21.12.19

Lino Enea Spilimbergo y los ojos de su esposa Germaine

EN EL CUADRO DE SPILIMBERGO SE OBSERVA A SU ESPOSA GERMAINE Y A SU HIJO ANTONIO
Lino Enea Spilimbergo (1896-1964) es sin dudas uno de los más originales artistas plásticos de la Argentina. Además de pintor y grabador que combinó como pocos lo surreal y metafórico con la temática social, fue un notable muralista, que con Antonio Berni, Juan Carlos Castagnino, Manuel Colmeiro Guimarás y Demetrio Urruchúa fue uno de los realizadores de los murales que enriquecen la cúpula de las Galerías Pacífico en el microcentro porteño. Asimismo, Spilimbergo fue uno de los artistas argentinos (además lo hicieron Castagnino, Berni y el escenógrafo uruguayo Lázaro) que trabajó junto al mexicano David Alfaro Siqueiros en el mural "Ejercicio plástico", realizado en el sótano de la quinta Los Granados, en Don Torcuato, propiedad del empresario periodístico Natalio Félix Botana, creador del diario "Crítica". Pero en la obra de Spilimbergo hay un detalle que impresiona por su belleza que son los ojos de las mujeres en actitud de reposo y miradas inquietantes de su serie "Figuras". Esos "grandes ojos", no muchos lo saben, le fueron inspirados por los de su esposa Germaine (en el cuadro de arriba acompañada por el hijo de ambos, Antonio)

SPILIMBERGO JUNTO A GERMAINE, SU ESPOSA, A QUIEN CONOCIO EN PARIS.