5 de octubre de 2014

Guillermo Delgado, el contrabajo del folclore

Por Humberto Acciarressi

El próximo miércoles en Café Vinilo (Gorriti 3780), Guillermo Delgado Grupo estará presentando su nuevo material discográfico, "Adentro", a partir de las 21. Integrado por Leandro Cacioni en guitarra, Agustín Lumerman en percusión y Guillermo Delgado en contrabajo, la agrupación tiene un repertorio que se caracteriza por abordar el folclore argentino desde diferentes perspectivas musicales y sin prejuicio alguno. Y precisamente una de las características del disco es que no es frecuente en el folclore el sonido tan destacado del contrabajo, al punto que hay momentos en que los clásicos de nuestra música tienen un muy interesante aire de jazz. Son de una gran calidad las reversiones de temas como "Zamba para la viuda", "Sirviñaco", "De la raíz a la copa", "Arenosa", "Soledad Jujuy" o "Chacarera de las piedras", entre otros.

Delgado, que estudió en el célebre Berklee College of Music, de Boston, Estados Unidos, tiene como antecedente el dúo que formó con el guitarrista Sebastián Espósito (world music, ritmos argentinos y canciones en formato acústico) y el Quinteto Urbano, que combinaba ritmos sudamericanos con jazz tradicional. Eso además de haber tocado junto a artistas como Paquito D'Rivera, Jim Snidero, Walter Malosetti, Ricardo Cavalli, Norberto Minichillo y Ligia Piro, entre otros Con motivo de la presentación de "Adentro" -producido por Hernán Crespo, quien además toca el acordeón, más la participación de Lilian Saba en piano, Marcelo Chiodi en quena, Sebastián Espósito en charango y composición, y Juan Iñaki, Marcela Passadore y Valeria Ebu Isaac en voz- charlamos con Delgado. Echando un vistazo a los autores clásicos de los catorce temas que integran el CD, es inevitable preguntarle sobre los motivos de la selección.

El músico se explaya: "La decisión de incluir a compositores icónicos tales como Atahualpa Yupanqui y el Cuchi Leguizamón, tiene que ver con mi decisión de que en mi primer disco solista se transitaran las raíces de nuestra música nativa. Atahualpa es el compositor predilecto para este fin. El Cuchi ,en cambio, representa la raíz con las influencias de músicas más sofisticadas armónicamente, como sería el jazz. Sumando a esto,están las hermosas poesías de Manuel Castilla". Prosiguiendo con su explicación, añade: "Otra dupla compositiva que aparece en el disco es la de Falú y Dávalos, que combinan tradición y sofisticación. Y también hay compositores contemporáneos como Oscar Alem y Juan Falú, que suman armonías más contemporáneas, además de composiciones grabadas por primera vez, como en el caso de las de Sebastián Esposito y de Valeria Ebu Isaac, más un tema mío ya grabado anteriormente”. El resultado es muy bueno. El disco que se presentará en Café Vinilo es un gran aporte al folclore desde una estética que combina a la perfección lo clásico y lo contemporáneo.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)