30 de abril de 2015

Pioneros en diligencia, Nebraska, 1886



Balazos en el sótano donde ejecutaron al Zar Nicolás y su familia, en 1918


Pablito clavó un clavito


Le voy a contar, señora, por qué le duele la espalda


Detrás de escena de Blade Runner





Pierre of the Plains, 1914



The Jungle,1914



Albert Camus


La leche en Londres bombardeada


Marilyn


Como lágrimas en la lluvia . . .







Touché


Hitchcock, en el set, con los actores de Los Pájaros



Elvis y Ann-Margret en 1964



Un tarado se divierte


Retorno de tropas al final de la Segunda Guerra Mundial



Esclavas sexuales


Kil Un-Ock (derecha) y Kim Bock-Dong, que fueron obligadas a servir a las tropas japonesas como una esclavas sexuales durante la Segunda Guerra Mundial, gritan consignas durante la manifestación contra la visita del primer ministro japonés Shinzo Abe a la embajada de los Estados Unidos en Seúl, Corea del Sur. Abe eludió la pregunta de si iba a pedir disculpas por la esclavitud sexual de las mujeres en el ejército de Japón durante la guerra.

El alucinante viaje de Patricio Rey, entre San Telmo y La Plata


Por Humberto Acciarressi

Todo fanático de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, después de escuchar una y mil veces sus discos oficiales, se ha dedicado a investigar el interminable número de grabaciones piratas que recorren su historia. Una de ellas data de 1979 y tuvo por escenario el teatro Margarita Xirgu. Tanto este material como otros de aquella época no aportaban mucho dato, descontando el emocional, al ávido escucha ricotero, que aumentaba, eso sí, el entusiasmo del mito en su corazón. En esto transcurrieron casi tres décadas sosteniendo en el aire las preguntas: ¿Cuándo empezaron los Redondos?, ¿dónde fue su primer recital?, ¿qué fue La Cofradía de la Flor Solar?, ¿qué cosas ocurrieron en esos largos años antes de la salida de "Gulp"?

Hace aproximadamente una década, el llamado Comando Luddista -así se denominan a sí mismos los documentalistas que toman su nombre de los comienzos del movimiento obrero inglés en su lucha contra las máquinas, los despidos y los bajos salarios- comenzó a desandar el camino que llevaría a abrir ese cofre, tan bien escondido al final del Arco Iris. Sucede que para conocer esa historia previa al primer disco de Los Redondos, no alcanzaba con apelar a la memoria de uno o dos protagonistas, sino que hacía falta conocer e interpelar a todos los actores, ya sean principales, secundarios o extras, de esta apasionante película. Hoy, este grupo de documentalistas, ofrece el fruto de su trabajo con una serie de presentaciones de "El alucinante viaje de Patricio Rey" en el mismísimo Margarita Xirgu, entre otros escenarios.

Cuando uno llega al hall del teatro en el barrio de San Telmo, los fantasmas felices que guardan aquellos misterios empiezan con sus susurros al oído, y se preparan para despedirse, con la melancolía propia de quien se despide con alegría. Al entrar a la sala, primero uno se deleita con el piano de Damián Tepman y parte de "Concierto Redondo", y después sí, "Patricio disco show"..y a rodar, a emocionarse, a meterse de lleno en el Alucinante Viaje. Un recorrido que se conoce cuando comienza, aunque quien sabe cuándo termina. El Comando Luddista se ha encargado, en esta oportunidad, de recorrer los primeros años de Patricio Rey, lo cual indica que, desde la salida de "Gulp" en 1984 hasta el último recital en 2001, les quedan... ¡ casi 20 años de historia para documentar en una segunda parte !

Pero por ahora, todavía hay muchas personas que no han visto este primer viaje a los comienzos del universo redondo, para el que se trabajó con fotos, videos, grabaciones a cinta abierta de aquella prehistoria que hubo que digitalizar y que incluyó la búsqueda de una máquina reproductora de un formato que no se usa más y que es rarísimo, el de 9 y medio (no de 8 ni de 8 y medio. Durante todo el 2015, tanto en el Margarita Xirgu (Chacabuco 875) como en el Pasaje Dardo Rocha de la ciudad de La Plata (frente a la Plaza San Martín de la capital bonaerense), se estará proyectando este documental. Las próximas fechas son el 16 de mayo, el 20 de junio y el 18 de julio en el teatro de CABA, y el 17 de mayo y 21 de junio en el complejo cultural platense. Hace unos meses que, además, los artífices de este proyecto van llevando el documental, realizado de manera autogestiva, por algunas provincias argentinas. Y en lo referido a los que ya lo vieron… bueno, los muchachos del Comando Luddista conocen lo exigente que es el público ricotero, y la ilusión que puede generar ese cartel que aparece al final de la película, cuyo contenido no vamos a revelar.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

