23 de agosto de 2014

Los Ingalls eran un desastre y el padre un borracho


Nadie, en su sano juicio, se tragó jamás la historia de la familia Ingalls. O sí. Nunca faltan bobos que creen a pie juntillas todo lo que les muestran por televisión. Aquel bondadoso papá encarnado por Michael London, la dicharachera mamá, las sonrientes hermanitas, en fin. Todo tan lamentable, ya que el guión requería que esa candidez se expresara tan estúpidamente. Sin embargo, ahora salen a la luz las memorias de Laura Ingalls, pero en su versión original, sin censuras.

"Pioneer Girl. The annotated Autobiography" está a punto de publicarse en los Estados Unidos. Allí la autora cuenta oscuros secretos de su familia. Hay que recordar que la serie de televisión, no era sólo un producto de Hollywood: se trataba de las memorias de la infancia de Laura Elizabeth Ingalls Lake. Fueron escritas ene los años 30 del siglo XX, aunque no fueron llevadas a la pantalla hasta más de 40 años después. En ellas, la autora narraba la vida de su familia en el medio oeste de Estados Unidos a finales del siglo XIX.

La diferencia entre la obra que inspiró la tira y el que está por llegar a las librerías estadounidenses, es que el primero fue escrito para chicos (o grandes con mentalidad de chicos). En "Pioneer Girl...", pensado para una audiencia adulta, la cosa es diferente y ya no hay lugar para las ilusiones. El libro incluye sórdidas escenas de abuso doméstico, triángulos amorosos que terminan muy mal y un papá no tan bueno que estalla en ataques de cólera cada vez que se emborracha con whisky, lo que sucede muy a menudo.

En esta obra, Laura Ingalls también habla de sus vecinos, que tampoco eran todos muy buenos: sobre todo el que quemó su cama y ató a su mujer de los pelos a ella. Así la encontró el señor Ingalls cuando fue a ver qué pasaba en la casa de enfrente. En la autobiografía también se puede ver el intenso daño que hizo en Minnesota la plaga de saltamontes, que fue el verdadero motivo por el que la familia se tuvo que “exiliar” a la pradera. Como puede observarse, los Simpson son un poroto al lado de esa familia disfuncional comandada por un borracho.

EL VERDADERO MATRIMONIO INGALLS. EL ERA UN BORRACHO Y UN VAGO.
LAS VERDADERAS CARRIE, MARY Y LAURA INGALLS, ESTA ULTIMA LA AUTORA DEL LIBRO EN EL QUE DICE QUE SU INFANCIA "FUE UNA PESADILLA"