPv4 (documento de identidad de la computadora), que tiene disponibilidad para 4.000 millones de usuarios. Curiosamente, una de las firmas líderes en estadísticas del mundo, Gartner, ya ha calculado que hemos superado los mil millones de computadoras en uso activo y estaremos en dos mil millones en el 2014. Vale decir que aún estamos lejos del número de las IP disponibles. Sin embargo, el 8 de junio, se celebrará en el mundo el Día Mundial de IPv6, nuevo protocolo que -dicen- será la "solución".

Lo central es que la cantidad de direcciones que puede albergar IPv6 es de... ¡340 con 36 ceros!!!. Un despropósito más cercano a Matrix que a la realidad imaginable. Sin embargo hay un dato que debe mencionarse: aunque el cambio puede tomar años, si no se suman suficientes redes al nuevo protocolo, la gente no verá nada, porque nadie se podrá conectar. Y habrá ataques de pánico, se vislumbrará el sinsentido de la vida y aumentarán los asesinos seriales. En esta época amiga del cambio por el cambio mismo, son pocos los que conocen los negocios que están detrás de cada movida de estas proporciones. Alguien toca un botón y chau. Por las dudas, todavía estás a tiempo de comprarte un Family Game en Mercado Libre.

(Publicado en la "Columna del editor" de La Razón, de Buenos Aires)

24 de enero de 2011

El peor día del año

Hoy, lunes 24 de enero de 2011, es el peor día del año. No lo digo yo ni nadie que conozca. Lo sostiene Cliff Arnalls, un profesor de la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido. Este experto (no voy a mentirte, francamente no sé en qué) señaló tras largos estudios que hoy, 24 de enero, es el peor día del 2011 para el estado de ánimo ¿Y en que se basa para su teoría? Trataré de hacerte fácil lo difícil.

Arnalls elaboró una fórmula matemática: 1/8C+(D-d)3/8xTI MxNA. En ella, "C" representa el factor climático, "D" representa las deudas acumuladas durante la época navideña, la "d" se refiere al dinero que se cobra en enero y la "T" es el tiempo transcurrido desde Navidad. En tanto, la "I" representa el período desde el último intento fallido de dejar un mal hábito (fumar, comer de más, etc), "M" son las motivaciones y "NA" es "la necesidad de actuar para cambiar la vida". Ya sé. Ni abras la boca. No entendiste absolutamente nada. Yo tampoco. Pero así es como el científico arribó a que hoy es el peor día del año. Bah, un desquiciado.

Hay que prepararse para una invasión ET


Por Humberto Acciarressi

Si lo hubiera dicho una vecina mía que siempre inventa cosas, lo dudaría. Sin embargo, la fuente es nada menos que la prestigiosa Royal Society de Londres. Esos nenes no se la andan con chiquitas y en su momento ya vaticinaron que Inglaterra estaba condenada a quedar bajo el agua si no se tomaban medidas urgentes en materia de calentamiento global.

Ahora, esos cráneos han anunciado que el encuentro con seres de otros planetas es casi inevitable, e incluso alertaron que no hay que descartar que vengan en son de guerra. Es decir, la ficción de Herbert Wells de "La guerra de los Mundos", pero bien concretita. Eso tiene dos lecturas. Por un lado, arroja por la borda la teoría de las sectas platillistas que aseguran que esos seres inmundos y babosos que deben ser los extraterrestres, son bellos, rubios y más buenos que Lassie con una dósis de clonazepan. Mentira. Son malos, terribles, voraces y sustancialmente feos, aunque esto último sería lo de menos.

A partir de ahora, entonces, habrá que comenzar a prepararse para la invasión extraterrestre y condenar enérgicamente a aquellos directores de cine o TV que nos quieren hacer creer que estos monstruos aberrantes son todos como ET o ALF. En forma urgente se debe convocar a una reunión en la que no pueden faltar Fox Mulder y Dana Scully, Mindy (por su contacto con Mork), y a los Tanner (conocedores de la idiosincracia melmaquiana). Y por las dudas, guardá microbios de la gripe en un frasco.