El Llanero Solitario anduvo solo y mal acompañado


Por Humberto Acciarressi

De tres etapas bien marcadas consta la prehistoria del Llanero Solitario. La primera, radiofónica, de 1933, cuando apareció para pelearle el lugar a un superhéroe llamado La Sombra. Cinco años más tarde, Ed Kressy llevó las andanzas del justiciero del Oeste norteamericano a la historieta y no le fue nada mal. Con estos antecedentes saltó al celuloide, con treinta capítulos dirigidos por William Witney y John English, y Robert Livingston en el papel del enmascarado. Casi nadie lo sabe, pero el Llanero tenía un objetivo: encontrar a los asesinos de su hermano y, de paso, enfrentarse a cualquier delincuente que se cruzara con él por aquellas comarcas repletas de bandoleros, indios y bisontes.

Sin embargo, la consagración del héroe se produjo con el advenimiento de la televisión y con la participación de Clayton Moore en el papel del Llanero y Jay Silverheels como Toro (en la versión yanqui era "Tonto"). A caballo de Silver y de la pantalla chica, el tipo se metió en los hogares del mundo entero con 225 episodios de media hora, grabados entre 1948 y 1961. En el medio de esa vorágine, aprovechando la fama del personaje -sólo superado en notoriedad por Superman-, el productor Jack Wrather llevó al cine "El Llanero Solitario (1956) y "El Llanero Solitario y la Ciudad Perdida del Oro". Fue su época de gloria. Cuando la serie llegó a la Argentina, en los Estados Unidos ya estaba en decadencia. Hubo unos dibujos animados poco exitosos y en 1981 apareció en los cines "La leyenda del Llanero Solitario" dirigida por William Fraker.,con Klinton Spilbury en el papel del cowboy. Pasó sin pena ni gloria.

El 5 de marzo de 1980 murió Jay Silverheels, el "indio" compañero. Clayton, por su lado, no pudo resistir que le dijeran estaba gordo y viejo para interpretar al personaje de sus tiempos de oro. Se entregó a la bebida con tal entusiasmo, que ni se enteró cuando un millón de personas firmaron un petitorio en el que decían: "Se ha pasado la vida visitando hospitales, y ahora porque le sobran cuatro agujeros en el cinturón lo quieren echar. Esto es algo contra lo cual lucharía el Llanero Solitario". Con más alcohol que sangre en las venas, y a pesar de que los productores y dueños de los derechos se lo habían prohibido, siguió utilizando el antifaz negro y el sombrero blanco. Hasta que un juez, en el dictamen de una demanda, lo amenazó con la cárcel. Nunca más utilizó el atuendo. Fue el golpe final para este pobre loco. Se murió el 28 de diciembre de 1999, sin llegar a ver el nuevo milenio.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)


CLAYTON MOORE, YA ANCIANO, POCO ANTES DE PERDER EL JUICIO QUE LE ENTABLARON PARA QUE NO USE MAS EL ANTIFAZ Y EL SOMBRERO BLANCO

29 de abril de 2015

Mirtha y Silvia Legrand usan jabon Lux


Egipto recupera obras saqueadas tras la primavera árabe


La operación llamada La maldición de la momia, lanzada por las autoridades estadounidenses en 2010, ha resultado ser toda una bendición para Egipto. Gracias a las pesquisas del departamento de Inmigración y Aduanas de EE UU, el Gobierno egipcio ha podido recuperar 135 piezas de gran valor arqueológico que habían sido robadas por mafias especializadas en el contrabando de antigüedades. Aunque algunas habían salido antes de 2011, año de la revolución, la mayoría lo hicieron después de la caída de Hosni Mubarak, aprovechando la inestabilidad generada en el país.

 (Leer el artículo completo acá)

El Bhaktapur Durbar Square convertido en ruinas


Así quedó el Bhaktapur Durbar Square tras el terremoto en Nepal. Además de los miles de muertos y desaparecidos, multitudes de personas siguen viviendo a la intemperie, sin agua limpia o saneamiento.

