21 de octubre de 2014

¿Y si como dice el tango, la fama es puro cuento?


Por Humberto Acciarressi

El gran escritor J.D. Salinger y la actriz Greta Garbo, por nombrar sólo a dos, a partir de cierto momento nunca se dejaron sacar una foto. La sueca alguna vez dijo:"Mi vida ha sido una travesía de escondites, puertas traseras, ascensores secretos, y todas las posibles maneras de pasar desapercibida para no ser molestada por nadie". Y ya que estamos de citas, podemos recordar a Rainer María Rilke, quien escribió que "la fama es la suma de malos entendidos que se resumen alrededor de un hombre". No hace mucho, científicos de Harvard apoyados en el buscador de Google, llegaron a dos conclusiones: actualmente la humanidad olvida más rápido y a la fama se llega muy rápido y dura poco. Lo que no aclaraban, claro, es a qué "fama" se referían.

En realidad serviría de poco, ya que la fama tiene tantas acepciones que cualquiera es famoso y casi nadie lo es ¿Es famosa una persona por la notoriedad que tiene en la mirada de le gente como sugería Rilke, es decir el infierno en "la mirada de los otros" de acuerdo a Sartre?, ¿lo son los llamados mediáticos, que representan mejor que nadie el vaticinio de Andy Warhol sobre los mentados "quince minutos de fama"?, ¿hace falta ser visible para ser famoso? Parece que no, ya que lo es Jack El Destripador, y después de un siglo y pico de sus crímenes aún se ignora quien fue. La fama, sin duda alguna, es un animal demasiado veloz para el entendimiento de la mayoria de los mortales. Pero lo cierto es que por acceder a es entelequia con demasiadas definiciones, hoy más que nunca hay gente dispuesta a mostrar sus peores bajezas en público, regodearse con los observadores de sus vergüenzas desvergonzadas, e inventar delirios varios para seguir encumbrados.

O sea que por lograr lo que ellos creen que es la fama, se pasan años de su vida aprendiendo a tocar La Marsellesa con un sorbete en la nariz, llorar por cualquier cosa en cámaras, realizar acciones que avergonzarían al Marqués de Sade, tirarse desnudo/a en paracaídas para que lo contraten para bailar en un programa televisivo (que a su vez centuplicará eso que ellos llaman "fama"), grabarse en videos pornográficos y llevarlos en el celular con la esperanza de que se los robe un periodista de la farándula, convertirse en asesino serial para ganarle en entradas al Libro Guinness a criminales como Ted Bundy (esto sobre todo en Estados Unidos), comerse 25 mil hamburguesas (existe, se llama Gorske y tiene 60 años si aún no murió), pasarse todas las horas de su vida consiguiendo followers para las redes sociales. La triste verdad es que hay artistas y científicos que se hacen célebres después de muertos, mientras personas que no captan la diferencia entre un incendio y un cuadro de Velázquez, se llenan de plata por ser, simplemente, estúpidos.


(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

Valerie Solanas, la feminista que casi mata a Andy Warhol


Por Humberto Acciarressi

Por sus delirios de todo tipo (técnicamente era esquizofrénica), sus escritos bizarros y anacrónicos, las estupideces con las que aburría a hombres y mujeres de la Factoría de Andy Warhol, y la manera con la que quiso obtener propaganda en vida y póstumamente, Valerie Solanas debería ser más recordada. Fracasados y marginales como ella abundan en las recreaciones de los que sienten atracción por lo bizarro, entre quienes -naturalmente- me cuento. Es verdad que inspiró algunas canciones (una de ellas de Lou Reed, "I Believe") y una muy buena película de Mary Harron, titulada "I shot Andy Warhol", con la gran actuación de Lili Taylor, que circuló por los circuitos independientes hacia fines de la década del 90, luego de un pase por Cannes.

La vida de Valerie Solanas no fue precisamente un lecho de rosas. Para comenzar, su padre abusaba sexualmente de ella y, aunque no se sabe con certeza, algunos sostienen que el hijo que ella tuvo a los 15 años era su hermano. Contrariamente a lo que algunos creen, no fue una adolescente poco agraciada intelectualmente, sobre todo si se considera que viviendo en la calle -donde se drogaba y prostituía- terminó la secundaria y tomó cursos en las universidades de Berkeley, Maryland y de Minnesota (hay escritos suyos en los que cuenta pasajes de ese tramo de su vida). Aunque aún no había sido diagnosticada, Valerie ya sufría, cada tanto, algunas de sus "crisis nerviosas", eufemismo para referirse a su enfermedad mental. Como se sentía una artista, hacia mediados de los años 60, en plena explosión del pop, se instaló en el Greenwich Village.