(Publicado en la "Columna del editor" de La Razón, de Buenos Aires)

23 de enero de 2011

Le pegaron un tiro y estornudó la bala

Les juro que no es joda. O por lo menos es lo que dicen los cables de noticias. Todo comenzó cuando Darco Sangermano, un italiano de 28 años, se ligó en la cabeza una bala perdida la noche de Año Nuevo. Como es natural, fue llevado al hospital, donde los médicos comenzaron las tareas para extraerle el proyectil. Pero antes de ingresarlo al quirófano ocurrió algo inexplicable: Darco estornudó y expulsó la bala por la nariz. Se dieron varias explicaciones científicas, pero honestamente ni a vos ni a mí nos interesan. Y si a vos sí, es que estás en el lugar equivocado. Porque yo me estoy matando de risa y creo firmemente que a algunas narices las carga el Diablo.

Miguel Abuelo: el arte y otras cosas suyas


Por Humberto Acciarressi

Aunque se llamaba Miguel Peralta, para todo el mundo fue, a secas, Miguel Abuelo. Este "negrito resentido y peleador", como se autodefinía en su adolescencia, fue el fundador de Los Abuelos de la Nada (una de las bandas icónicas del rock argento) y uno de los pioneros menos mencionados. Casi ninguna rama de las artes le fue ajena. Nacido el 21 de marzo de 1946, de su amor por las letras surgió el nombre que lo inmortalizó. Leyendo "El banquete de Severo Arcángelo" quedó deslumbrado con una frase con la que reprenden al personaje Lisandro Farías, de la novela de Leopoldo Marechal: "Padre de los Piojos, Abuelo de la Nada". Eso definió el nombre de su banda y el suyo propio.

La primera formación de "Los Abuelos de la Nada", de finales de los 60, la integró con Claudio Gabis (futuro "Manal"), Pappo (que antes de ser solista pasó por "Conexión n° 5"), Micky y Alberto Lara, y Pomo Lorenzo. Pasada la dictadura, Miguelito volvió de Europa y refundó "Los Abuelos..." con Cachorro López, Andrés Calamaro, Gustavo Bazterrica, Daniel Melingo y Polo Corbella (ambos integrantes posteriormente de "Los Twist"). Un seleccionado de lujo, que tuvo uno de sus picos más altos en los recitales del Opera en el 85. Choques de personalidades acabaron esa segunda formación, que dio paso a la tercera, cuyo único disco se llamó "Cosas mías" por el tema homónimo que, adaptado por la hinchada de River, con el tiempo ganó las tribunas. En ese último grupo, Kubero Díaz, "Chocolate" Fogo, Juan del Barrio, Polo Corbella, Alfredo Desiata y Willy Crook, acompañaban a Miguel. La muerte lo alcanzó en la tarde del 26 de marzo de 1988, haciendo planes para el futuro. El 21 de diciembre, el Sida arrastró a Federico Moura. Un poco antes, la cirrosis había matado a Luca. En menos de un año, "Sumo", "Virus" y "Los Abuelos de la Nada" se convirtieron en leyenda. Y el rock argentino comenzaba a llorar a todos sus muertos.

(Publicado en el suplemento de música "¿Te Suena?", de La Razón, de Buenos Aires)




Fui a las puertas del Edén
y encontré todo muy bien,
fui a la casa del prelado
lo sentí muy preocupado.
Llegué a la casa de un artista,
lo encontré corto de vista,
pasé por lo del doctor
nunca vi tanto dolor.
Te quiero así,
me gustas viva,
yo no pedí nacer así,
son cosas mías.
Te quiero así,
me gustas viva,
yo no pedí nacer así
son cosas mías.
Y a la hora de partir,
cuando atravesé la esquina
no necesite dar vueltas
venía la policía.
Y me llevaron a un cuartel
sucio de gris agonía,
yo les vendí mi inocencia
a un precio que no entendían.
En esta zona no hay luz
y aunque usted no lo distinga,
hay un muerto en el ropero
y otros dos en la piscina.
Esta vida gira así,
sin cabezas por la vida,
pocos juegan lo que tienen
y envidian lo que imaginan.

22 de enero de 2011

Realities: tal vez no todo esté perdido

Por Humberto Acciarressi

Hasta hace unas semanas, los argentinos -por comisión u omisión- estábamos enfermos de "realitytis", mal inflamatorio que afecta diferentes partes del cuerpo según el perjudicado. Y el verano presagiaba una andanada de mediáticos de variado cuño y muy poca atención a algo que en la Argentina se hace muy bien: la ficción. Obviamente nos referimos al género, porque los realities suelen tener demasiada ficción enmascarada de naturalismo. Pero la vida te da sorpresas y los números cantan otra cosa. Las tiras (con "Malparida", "Herederos de una venganza" y "El Elegido" a la cabeza), superan por el doble a "Gran hermano" y "Soñando por bailar". Por ahora, la apuesta de Telefé de "granhermanizar" el canal (el programa y sus ecos se llevan el 30% de la programación) no le está dando resultado.