28 de abril de 2015

La sonda Messenger se estrellará en Mercurio


La sonda Messenger, la primera de la historia que se puso en órbita alrededor de Mercurio, se quedará sin combustible e impactará contra este planeta este 30 de abril. La misma, que fue lanzada en 2004 y entró en órbita en 2011, se estrellará a más de 3,91 kilómetros por segundo y creará un nuevo cráter en el planeta más pequeño del Sistema Solar. Durante los últimos cuatro años, Messenger completó 4.065 vueltas alrededor de Mercurio.

Una de las observaciones más sorprendentes realizadas gracias a esta sonda fue el hallazgo, en 2012, de pruebas que sugieren que Mercurio alberga agua congelada en cantidades abundantes en sus cráteres polares, a los que jamás llega la luz del Sol. Messenger, de tamaño similar al de un auto, se convertirá en el primer objeto creado por el ser humano en caer sobre la superficie de Mercurio, donde dejará un cráter de 16 metros de ancho.

Las picadas, la muerte y la crítica "enferma" de un juez


Por Humberto Acciarressi

Hace unas semanas, en esta misma columna, nos referíamos a una de las calamidades de la Argentina con el título "Los asesinatos viales no le interesan a la política" y señalábamos que en estadísticas que llegan hasta enero de este año, los muertos en accidentes de tránsito arriban a los 21 diarios y a los 634 mensuales, según los informes de la asociación civil Luchemos por la Vida. Alli, entre otras cosas, mencionábamos a los asesinos viales que esperan el juicio en libertad, que luego reciben la menor de las penas (lo que les permite mantenerse libres o arreglar la cuestión con una probation) y para colmo no encuentran ningún impedimento para seguir conduciendo. Casi coincidiendo con esas líneas, en la localidad de Haedo se produjo el terrible accidente en el que un Nissan Tiida color champagne conducido por Diego Nicolás Cuevas atropelló a un grupo de jóvenes que retornaba de un baile en Ramos Mejía, y mató en el acto al adolescente de 16 años Lautaro Juárez.

En tanto, testigos, policías y hasta cámaras viales, dieron cuenta de que este asesino al volante venía corriendo picadas, y, según el fiscal de la causa, Alejandro Jons, actuó "con desprecio por la vida". Enseguida se supo que el conductor y sus acompañantes venían alcoholizados y, por lo menos dos de ellos, habían consumido marihuana. Ahora, a tres semanas del crimen vial, acaba de morir otro de los jóvenes atropellados, José Manuel Lastra, de 16 años, con lo cual los fallecidos suman dos e igual número de chicos permaneces internados en grave estado. Entre una muerte y la otra, el juez de la causa, Alfredo Meade, en el ejercicio de la llamada "sana crítica", dejó libre al asesino sin impedirle conducir -lo que si hizo el municipio de Haedo-, al recaratular la causa y pasarla de "homicidio simple con dolo eventual y lesiones graves" a "homicidio culposo”. El magistrado, al que se le pidió juicio político y es objeto de los más razonables repudios de parte de la sociedad, además añadió que esta bestia que venía corriendo picadas "no tuvo intención de matar". Como el juez tomó esas medidas antes de conocer las pericias o escuchar testigos claves, su "sana crítica" adolece de toda sanidad y es enfermizamente lamentable.

Pero la cosa no terminó. En las últimas horas, se supo que la sangre que le sacaron a Cuevas para analizar, no podrá aportar nada ya que fue "neutralizada con agua", lo que apenas dejó una cantidad de hematocritos no compatibles con una persona viva. En tal sentido se supo que la muestra llegó a La Matanza y de alli a La Plata, sin la debida cadena de custodia y sin seguir ninguno de los protocolos. Y esto fue informado por la propia jefa de peritos de la policía de la provincia de Buenos Aires a la fiscal de Morón Valeria Courtade. Esta falta gravísima, de acuerdo a uno de los querellantes, no se debe a negligencia sino a una adulteración lisa y llana. Lo concreto es que ahora no podrá saberse si Cuevas, cuando atropelló a los siete jóvenes, iba alcoholizado y/o había consumido marihuana. Hasta el momento, como ya señalamos, los fallecidos son dos. Esperemos que la cifra trágica no aumente. Mientras, el asesino vial camina tranquilo por la calle y los legisladores argentinos -diputados y senadores- están más preocupados en las alianzas para las próximas elecciones.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

Angelina Jolie pidió en la ONU por los refugiados sirios


Angelina Jolie reprochó al Consejo de Seguridad de la ONU su impotencia para poner fin a la guerra en Siria y pidió enérgicamente ayuda para los refugiados de ese país. La estrella de Hollywood intervino ante el Consejo en calidad de enviada especial del Alto Comisionado de la ONU para los refugiados (Acnur), cargo con el visitó campos de refugiados sirios en once ocasiones.


