29 de septiembre de 2009

Quero inventar o meu próprio pecado


Pai! Afasta de mim esse cálice
Pai! Afasta de mim esse cálice
Pai! Afasta de mim esse cálice
De vinho tinto de sangue.
Pai! Afasta de mim esse cálice
Pai! Afasta de mim esse cálice
Pai! Afasta de mim esse cálice
De vinho tinto de sangue.
Como beber dessa bebida amarga
Tragar a dor, engolir a labuta
Mesmo calada a boca, resta o peito
Silêncio na cidade não se escuta
De que me vale ser filho da santa
Melhor seria ser filho da outra
Outra realidade menos morta
Tanta mentira, tanta força bruta.
Pai! Afasta de mim esse cálice
Pai! Afasta de mim esse cálice
Pai! Afasta de mim esse cálice
De vinho tinto de sangue.
Como é difícil acordar calado
Se na calada da noite eu me dano
Quero lançar um grito desumano
Que é uma maneira de ser escutado
Esse silêncio todo me atordoa
Atordoado eu permaneço atento
Na arquibancada prá a qualquer momento
Ver emergir o monstro da lagoa.
Pai! Afasta de mim esse cálice
Pai! Afasta de mim esse cálice
Pai! Afasta de mim esse cálice
De vinho tinto de sangue.
De muito gorda a porca já não anda
De muito usada a faca já não corta
Como é difícil, pai, abrir a porta
Essa palavra presa na garganta
Esse pileque homérico no mundo
De que adianta ter boa vontade
Mesmo calado o peito resta a cuca
Dos bêbados do centro da cidade.
Pai! Afasta de mim esse cálice
Pai! Afasta de mim esse cálice
Pai! Afasta de mim esse cálice
De vinho tinto de sangue.
Talvez o mundo não seja pequeno
Nem seja a vida um fato consumado
Quero inventar o meu próprio pecado
Quero morrer do meu próprio veneno
Quero perder de vez tua cabeça
Minha cabeça perder teu juízo
Quero cheirar fumaça de óleo diesel
Me embriagar até que alguém me esqueça

26 de septiembre de 2009

Arthur and Marilyn


"Hay personas tan vivas que no parecen extinguirse cuando se mueren y durante muchas semanas tuve que hacerme a la idea y esforzarme por afrontar el hecho de que Marilyn había fallecido. Me di cuenta de que incluso entonces esperaba haberla visto una vez más, cuando fuese, en cualquier parte, para hablar con sensatez de todo lo que habíamos pasado, y es probable que en tal caso me hubiese vuelto a enamorar de ella.
(...)
Como era de esperar, la prensa se unió para entonar a coro sus lamentaciones, la misma prensa que se había burlado de ella durante tanto tiempo y cuyos elogios y condescendencia para con su faceta de actriz, cuando no su desprecio, se había tomado Marilyn demasiado en serio. Para sobrevivir habría tenido que ser más cínica o que haber estado más lejos de la realidad. Marilyn, por el contrario, fue una poetisa callejera que había querido recitar sus versos a una multitud ávida de arrancarle la ropa"

Arthur Miller 
(Fragmento de sus memorias, "Vueltas al tiempo", recordando a su ex esposa, a quien antes había ridiculizado en su obra teatral "Después de la caída")

Time Square en 1947


Cunard Line


La felicidad de la abuela


22 de septiembre de 2009

Los Beatles en japonés


Victoria Ocampo y los hombres


"Además siempre desconfié del atractivo que experimentaba por un hombre si al imaginarlo mujer nada de ese atractivo podía subsistir. No sé si me explico. Y eso tenía importancia para mí precisamente porque las mujeres desde el punto de vista sexual jamás han existido en la historia de mi carne. En esta materia no he tenido otra patria que los hombres. Y es una patria que he amado de todas las maneras. Que también he reprobado. Que he desaprobado a menudo con violencia y justicia. No siempre es fácil vivir en esa patria. Pero era la mía (...)"