Pero detengámonos en los realities, que este año hicieron hablar hasta a las piedras. No hace falta ser un entendido para darse cuenta que Gran Hermano está teniendo menos éxito que un cantante negro en una fiesta de la Asociación Nacional del Rifle de los Estados Unidos. Y ni hablar de esos pobres cristianos que están aprendiendo a bailar en el Tigre y que ya no saben qué hacer para llamar la atención del público. La verdad es que los realities saturaron el 2010, y el público quedó hastiado. Los programadores creen que la gente es de masilla y se puede hacer cualquier cosa con ella. Lo malo para ellos es que a veces se equivocan.

(Publicado en la "Columna del editor" de La Razón, de Buenos Aires)

21 de enero de 2011

Misteriosa foto de un fantasma

Ocurrió no hace mucho en un barrio de Buenos Aires. Una casa estuvo en venta durante años y sus herederos ya estaban resignados a que se les caiga a pedazos sin sacarle un peso. Todo porque se decía que un fantasma la habitaba, y de eso daban fe los vecinos, que por las noches oían ruidos de cadenas y risas inexplicables. La casa tenía, entre el cuerpo principal y la cochera, un hermoso jardín. Finalmente, un matrimonio con su hija adquirieron el inmueble. Se mudaron, hicieron lo que todo aquel que compra una nueva casa, y nunca nadie los volvió a ver. Intrigado por esa historia barrial, caminé el barrio y lo único que pude conseguir fue esta fotografía, sacada por un vecino que sabía más de lo que estaba dispuesto a contarme. No creo en fantasmas, pero tampoco soy un necio. Esta foto muestra algo que no es de este mundo. Por las dudas me tomé una jarra de agua bendita.

20 de enero de 2011

Llegó Ofiuco y cunde el pánico

Por Humberto Acciarressi

Si algo le faltaba a este mundo loco era que le añadan un signo al Zodíaco. Un grupo de estudiosos se atrevió. Ahora no se divide en doce, sino en trece paradas. Eso no sería nada si no fuera por las consecuencias. Tras una encuesta (realizada científicamente por mí), el 98% de las personas dejaron de ser de su signo. Ejemplo: yo era de Aries y ahora soy de Piscis. Y todo porque alguien le borró al calendario astrológico de los babilónicos una de sus paradas, llamada Ofiuco, y el error persistió por siglos. Y lo que antes se dividía en doce ahora tiene que hacerse en trece, lo que matemáticamente provoca problemas. Escorpio, por ejemplo, quedó reducido a seis días. "Nos quieren desterrar del Zodíaco", me dice con cara de pánico un compañero. Lo miro con lástima e impotencia. No puedo hacer nada por él. Salvo rezar.

En las redes sociales, la gente se aferra a su viejo signo con el único fanatismo que debería permitirse: el de su equipo de futbol. "Aguante Cáncer", desafía uno en Twitter. "Soy de Aries y así moriré", agrega otro. Antes había signos de aire, fuego, agua y tierra. Esto lleva a que alguien pregunte: "¿Los de Ofiuco somos de plasma?" A dos escritorios tengo a un compañero que es "ofiuquense" (hago registro formal del término). Woody Allen, Britney Spears, Ben Stiller, Javier Saviola, son algunos de los nacidos en el nuevo signo. El pánico ataca donde nadie lo esperaba. ¿Fue éste el secreto mejor guardado de Horangel?

(Publicado en la "Columna del editor" de La Razón, de Buenos Aires)

Llamanos y te alegramos la fiestita

Facebook y los conductores borrachos

Por Humberto Acciarressi

"Someterlos a la vergüenza pública en Facebook". Palabras más, palabras menos, eso es lo que quieren las autoridades de Huntington Beach (meca de surfistas y con un bar cada tres metros), una de las ciudades de California que registra más ebrios al volante. Y más accidentes. Curiosamente, la propuesta -llevada adelante por un concejal oficialista- encuentra resistencias en la policía, que sería la encargada de subir a Facebook las fotos de los beodos. Sin embargo la queja de los uniformados no viene por ese lado, sino porque aseguran que "eso es una violación de la intimidad" y que "no servirá para disuadir a los borrachos consuetudinarios".