En ese barrio icónico de la época, la joven comenzó eso que podríamos llamar su mayor drama. Solanas, embriagada de narcóticos, escribió una obra que tituló "Up your ass" y se la llevó a Andy Warhol. El emblema del pop, en la cima de su ego monumental, le pidió la pieza para leerla, cosa que jamás hizo. El asunto es que Valerie comenzó a llamarlo todos los días, primero para conocer su opinión y luego para reclamarle el borrador. Harto de ella, con crueldad, Warhol le dijo que lo había perdido. A continuación pasaron cosas extrañas: ella pidió dinero, él le contestó que no, ella insistió, él le ofreció un papel en una película ("I, The Man") y le pagó 25 dólares, para luego sacársela de encima. En esos días, Valerie escribió y publicó su "Manifiesto Scum", el libro paranoico y psicótico típico de una feminista radical, que proponía exterminar a todos los hombres.

Si hay algo que no se le puede criticar a esta demente es no ser congruente en su incongruencia. El 3 de junio de 1968, Solanas fue a la Factoría, luego de haberse maquillado, algo novedoso en ella. También llevaba escondido un revolver. En la oficina de Andy se encontraban, también, Fred Hughes y el crítico de arte Mario Amaya. Abreviando puede decirse que Valerie, cuando nadie lo esperaba, sacó el arma y le disparó tres tiros a Warhol, otro en la cadera a Amaya y un quinto al encargado de The Factory. Sin saber si había o no matado al artista y a sus amigos, salió y se entregó a la policía. Fue a juicio y Andy -con secuelas del atentado que le duraron de por vida- se negó a declarar contra ella. Sin embargo recibió una condena de tres años, pero como fue inhabilitada mentalmente, ese fue el inicio de un periplo de hospitales psiquiátricos. Esta desafortunada mujer dejó este mundo dos décadas más tarde, el 26 de abril de 1988, a los 52 años. Unos meses antes había muerto Andy Warhol, el artista que había vaticinado, para todo el mundo, los quince minutos de fama que tuvo Valerie Solanas.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)


17 de octubre de 2014

¡¡¡ Basta de Agapornis !!!


Experimentos en el Area 51


¿Por qué Bono vive con anteojos para el sol?


Después de años de ver a Bono con anteojos para el sol, uno ya se terminó acostumbrando. Muchos pensaban que apenas era una cuestión estética y otros que padecía una enfermedad de la vista. Pues bien: ahora fue el propio músico quien despejó las dudas. Desde hace dos décadas sufre glaucoma ocular. El frontman de U2 hizo la confesión ante la pregunta del presentador del programa "Graham Norton Show" de la cadena de televisión de la BBC. Allí fue a promocionar el lanzamiento del último álbum de su banda, "Songs Of Innocence", recién publicado. La enfermedad, que comprime las fibras del nervio óptico y de la retina y puede llevar a una pérdida de visión, hace que los ojos sean más sensibles a la luz. Por eso, el músico, de 54 años, no se quita nunca las gafas de sol, ni siquiera en lugares interiores. "Recibo buenos tratamientos y todo va bien", contó. Para sacar un poco de dramatismo, el oriundo de Dublín también le agregó una chispa de humor a la situación. Dijo que, a partir de ahora, al saberse la verdad se referirán a él como "el pobre viejo ciego".

Ebola: diez preguntas que todos se hacen


El ébola es una enfermedad grave, con una alta tasa de mortalidad. Afecta a los seres humanos y a algunos animales, como monos, gorilas y chimpancés. No existe un tratamiento aprobado específico ni vacuna disponible. Estas son algunas de las respuestas que el Ministerio de Salud de la Nación elaboró en base a un cuestionario de diez preguntas, para informar a la población sobre la enfermedad y cómo prevenirla.

1- ¿Cómo se transmite?