Victoria Ocampo
 (en carta a Roger Caillois)

18 de septiembre de 2009

El Indio Solari en Salta la linda


Por Humberto Acciarressi

Otra vez llega la fiesta, otra vez el mismo ritual. La última fue en el estadio único de La Plata. Ahora, la ceremonia se renueva en el Padre Martearena de Salta la linda, que esta vez estará de puro pogo en la noche de este sábado. Más allá de las peleas con Skay por el tesoro compartido (¿qué habrá, que milagros esconderán las cintas que el Indio reclama y que el guitarrista y la Negra Poly guardan tan celosamente?), el ex vocalista de Patricio Rey estará sobre el escenario unas dos horas que uno puede imaginar más, con temas clásicos de los Redondos y de sus dos discos solistas, "El tesoro de los inocentes" y "Porco Rex".

El año pasado, más o menos para la misma época, la máquina mística del Indio latió ante 36 mil personas en San Luis. Calamaro, que luego lo acompañó en La Plata, no llegó en esos mismos días a los 30 mil, en el cierre del Pepsi Music. Hay cosas que son difíciles de explicar, tal vez porque no necesitan explicación. Al escribirse estas líneas, los seguidores del Indio ya tenían casi agotadas las 25 mil entradas. Llegados desde todas las provincias y de los países vecinos, una vez más renuevan el contrato iniciado hace varias generaciones con una estética musical que es impermeable a las críticas.

Por eso, generación tras generación, cuando el Indio dice "yo sé que no puedo darte más que un par de promesas. Tics de la revolución, implacable rocanrol y un par de sienes ardientes que son todo el tesoro", la gente sabe que está prometiendo algo que va a cumplir. El hechizo de su música, sus bellas y conmovedoras letras, le dan un crédito que no se encuentra todos los días en la música argentina.
Fenómeno inusual el del Indio. En líneas generales y por supuesto hay excepciones, cada vez que una banda se disuelve y los músicos siguen su propia ruta, el poder de convocatoria se resiente. Con Carlos Solari esa regla se rompe. Para colmo, como si fuera un guiño insólito, en el mismo momento en que el Indio y Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado se suban al escenario salteño, Skay estará haciendo lo propio en el Teatro Flores, en la Capital Federal, en lo que será la última presentación con el material de "La marca de Caín", ya que el ex guitarrista ricotero se encuentra trabajando en su nueva placa, que estará lista antes de fin de año.

También hace unas horas, Skay salió a lamentar el enojo mediático que se cruzaron con su ex compañero de fechorías musicales y de vida. "Evidentemente hay cosas que no quedaron resueltas, realmente lo lamento. A mí lo ocurrido sinceramente me asombró, en especial la reacción del amigo. El material está guardado en un banco, nos pertenece a todos y cuando decidamos juntos hacer algo y sea de manera conjunta, lo haremos. Lo aclaro de una forma sincera.De alguna manera la predisposición que venía manteniendo tras la disolución se vio alterada y no me parece alimentar polémicas sobre cosas que corresponden a la intimidad", dijo el violero de los riffs mágicos.

Pero estas son apenas anécdotas para matizar la espera hasta que llegue el sábado, cuando se enciendan las luces y el Indio salga con su voz inconfundible a contarnos la historia de esos personajes que viven en sus letras, fiel cronista musical de un tiempo de destiempos, un acierto más en el mar de desatinos que la realidad nos impone día a día. La mística ricotera, con otro formato, sigue viva y soporta el paso del tiempo como sólo los clásicos pueden hacerlo. Y el rock del país hace rato que cuenta con el Indio Solari como uno de sus pilares más sólidos, de esos que no se pueden sacar porque se cae la estantería. Este sábado, cuando suenen los primeros compases, el sumo sacerdote de esta religión pagana reiniciará la ceremonia que no termina nunca y que tiene sus picos más altos en estos escenarios multitudinarios.

