22 de noviembre de 2016

La curiosidad, Blas Pascal y nosotros


"Una de las principales enfermedades del hombre es su inquieta curiosidad por conocer lo que no puede llegar a saber", escribió Pascal, presumiblemente con el objeto de ser refutado. Sin esa curiosidad, el mundo sería más aburrido de lo que suele serlo. Por otro lado, no hay nada más encomiable que indagar aquellas cosas que no podremos llegar a saber. Tal vez por eso escribimos.