La verdad es que esta ciudad de doscientos mil habitantes tiene una altísima cantidad de muertos por accidentes provocados por un borrachín al volante, sin contar los centenares que son atrapados en los controles antes de matar y matarse ellos. Randall Bertz, un abogado y ex policía, no ignora estos datos pero dice que escrachar a los curdas en Facebook "tendrá un impacto negativo sobre las relaciones entre los vecinos, la policía y la municipalidad". Y lanza preguntas que hablan a las claras de la idiosincracia de una sociedad: "¿Cuál es el próximo paso?, ¿obligar a los borrachos a andar con carteles?, ¿flagelarlos en público?". Algunos dicen que el gran negocio de esa ciudad es justamente la bebida. Y por lo que se cuenta, primero vienen los bares y en segundo término las empresas de pompas fúnebres. Una ciudad feliz.

(Publicado en la "Columna del editor" de La Razón, de Buenos Aires)

19 de enero de 2011

Billy The Kid sigue sin perdón


Finalmente, el gobernador de Nuevo México (EE.UU.), Bill Richardson, se negó a indultar a Billy the Kid (1859-1881), a quien históricamente se le atribuyen 21 asesinatos. Parece ser que en 1880 (poco antes de caer bajo las balas del sheriff Pat Garret) le habían prometido ese beneficio al pistolero, lo cual fue tomado por historiadores y admiradores del legendario personaje, que le encargaron a la abogada Randi McGinn el tramiterío del asunto. La letrada presentó la solicitud formal de indulto el 14 de diciembre de 2010. Un par de semanas más tarde, el gobernador la rechazó. Eso no impide que la ciudad tenga un tour denominado "Billy The Kid territory" y reciba grandes beneficios por eso.

LA TUMBA DE BILLY THE KID


PLACA QUE INDICA EL LUGAR DONDE FUE MUERTO


Abajo, una de las versiones de los Guns N´Roses (tocada una de las veces que vinieron a la Argentina y se presentaron en el estadio Monumental de River) de "Golpeando las puertas del cielo", perteneciente a la banda de sonido realizada por Bob Dylan para la película "Pat Garret y Billy The Kid" de Sam Peckinpah.

Flor de mina, la elefanta

Ninguna aspirante a reina de belleza pesa tanto como Flor Juguetona, que a sus 28 años y 5 toneladas fue la ganadora en Nepal del primer concurso de belleza para elefantes (lo cual, de por sí, ya es un disparate). Lo cierto es que la paquiderma conquistó a los jueces por su vestido rojo, uñas pintadas, frente untada de aceite y las orejas y lomo decorados con motivos florales. Hay que recalcar, sin embargo, que también "pesó" su inteligencia para desenvolverse como transporte turístico. Una pinturita de mina, la elefanta.

Los mató el zoom

Quienes no están vinculados a ellos por cercanía o profesión (ya sean periodistas, productores, etc) están acostumbrados a ver a las celebridades con sus mejores galas y sus más bellas caras. Ahora, mal que le pese a algunos, el fotógrafo alemán Martin Schoeller muestra a las estrellas de una manera diferente. Y el truco no está en buscar su mejor perfil o meterle sin asco al photoshop, sino dispararle al objetivo con un zoom y consiguiendo primeros planos con arrugas o gestos que esas personalidades a veces prefieren no mostrar. Algunas de esas fotos las está exponiendo en la Galería Nacional de Retratos de Camberra (Australia) y entre ellas se destacan las de Helen Mirren, Iggy Pop, Paris Hilton, Angelina Jolie, Barack Obama, Valentino, por mencionar algunos. En el mismo orden de cosas y sin desmerecer a nadie, si la Iguana se te aparece una noche en medio de la oscuridad, te mata de un susto.

18 de enero de 2011

El desayuno, antesala de Cuestión de peso

Por Humberto Acciarressi

Te fuiste de vacaciones y paraste en un hotel de esos con desayunos bien contundentes.Te sentaste con la boca semiseca por el sueño y, como era autoservicio, agarraste el plato y comenzaste a recorrer. Una voz interior te recordó que estabas a dieta, pero sabías -no sé de dónde, pero lo sabías- que un desayuno suculento reduce el hambre y rebaja las calorías. Ni te imaginabas que esa es una leyenda urbana, como lo acaba de probar un grupo de científicos alemanes, que agregan que lo que ayuda es omitir el picoteo de media mañana.