(Publicado en el suplemento de música "Te Suena" de La Razón, de Buenos Aires)



16 de septiembre de 2009

La dulce levedad del ser


"El sábado y el domingo sintió la dulce levedad del ser, que se acercaba a él desde las profundidades del futuro. El lunes cayó sobre él un peso hasta entonces desconocido. Las toneladas de hierro de los tanques rusos no eran nada en comparación con aquel peso. No hay nada más pesado que la compasión. Ni siquiera el propio dolor es tan pesado como el dolor sentido con alguien, por alguien, para alguien, multiplicado por la imaginación, prolongado en mil ecos"


Milan Kundera 

("La insoportable levedad del ser")
Ilustración de Misha Gordin

13 de septiembre de 2009

Ya no ve más a un lindo gatito

A menos que lo operen de cataratas, el viejo Tweety -plumífero acomodaticio- ya no podrá decir: "Me pareció ver a un lindo gatito". Su creador, Bob Clampett, murió en 1984. Y Silvestre se rajó con una gata menos hinchapelotas que el canario. Y vaya a saber uno donde está enterrada la abuela. Mientras, cual Pablo Milanés, Tweety tararea "el tiempo pasa". Odio a ese bicharraco con plumas casi tanto como al correcaminos.

Abraham Lincoln en la Casa Blanca en 1864


8 de septiembre de 2009

Malabaristas


" (...) Me ha parecido siempre que al hablar somos todos malabaristas, más o menos hablidosos. A un tiempo hay que pensar, elegir las palabras, ordenarlas en oraciones que fluyan con naturalidad, que respeten la sintaxis y que sirvan a nuestro fines. Muchas veces, para no tener esperando al interlocutor, me he resignado a decir que una película es bárbara, un elogio deplorablemente vago, o que yo estaba lleno de entusiasmo, lo cual sugiere que soy un recipiente repleto de quién sabe qué (...)"

Adolfo Bioy Casares 
(en el prólogo a su "Diccionario del argentino exquisito")

Attaque, 1956


4 de septiembre de 2009

Dunga, tomá un vaso de agua y charlemos


Por Humberto Acciarressi

Otra vez, como cuando Brasil visitó a la Argentina por las eliminatorias del Mundial de Alemania, el equipo de Dunga traerá su propia agua para evitar -dicen- un nuevo "caso Branco". En rigor, 220 botellas para no caer en la tentación de aceptar beber de un bidón "marca Bilardo" y terminar todos como jamaiquinos en una noche de farra al son de la música de Bob Marley. El estigma Branco (aquel defensor brasileño que tomó agua de un bidón argentino en Italia 90 y acabó haciendo señas y cantando Lucy en el Cielo con Diamantes mientras Argentina dejaba fuera a su selección con el gol de Caniggia), persigue al equipo verdeamarillo, que prefiere curarse en salud con vistas al partido de mañana en Rosario. Y no precisamente con pastillas de Valium.

De una u otra forma, los amigos del Brasil quedaron muy sensibilizados. Y nosotros también. Su dolor es el nuestro, ¿o acaso no integramos el Mercosur?. Pero, ¿existió el famoso somnífero? Según Basualdo y Maradona, no queda ninguna duda. Y para colmo, el entonces "10" ahora es el técnico, y Bilardo -manager del seleccionado- es sindicado como artífice de aquel sabotaje de hace casi dos décadas.

Desde acá les sugerimos a los hermanos verdeamarelhos. No carguen inútilmente el avión: vengan y beban las aguas argentinas, que tienen cianuro, desechos tóxicos y peces mutantes, pero no somníferos. Podrán, sí, morir de cáncer en unos años (nadie es perfecto), pero no tendrán a ningún drogón en el área. Es una buena oportunidad para lavarle la cara al fútbol. Eso sí, el agua la ponemos nosotros.

(Publicado en "La columna del editor" de La Razón, de Buenos Aires)