21 de octubre de 2015

A las siete y media

"A las siete y 
media de la mañana la 
ciudad estaba lívida, el viento hacía correr a ras de suelo un polvillo de hielo"

Georges Simenon