Pero vos estabas de vacaciones, en un hotel con muchos manjares para desayunar y un hambre de pordiosero. Te serviste cinco fetas de queso, cinco de jamón, dos mediaslunas y tres rebanadas de pan blanco. Claro que a eso le sumaste dos cajitas de dulce de leche, un igual número pero de manteca, y llenaste un plato con varias mermeladas mezcladas. A medio camino te arrepentiste y volviste sobre tus pasos, para tomar otro plato y servirte dos huevos fritos con panceta, y como estaban muy tentadores le agregaste un par de arrolladitos. Fuiste a la mesa, dejaste todo, y regresaste a buscar las bebidas: un café con leche bien azucarado, dos yogures (uno de frutilla, otro de vainilla), una jarra de naranja. Camino a tu lugar, capturaste unos sandwichitos de miga. Y te sentaste a desayunar. Tus vacaciones duraron quince días y no leiste el estudio alemán. Ahora pesás 40 kilos más y te anotaste en Cuestión de peso.

(Publicado en la "Columna del editor" de La Razón, de Buenos Aires)

17 de enero de 2011

Wikipedia: el sueño hecho realidad

Por Humberto Acciarressi

El 15 de enero de 2001, Jimmy Wales y Larry Sanger estaban trabajando en una enciclopedia producida por expertos en distintas áreas del conocimiento humano. Se llamaba Nupedia y vos no tenés la menor idea de qué se trata. El asunto es que en sus ratos de ocio ensayaban algo que les rondaba la cabeza y que enviaría al anonimato todas sus otras creaciones. Su nombre era Wikipedia. Como suele suceder en estas historias, los creadores se pelearon, Wales quedó como cabeza del proyecto y el otro con el mérito de haber elegido el nombre de la que sería la más grandiosa y original enciclopedia de todos los tiempos.

Artículos publicados por cualquiera, información libre, un llamado a la seriedad de los "enciclopedistas", gratuita en todos sus términos para la humanidad entera, autores que mantienen sus derechos de autoría pero los ceden para que los utilice quien quiera. Si se lo analiza, no muy diferente a la creación bíblica del mundo. El arranque desde el caos hasta un ordenamiento que hace que, al día de hoy, casi no hay quien diga ante una duda: "Mirá en la Wikipedia". Jorge Luis Borges se imaginaba el infinito como una vasta biblioteca, pero fue en El Aleph donde encontró lo que podríamos llamar una metáfora de la "wiki". Allí está todo. Lo que en el cuento era un punto debajo de una escalera, en la web es un movimiento del mouse hacia una de las páginas más visitadas de la era de internet. Y lo mejor es que la aventura aún no termina.

(Publicado en la "Columna del editor" de La Razón, de Buenos Aires)

Summertime, por Janis Joplin

Odio el verano, pero amo Summertime, la canción compuesta por George Gershwin para la ópera "Porgy y Bess", de 1935, con letra de DuBose Heyward (autor de la novela en la que está basada la pieza musical), Dorothy Heyward (esposa del anterior) e Ira Gershwin. La han interpretado centenares de cantantes, entre ellas Janis Joplin. Aquí la tenemos en 1969, en Estocolmo.

Flores eróticas


"Tú te inclinabas más y más…y tanto,
y tanto te inclinaste,
que mis flores eróticas son dobles,
y mi estrella es más grande desde entonces.
Toda tu vida se imprimió en mi vida…"

Delmira Agustini

Andrés Cascioli on the Rock

Cuando Andrés Cascioli murió hace un año, el fundador de la revista Humor y notable caricaturista se encontraba trabajando en la producción del libro "El fabuloso mundo del rock". No lo pudo ver concluido, cosa que hicieron su esposa, su hija y varios de sus colaboradores. Publicado por VyR Editoras, la obra tiene -fundamentalmente- las caricaturas de más de 60 bandas y solistas nacionales e internacionales, desde los Rolling, Pink Floyd y los Beatles hasta Coldplay y Manu Chao, desde Charly, el flaco Spinetta o Calamaro, hasta íconos internacionales como Hendrix (en un poster en papel mineral) y tantos otros. Cascioli, entre muchas otras cosas, siempre fue cautivado por el universo rockero. Y lo fue como caricaturista, pero también como archivero de anécdotas, decenas de las cuales también pueden leerse en el libro. Los dibujos de Cascioli más estas pequeñas perlas escritas, hacen que esta obra sea imprescindible para los amantes del rock.