"Si no podemos acabar con este conflicto, tenemos el deber moral de ayudar a los refugiados y ofrecerles soluciones legales para darles seguridad"

Angelina Jolie

Salvemos la Tierra


Muchachas con sus caras pintadas, hacen un llamado a "Salvar la Tierra", en una escuela de Patiala, India.

Harold Lloyd en The Freshman


Piden la protección de los albinos en Africa


La Comisión de Justicia y Paz de la Iglesia en Malawi pidió protección para los albinos, ya que los mismos son asesinados para usar sus cuerpos en brujería. "Nuestros hermanos y hermanas albinos hacen un llamamiento moral urgente a nuestras conciencias para que actuemos", dicen los militantes por los derechos humanos. "Muchos creen que los albinos tienen poderes místicos o mágicos en partes de su cuerpo, las cuales convierten a la gente en millonaria o sirven para curarle enfermedades como el SIDA", lamentó la Comisión de Justicia y Paz del país africano. Fuentes de la policía de Malawi sostienen que partes de sus cuerpos pueden venderse en Tanzania por 600 dólares y un cuerpo entero por 75.000. "Es preocupante que, en el mundo actual, en el que la ciencia y la biología han avanzado tanto, no logremos ver que no hay diferencias entre las partes del cuerpo de un albino y de un no albino", fue precisado.

Un graffiti y el triste presente de Gaza


Un graffiti en la Franja de Gaza, Cisjordania, muestra a la diputada palestina Jalida Jarar, presa en una cárcel israelí.

27 de abril de 2015

James Joyce en 1915


Chesterton, Lord Jones y el striptease de los velorios chinos


Por Humberto Acciarressi

Si a cualquier lector se le pregunta por tres escritores que hayan cultivado el fino arte de la ironía y el despiadado sarcasmo con talento impar, es inevitable no mencionar a Oscar Wilde, Jorge Luis Borges y Gilbert Chesterton. Hay varios más. La lista es sabrosamente más extensa, pero esa trilogía no puede ser dejada de lado. Hacerlo sería un pecado de lesa literatura. El tercero de los mencionados, autor -entre tantas- de esa novela antológica que es "El hombre que fue Jueves" o de las andanzas detectivescas del padre Brown, le dijo en una oportunidad a un grupo de hacedores de periódicos: "El periodismo consiste esencialmente en decir 'Lord Jones ha muerto' a gente que no sabía que Lord Jones estaba vivo". Hay colegas que no se sienten cómodos con esta definición, que es en realidad lo que buscaba Chesterton, a quien Borges, su admirador, comparaba con Kafka.

Paralelamente, en sus charlas sobre el socialismo durante sus viajes por los Estados Unidos, Oscar Wilde solía reiterar aquel famoso enunciado que dividió las letras del fin del siglo XIX en dos bandos: "La realidad imita al arte". Y a tal punto los dos ingleses estaban en lo cierto, que una agencia de noticias acaba de anunciarle al mundo que en China existe una costumbre muy extendida y que ahora quiere ser prohibida por el gobierno del gigante asiático. Los chinos deberán privarse de disfrutar de bailarinas que se desnudan en los velorios para atraer más gente ¿De qué hablas, Willis? En primer término, como sostenía Chesterton, me vengo a enterar que fue prohibida una actividad que ni sabía que existía. Y no me avergüenzo de reconocerlo. Los striptease mortuorios no figuraban, ni de lejos, en mi triste conocimiento.

