24 de abril de 2015

A 150 años de cuando Alicia viajó al País de las Maravillas


Por Humberto Acciarressi

Alice Liddell, cuando ya no era la nena que había inspirado a Lewis Carroll y para quien había posado en innumerables fotografías, contó que fue a petición de ella que el reverendo, ajedrecista, matemático y escritor creó un cuento, que sería la matriz original de su posterior "Alicia en el País de las Maravillas". Ese temprano relato, abreviado, Carroll se lo regaló a la nena en las navidades de 1863, cuando curiosamente ya no se veía con los Liddell por un episodio que ningún libro de la época ni correspondencia ha revelado con todas las letras. El libro que nació de aquel episodio revelado cuando el autor ya estaba muerto, tiene algunos de los personajes más conocidos de la literatura de todos los tiempos. Entre ellos, el Conejo Blanco, El Sombrerero, el Gato de Chesire, la Reina de Corazones, la Oruga Azul, además, claro, de la propia Alicia.

Hemos escrito en varios oportunidades sobre no sólo las dos versiones de "Alicia...", sino de los otros libros del reverendo Charles Dogson, amante de las paradojas y epiléptico. El asunto es que esta obra monumental fue publicada en 1865 De ella apenas quedan 23 ejemplares, seis en manos privadas. Vale aclarar que en aquel momento histórico, la editorial Macmillan and Co. hizo una tirada dos mil volúmenes. Las biografías del escritor cuentan que Carroll, cuando el libro salió el 24 de mayo de 1865, pidió que los editores le guardaran cincuenta ejemplares. El gran ilustrador John Tenniel, elegido para ilustrar la obra, no estuvo demasiado entusiasmado con sus propios dibujos. Y por esa razón, esa primera edición no estuvo en ls librerías de Inglaterra. Hubo una segunda tirada, del mismo año pero inexplicablemente con fecha de 1866. Uno de esos volúmenes fue editado con tapa dura blanca, porque Carroll quería regalárselo a Alice Liddell.

Este libro tiene una innumerable cantidad de adaptaciones cinematográficas (Carroll murió a los 66 años en 1898 y apenas un lustro más tarde, en 1903, en sus pagos británicos se filmó la primera de las películas inspiradas en Alicia), dibujos animados (los más famosos de Walt Disney), obras teatrales, historietas, resúmenes para nenes y nenas (el libro decididamente no lo es), y fue traducido a decenas de idiomas, incluyendo el esperanto. Hay que hacer una aclaración: el reverendo Dogson hizo él mismo una adaptación de su obra destinada para los chicos, que tituló "Alicia para los pequeños". Pero la influencia de Carroll y su libro es tan grande que abarca desde Joyce hasta Salvador Dalí, desde los Beatles hasta Avril Lavigne, de Bob Dylan hasta nuestro Charly García. Carroll - se cuenta -no fue un hombre feliz, pero con su primer libro sobre la chica más famosa de la literatura llevó felicidad a millones de lectores. De ese libro se cumplen ahora 150 años.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)



MANUSCRITO DE "ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS" QUE CARROLL ESCRIBIO PARA REGALARLE A ALICE LIDELL. EN LA PUBLICACION POSTERIOR, EL TEXTO ES MAS LARGO Y TRABAJADO