El virus del ebola (EVE) se propaga mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo de las mucosas (piel que recubre la nariz, la boca y los genitales) o una lastimadura en la piel con la sangre u otros fluidos corporales (heces, orina, saliva, semen) de personas infectadas con síntomas. La infección también puede ocurrir si la piel lesionada o las membranas mucosas de una persona sana entran en contacto con ropa sucia, ropa de cama o agujas usadas contaminadas con fluidos de un paciente con Ebola. Los varones que se han recuperado de la enfermedad aún pueden transmitir el virus a través de su semen hasta 7 semanas después de la recuperación. Por esta razón, es importante que se eviten las relaciones sexuales o utilicen preservativo durante al menos durante ese tiempo. Además, la enfermedad se puede transmitir por el contacto con los fluidos corporales de animales infectados (monos).

2- ¿Cuáles son los síntomas?

Fiebre mayor a 38°, dolor muscular, de cabeza y garganta y debilidad. Luego se pueden presentar vómitos, diarrea, sarpullido, fallo renal y hepático y hemorragia masiva interna y externa. El período de incubación (el intervalo desde la infección a la aparición de los síntomas) oscila entre 2 y 21 días. Los pacientes contagian desde el momento en que empiezan a manifestarse los síntomas, no durante el período de incubación.

3- ¿Cómo se puede prevenir?

No hay una vacuna o medicamento para prevenir la infección por el virus del Ébola o la enfermedad. La única forma de prevenirla, en caso de tener que viajar a la región afectada, es adoptando los siguientes recaudos: no entrar en contacto con fluidos corporales (sangre, sudor, saliva, etc.) de personas o animales infectados; no manipular objetos cortantes (como agujas) y elementos personales que puedan estar contaminados con ellos; lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

4- ¿Qué medidas ha adoptado Argentina para prevenir el ingreso del virus del ébola en el país?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 8 de agosto pasado la "emergencia pública sanitaria internacional" por los brotes de esa enfermedad en cuatro países de Africa Occidental. No obstante, determinó para todos los países que no debería existir una prohibición general para los viajes y el comercio internacional salvo de que se trate de casos con ébola o personas que estuvieron en contacto con algún infectado. Si bien el movimiento de personas entre Argentina y los países donde se ha dado la epidemia no es frecuente y el país no dispone de vuelos directos con los países donde se registra el brote, el Ministerio de Salud incrementó la vigilancia sanitaria en los puntos de ingreso al país para que, en caso de detectarse viajeros con síntomas compatibles, se proceda según los protocolos de acción.

5- ¿Cómo se infectan las personas con el virus?

Generalmente, los brotes de esta enfermedad comienzan cuando una persona entra en contacto con un animal infectado con el virus e ingresa la infección dentro de la comunidad, que continuará por contacto de humano a humano.

6- ¿Cuándo se considera un caso sospechoso de enfermedad por virus del ébola?

Todo paciente que haya presentado fiebre (mayor a 38°C) y alguno de los siguientes antecedentes epidemiológicos:

a) Contacto con caso confirmado de ébola en los 21 días anteriores a la aparición de síntomas. Antecedente de viaje a regiones con circulación confirmada de virus del ébola durante los 21 días previos a la aparición de síntomas. Contacto directo con muestras de laboratorio recolectadas de casos sospechosos de enfermedad por virus del ébola durante los 21 días previos a la aparición de los síntomas. Ante el eventual arribo al país de casos sospechosos, estos serán aislados, evaluados y eventualmente trasladados cumpliendo con las medidas de protección, al Hospital de Alta Complejidad "Néstor Carlos Kirchner" (de la localidad de Florencio Varela) o al Hospital de Pediatría "Juan P. Garrahan". El laboratorio nacional de referencia que se ocupará de analizar las muestras y confirmar los casos, en caso de ser necesario, es el Malbrán.

b) Quienes viajen a las zonas afectadas deben contar con información sobre los riesgos, las medidas de prevención y de manejo ante una posible exposición al virus.

c) Si en el último mes viajó o estuvo en contacto con personas que viajaron a zonas de Africa Occidental y presenta: fiebre (mayor a 38º C), dolor muscular, de cabeza y de garganta; vómitos y diarrea. Hay que consultar urgente al médico y no automedicarse.

7- ¿Puedo contraer la efermedad por el virus del ébola de una persona que está infectada, pero no tiene ningún síntoma?

No. Las personas que no tienen síntomas no son contagiosas. Para que el virus sea transmitido el individuo tiene que tener contacto directo con una persona que manifieste síntomas.