Lo más curioso es que los chinos tienen vedado ver cuerpos desnudos en otras disciplinas, incluyendo los espectáculos teatrales. Yo estaría dispuesto a apostar que este asunto de las chicas que se desnudan en los velorios fue el invento de algún chinito vivo, que naturalmente corrió como un reguero de pólvora. Ahora, el ministerio de Cultura dice que esa práctica "será severamente castigada" dado que dichas prácticas dan cuenta de "las trampas que la vida moderna tiene en China". Cabe aclarar que hace una década, el mismo gobierno intentó poner coto a la proliferación de strippers en fiestas privadas (curiosamente emitidas por televisión), pero la censura no prosperó. Lo de las chicas que bailan y se desnudan en los velorios es anterior. Y está muy arraigado en algunas provincias, al punto que proliferan las empresas que organizan el show. Si hasta dan ganas de ir al mercadito de la esquina, para preguntarle al chino que lo atiende si no se le murió nadie en sus pagos y acompañarlo al velorio. Hay que ser solidario, che.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

De cómo Tácito y Huxley se vinculan con la derrota de Recalde


Por Humberto Acciarressi

De Tácito, aquel historiador, cónsul y senador de los tiempos de gloria del imperio romano, no ha quedado mucho, si bien los "Anales" o sus "Historias" tienen un viso bastante cercano a la completud. En algunos de los escritos menores que han sobrevivido, y siempre de acuerdo a las diferentes traducciones del latin, le dejó a la posteridad varias opiniones de algo que conocía bastante: el poder. Una de esas citas resume varias de sus reflexiones y dice que "el poder nunca es estable cuando es ilimitado". Veinte siglos más tarde, el siempre admirable Aldous Huxley -autor, entre otros libros, de la distopía "Un mundo feliz"- precisaba que los antiguos teóricos creían que la propaganda "podía ser cierta o ser falsa". Y, en consecuencia, introducía una variante: el desarrollo de una vasta industria de comunicaciones en masa, interesada no en lo cierto ni en lo falso, sino en lo irreal. Tácito y Huxley, en diferentes épocas, describieron esa forma del poder y sus instrumentos que se conjugan y dan forma a estructuras políticas como el kirchnerismo, el chavismo y otros engendros de esa naturaleza.

Las elecciones porteñas de este domingo confirmaron que el "relato" de los Kirchner y esa risueña y patética "guardia de hierro" que canta cosas de épocas que sus integrantes ni conocieron, no es de final abierto como postularía Umberto Eco, sino del estilo bien clásico: comienzo, desarrollo y fin. Aunque por su propia naturaleza, el relato fue pasando del clasicismo al surrealismo casi inevitablemente. Un "relato" que descansó siempre en lo irreal, en el decir de Huxley, no puede enfrentar la realidad cuando ésta desarrolla sus propios mecanismos de defensa, en contra de una ficción que ya ha dejado de coincidir con los deseos de quienes padecen el poder. Y para colmo, volviendo a Tácito, cuando ese poder pierde su estabilidad.

En estas elecciones porteñas para elegir precandidatos a Jefe de Gobierno se volvieron a manifestar estos vicios. Un buen ejercicio es recorrer las calles el día después y releer los carteles, ir a la hemeroteca y revisar las declaraciones y los apoyos, o meterse en You Tube y analizar, por ejemplo, las caras y los dichos de personajes tragicómicos como Aníbal Fernández, Tomada, Recalde, Scioli, Abal Medina, Rossi, Lubertino y compañía, además de los periodistas y mediáticos que atacan desde el poder a quienes no piensan como ellos.

El festejo pour la galerie de La Cámpora, los cantos de la década del setenta que el viento de la historia se llevó al olvido, la filosofía del aguante propia de los "camisas negras" de Mussolini y de "festejamos aunque seamos los últimos porque somos los primeros", ya ni siquiera asusta a los chicos. Son, sin medias tintas, patéticos. Lo que ocurrió el domingo por la noche en el bunker del kirchnerismo porteño fue la muerte simbólica del llamado "núcleo duro".

La Cámpora, que ya había perdido en cuanta elección en la que participó -desde facultades hasta intendencias-, ahora llevó al kirchnerismo (con seis listas más como colectoras), a una de las peores derrotas de su historia en Buenos Aires. Si hasta el siempre perdedor Filmus, al lado de Recalde, se debe haber sentido, en su fuero íntimo, un ganador. Y como leen muy mal la realidad, nadie le advirtió a Scioli -el único con alguna chance presidencial, al que le pegan más los duros K que la oposición-, que se borrara de ese tinglado patético en el que ni faltó el multiprocesado vicepresidente Boudou. En fin, un relato que quiere ser épico y no pasa de sainete.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

CARTEL  DE CARGADA, EN EL QUE SE VE A FILMUS, SOLO SUPERADO EN MALAS ELECCIONES KIRCHNERISTAS POR MARIANO RECALDE

#Elecciones Primarias 2015

Chicas en Los Angeles,1929



Eva Duarte sorprendida por la cámara


De una revista sin identificar, cuando Eva Duarte todavía no era "de Perón" ni "Evita", y se ganaba el mango en el mundo del espectáculo.