8- ¿Puede el virus ser transmitido por el aire?

No. La enfermedad por el virus del ébola no es respiratoria como la gripe o influenza, por lo que no se transmite por el aire.

9- ¿Puede el ébola ser transmitido por alimentos o agua contaminados?

No. El ébola no es una enfermedad diarreica vinculada con los alimentos. Sin embargo, en caso de viajar a un país afectado, evitar el consumo de carne cruda o mal cocida de animales salvajes.

10- ¿Los cuerpos de las personas fallecidas por el virus del ébola pueden transmitir el virus?

Sí. Por eso es que los fallecidos por esta enfermedad deben manipularse utilizando ropa y guantes de protección y deben ser enterrados inmediatamente.



Cartier-Bresson, el ojo privilegiado del siglo XX


Por Humberto Acciarressi

Cuando murió, hace una década, se dijeron muchas cosas. Lo que nadie pudo expresar es que no había disfrutado la vida. No sólo por sus 95 años, sino porque fue una de esas personas que no pasan en vano por este mundo, al que le sacó todo lo que pudo para mejorarlo con su arte. Henri Cartier-Bresson - "el ojo del siglo XX", como fue bautizado alguna vez- le sacó el jugo como pocos a una era dominada por la imagen en todas sus variantes. El fotógrafo iba a fundar con los años la mítica Agencia Magnum junto a Robert Capa (fallecido al pisar una mina durante la guerra de Indochina, en 1954, a los 40 años), David Seymour (muerto a tiros durante la Crsis de Suez a los 44 años), George Rodger (a quien la cobertura de las guerras de mediados del siglo XX dejaron en una crisis de nervios casi permanente), y William Vandivert (quien dejó la agencia un año más tarde de fundada). Cartier-Bresson, que los sobrevivió a todos, ya de chico era un fanático de la pintura y siendo joven fue alumno del artista cubista André Lhote.

Obsesionado por las cámaras Leica, asociadas al fotoperiodismo de los años 40, este artista no le dijo "no" a nada relacionado con las imágenes. Incluso incursionó en el cine de la mano de Jean Renoir, con quien realizó un documental sobre la Guerra Civil Española. Cartier-Bresson fue cazador en Costa de Marfil, coqueteó con el surrealismo de los años 30, fue prisionero de los nazis en 1940, se escapó en 1943, y se dio el gusto de inmortalizar con su cámara la liberación de Paris. Gandhi, Guevara, Picasso, Matisse, el matrimonio Curie, la entrada de Mao en Pekin, fueron algunos de los hechos y personalidades que registró la mirada de quien sostenía que la cámara "es la prolongación del ojo".

En 1954 fue el primer reportero occidental en entrar a la Unión Soviética. Veinte años después, cuando nadie se lo hubiera imaginado, abandonó la fotografía y retomó su antiguo amor por la pintura. En algún reportaje confió que aborrecía los flashes, que no se consideraba un artista y que deseaba que sus imágenes fueran observadas con sensibilidad. "La foto —argumentaba— es para mí el impulso espontáneo de una atención visual perpetua, que capta el instante y su eternidad. El dibujo elabora lo que nuestra conciencia ha captado de ese instante. La foto es una acción inmediata, el dibujo una meditación". Sin embargo, su nombre siempre estará asociado a la fotografía. La posteridad termina haciendo lo que quiere con los seres humanos.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)









15 de octubre de 2014

El juez Griesa y la verdad del proceso Lennon vs Levy

JOHN LENNON, DE PELO CORTO, LE EXPLICA AL JUEZ GRIESA DETALLES DE GRABACION.
Por Humberto Acciarressi

A mediados de los 70, John Lennon no sabía bien hacia dónde se encaminaba su vida. Venía de vivir su romance con la diseñadora de joyas y escritora May Pang, en lo que él mismo llamó "el fin de semana perdido" (curiosamente, se había separado de Yoko, y ella misma le había sugerido su nueva pareja). De hecho, Pang -que luego escribiría un libro con las andanzas de ambos- aparece como productora y "madre superiora" en los créditos de "Walls and Bridges". Lennon, además, llegaba de tremendos excesos de alcohol y drogas, de peleas en bares, además de su ruptura con Phil Spector, quien a los tiros -literalmente- se escapó con todas las cintas grabadas por su amigo. En medio de ese caos, vaya a saber cómo, John se las ingenió para estar más prolífico que nunca. Se juntaba con sus ex compañeros Ringo, George e incluso Paul, y extremó sus relaciones musicales con David Bowie y Elton John. Un día, como ya estaría planeado, el músico volvió con Yoko.

Fue por ese tiempo que John había demandado a Morris Levy, una especie de "busca" discográfico que había editado un disco de Lennon sin su autorización, y con quien ya tenía viejos problemas. En realidad, a fines de los 60, John había querido hacerle un homenaje a Chuck Berry y para eso utilizó un verso de una de sus canciones, "You Can´t Catch Me", para "Come Togheter", grabada en "Abbey Road" de los Beatles. Levy, que compraba canciones a granel y esquilmaba a los autores con las regalías, le inició juicio a Lennon pero lo abandonó con una condición: que en un vinilo John grabara tres temas de su propiedad. El ex Beatle, que estaba pensando hacer un disco de "oldies", le dijo que aceptaba. En el medio sucedieron las cosas que ya contamos, entre ellas la huída de Spector con las grabaciones. Amenaza va, amenaza viene, Levy -insistimos, vinculado a la mafia de New York e investigado por el FBI por su contacto con la "Familia Genovese" - no pudo conseguir el permiso de Capitol y de Apple Records para utilizar el nombre, la imagen y los temas de John.

Eso no frenó al vivillo de Levy, quien con el material que tenía del ex Beatle hizo un LP, le puso otro de sus selllos, Adam VIII, y lo sacó en enero de 1975 con el nombre de "Roots, John Lennon sings the great rock and roll hits", del que vendió por correo 1.270 copias de las 3.000 que alcanzó a hacer. El resto fue retirado de la venta. Obviamente la cuestión terminó en los tribunales. Lo más llamativo era que Levy estaba convencido de que iba a ganar, e incluso pidió ser indemnizado por EMI/Capitol y Apple por 42 millones de dólares. El resultado de ese entrevero, por esas cosas del destino, cayó en el juzgado de Thomas Poole Griesa (el mismo que tiene en jaque a la Argentina por el tema de los fondos buitres). Claro que en ese entonces tenía unos 45 años y nada de la fama de la actualidad. De lo que pasó en aquella corte en enero de 1976, además de los fallos, sólo queda una foto de Bob Gruen (fotógrafo y amigo de John, a quien había conocido en Greenwich Village), y unas breves líneas que el mismo artista escribió en un libro.

En palabras de Gruen, John - quien argumentaba que la mala calidad del material utilizado, la foto con pelo largo de los años 60, y otras cuestiones afectaban su reputación - le dio una clase magistral al juez Griesa sobre la diferencia de una cinta "en crudo" y la final, cómo grabar canales, la forma de mezclar, la barbaridad de editar un disco con una mezcla en estado muy alejado de la definitiva. Lennon, que se presentó al juicio con el pelo corto, hasta hizo un chiste cuando el abogado de Levy dijo que estaba así por la ocasión. "Es mentira -dijo-, me lo corto cada 18 meses". Como anécdota digamos que William Schurtman, el letrado del pirata y mafioso discográfico, después de concluir el proceso le pidió a Lennon si le firmaba el álbum "Two Virgins".

El 20 de febrero de 1976, Thomas Griesa emitió su dictamen en 29 páginas. Previamente, para comprender mejor lo dicho por el músico, había escuchado las grabaciones en la casa de un asistente. Por un lado, John fue condenado a pagar 7.000 dólares por "incumplimiento de contrato verbal" y por carecer de legitimidad para negociar derechos de distribución. Sin embargo, Levy tuvo que indemnizar a EMI con 110.000 dólares y al ex-Beatle con 42 mil dólares por "daño de imagen". A consecuencia del juicio, John y Yoko cayeron en cama con un virus gastrointestinal que sortearon con un ayuno de 40 días. En cuanto a la foto, Gruen la sacó a escondidas y Griesa se enteró años más tarde. En lugar de sancionarlo le pidió una copia y, según dicen quienes entran a su estudio, aún la tiene enmarcada y colgada. Para cerrar esta historia: Lennon fue asesinado el 8 de diciembre de 1980; Morris Levy -mientras esperaba ser juzgado en una causa por extorsión- murió de cáncer de hígado el 21 de mayo de 1990; y el juez Thomas Griesa, para desgracia de la Argentina, aún ejerce la profesión.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

EL DISCO QUE SACO EL MAFIOSO LEVY Y QUE INDIGNO A LENNON.