 

Miles de títulos esperan su lector en la Feria del Libro


Por Humberto Acciarressi

Las metáforas literarias referidas a la materia que le da cuerpo, es decir el libro, no son pocas. Entre ellas, con la ayuda del cine, la más famosa (dije "famosa") es la de Ray Bradbury en "Farenheit 451". La importancia del contenido por sobre el continente, en una sociedad cuyo lema capital es la destrucción de las obras literarias, se manifiesta en esos hombres y mujeres opositores que tienen una particularidad: ellos mismos son los libros que han aprendido de memoria para guardar, palabra por palabra, hasta que concluyan las épocas del oscurantismo y las letras puedan ser volcadas nuevamente al papel. De esta forma, un hombre es la "Odisea", una mujer "La educación sentimental", un chico "La náusea", y así siguen los nombres y características de esta particular comunidad. En la vida real, los paradójicos "bomberos" de Bradbury que queman los libros, tienen muchos epígonos. Pero por suerte, los muertos que ellos matan gozan de buena salud.

En otro orden de cosas, el calendario se encargó de ofrecer una curiosa metáfora literaria, en el lejano 23 de abril de 1616. Es decir, la misma jornada en que comienza la exposición cultural más importante de la Argentina y del mundo de habla hispana. En esa fecha fallecieron Miguel de Cervantes, William Shakespeare (aunque con diferente calendario, en su caso el Juliano, el día debe ser tomado como una licencia poética) y el Inca Garcilaso de la Vega. Para la Unesco, por este motivo, ninguna fecha fue mejor para proclamarla "Día Mundial del Libro". Esos datos de la ficción y la realidad remiten, inevitablemente, a la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, que, en su versión número 41, se inauguró oficialmente este jueves y que tendrá, el sábado, esa inmensa, por momentos inabarcable en materia de gente, actos, espectáculos y ofertas, y ya clásica Noche de la Ciudad, con entrada libre y gratuita.

Borges, quien expresó en múltiples ocasiones que la biblioteca de su padre fue el acontecimiento capital de su existencia y que imaginaba el universo como una biblioteca infinita, sostenía modestamente: "En el curso de mi larga vida creo no haber leído más de cien volúmenes, pero he hojeado algunos más". Valga la boutade del autor de "El Aleph", quien, en sus tiempos de profesor de la UBA, recomendaba a sus alumnos que no leyeran un libro si no sentían la necesidad urgente de hacerlo. "Si eso no ocurre - argumentaba - es que ese autor todavía no es digno de ustedes". Por su lado, y en el mismo sentido, Mallarmé sostenía que el mundo vive para un libro, algo que los mejores lectores intuyen.

La lectura lleva implícita la aceptación de una serie de códigos, sin los cuales el acto de leer se convertiría en algo mecánico. Coleridge, en lo atinente a la ficción y la poesía, pedía la suspensión de la incredulidad al leer un libro. O sea, creer en Gargatúa orinando desde las torres de Notre Dame, sentir el sabor de las "madeleines" de Proust, horrorizarse porque Gregorio Samsa se despertó una mañana convertido en insecto. No menos válida es aquella lejana definición de Adolfo Bioy Casares, cuando expresaba: "La literatura es uno de los modos más eficaces que encuentro para sortear la muerte". Ese laberinto de vértigos, ese conglomerado de miles de palabras en busca de ojos atentos e inteligencias perspicaces, se llama Feria del Libro. No importa si quien transita sus pasillos es un empedernido caminador de las "librerías de viejo", un pescador de títulos nuevos en los centenares de locales porteños, o alguien que lee cada tanto gracias a un cumpleaños. En definitiva, como quería Borges, millones de piezas literarias se encuentran en la Feria a la espera de su lector, de aquel o aquella que sepan descifrar la misteriosa construcción artificial de un espacio imaginario o real.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

#Feria Internacional del Libro de Buenos Aires 2015