Encontraron la tumba de un vampiro (¿?)


Un equipo de arqueólogos búlgaros descubrió una tumba con un cadaver que tenía un cuchillo clavado en el corazón, una antigua práctica con la que se buscaba evitar que vuelvan a la vida a chupar sangre. El cuerpo sería un hombre que vivió a principios del siglo XIII y fue localizado en Perperikon, un antiguo poblado del sur de Bulgaria en el que ya el pasado año se encontró un cadáver enterrado de esa misma época de forma parecida. "La superstición medieval era que el difunto es más vulnerable al vampirismo en los primeros 40 días después de su muerte, cuando su alma se encuentra entre la tierra y el cielo", señalo uno de los arqueólogos. Según los investigadores, el esqueleto encontrado ahora pertenecía a un hombre de entre 35 y 40 años de edad y al que se amputó también la pierna derecha, otro remedio de la época contra el vampirismo.

Afiches de los Hermanos Marx








14 de octubre de 2014

Conservatorio de Música en China


Surrealism


En lucha contra el Ebola


Señora, no deje a su hijo solo con el conejo


El Diccionario de la RAE, un buen libro de ficción


Por Humberto Acciarressi

Ya Borges, en una oportunidad, sostuvo que había aceptado ser miembro de la Academia de Letras porque servían un muy rico café y se entretenía escuchando argumentos risueñamente desopilantes. Como se sabe, esas instituciones son las encargadas, en los países de habla hispana, de enviar sus consejos y pareceres sobre los términos que se incorporarán, más tarde, al Diccionario de la Real Academia Española. Cada vez que el nuevo libro sale a la venta con sus directrices lingüisticas, los académicos de la península no están haciendo otra cosa que promulgar normativas con el objeto de fomentar la unidad idiomática. No hace falta aclarar que eso jamás ocurrió, especialmente cuando en la propia España se hablan varias lenguas diferentes. Es decir que en su célebre edificio de la calle Felipe IV en el barrio madrileño de Los Jerónimos, los académicos se han dedicado, fundamentalmente, a tomar el buen café del que hablaba Borges.

El DRAE (es decir el Diccionario de la Real Academia Española) tuvo su primera edición en 1780. Actualmente, la vigésima tercera edición sale en estos días con 2.379 páginas, cuenta con 93.111 entradas y 195.439 acepciones, de las cuales hay apenas 19.000 americanismos. Es decir, el inmenso continente hispanoparlante americano -para los académicos- es apenas un dato más a considerar. Y eso que se han incluido unas nueve mil palabras nuevas, de las cuales muchas son utilizadas en la Argentina y en América. Y tan de ficción parece el DRAE, que por ejemplo me entero que recién ahora se ha incorporado el verbo "Tanguear", es decir la acción de bailar el tango, o "Rotisería" como un lugar en dónde se venden comidas.. Entre otras "genialidades", un término muy utilizado en nuestro país, como lo es "Despelote", ya es pasible de uso según los académicos, lo mismo que el clásico argentino "DNI" (Documento nacional de Identidad). Gracias, señores de la RAE.

Después de tres años de romperse el marote, los académicos resolvieron quitarle la "d" final a "Placar", sacar del calabozo a "indentiquit", y admitir que esas asquerosidades que se te pegan en la cara y te la dejan como un pimiento cuando te tirás de cabeza en el agua de ciertos lugares del mar, pueden al fin ser llamadas "Aguasvivas". Empujados por la realidad, también le dieron el visto bueno a "GPS", "Led", "Conectividad", "Plotear", "Bótox", "Cameo", "Hacker", "Tableta", "Hipertextualidad", "Antiinflacionario", "Autoabastecimiento", "Flexibilización", "Pauperización", "Acuchillamiento", "Neofascismo", "Dron", "Espray", "Esmog" y "Vedetismo", entre otras. No quiero ensañarme, pero "Bluyín" (por el vaquero), "Baipás" (por la técnica coronaria quirúrgica inventada por nuestro René Favaloro, es decir el Bypass), "Örsay" (posición adelantada en el fútbol) y "Jipismo" (por los hippies), son directamente unos mamarrachos. Con respecto a esta última palabra, honestamente ignoro si está permitida.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)