17 de agosto de 2018

Los jardines londinenses de Vauxhall y la danza


Los Jardines de Vauxhall, en Londres, abrieron al público en 1660 y se convirtieron en un lugar privilegiado de la danza y la música. Aunque durante dos siglos los grandes espectáculos fueron su marca,  los bailes y el intercambio social escondían escándalos sexuales ocurridos en lo que se denominó "Paseo oscuro", un enorme sitio apartado del centro de los jardines. Los mismos entraron en bancarrota y finalmente fueron clausurados dos siglos más tarde, en 1859.

13 de agosto de 2018

La etérea Marie Taglioni (1804-1884)


Marie Taglioni fue, como bailarina del siglo XIX, considerada como la máxima estrella del ballet romántico. Nacida en Suecia y fallecida en Francia, no sólo fue ejemplo para otras luminarias que cultivaban la danza, sino que además impuso modas, como el "tutú" de las bailarinas clásicas, con sus faldas cortas y transparentes de color blanco. Sus contemporáneos opinaban que sobre la punta de los pies y en sus saltos espectaculares, Marie parecía flotar sobre el suelo antes de aterrizar en total silencio.

El diseño escénico de León Bakst (1866-1924)










Manuscrito bizantino del siglo XI con el Juramento Hipocrático


Papageno y su carillón de campanas mágicas


Todos saben que "La flauta mágica", ópera en dos actos con música de Wolfang Amadeus Mozart y libreto en alemán de Emanuel Schikaneder, es la última obra escenificada en vida del genio, el 30 de septiembre de 1791 bajo la dirección del propio Mozart, dos meses antes de su muerte. Uno de sus personajes es Papageno, el cazador de pájaros, que en este grabado de 1819 tiene su carillón de campanas mágicas que lleva consigo como protección cuando acompaña a Tamino en su búsqueda de Pamina, la hija de la Reina de la Noche.

El Rey de los Juglares del siglo XIV


Ilustración del Codex Manesse del siglo XIV, en el que se observa al poeta lírico y músico Heinrich Frauenlob (también conocido como Enrique de Meissen), que observa a los ejecutantes y viste el traje de "Rey de los juglares".

La lección de clavicordio, de Jan Steen (1626-1679)


Desde la Edad Media hasta fines del siglo XIX, la capacidad de tocar un instrumento o de cantar se consideraba un logro esencial entre las mujeres de la llamada "buena sociedad". El cuadro "La lección de clavicordio" fue pintado por el holandés Jan Steen, que vivió entre 1626 y 1679.

2 de agosto de 2018

Biblia de los Cruzados de Morgan, Francia, 1250







Balzac y el periodismo


"Un periódico no está hecho ya para ilustrar, sino para halagar las opiniones. Por ello, dentro de un tiempo, todos los periódicos serán viles, hipócritas, infames, mentirosos, asesinos; mataran las ideas, las filosofías y a los hombres, y florecerán por eso mismo"

Honorato de Balzac

Aprender a escribir


"No se puede aprender a escribir en una universidad. Es un lugar muy malo para los escritores porque los profesores siempre piensan que saben más que uno, y no es cierto. Ellos tienen muchos prejuicios. Digamos: a ellos les gusta Henry James, pero ¿qué pasa si no quieres escribir como Henry James? (…) La biblioteca, por otro lado, no tiene límites. La información está ahí para que la interpretes. No hay nadie que te diga que pensar, que te diga si eres bueno o no. Lo descubres por ti mismo"

Ray Bradbury

25 de julio de 2018

Frases de Marilyn Monroe


"Cuando estoy en la mesa con un hombre, no pienso en lo que como"

"Una carrera es una cosa maravillosa, pero no sirve para acurrucarse contra ella en una noche fría"

"Nunca pienso de forma consciente en mi boca, pero sí pienso conscientemente en lo que estoy pensando"

"Un buen beso merece otro"

"No estoy bronceada porque me gusta sentirme rubia por todas partes"

"En tiempos del cine mudo, habríamos hecho una admirable pareja" (cuando se le preguntó por el fracaso de su matrimonio con Joe di Maggio)

"No sé por qué, pero siempre me he sentido atraída por los hombres que llevan gafas"

"¿Cómo?, ¿no les gusta el rojo?" (a los que censuraron el famoso almanaque para el cual posó desnuda sobre un fondo de terciopelo rojo)

"Me gusta estar verdaderamente vestida, o sí no completamente desnuda. No me gustan las medias tintas"

"En Hollywood te pueden pagar 1.000 dólares por un beso, pero sólo 50 centavos por tu alma"

Victoria Ocampo y los hombres


"Además siempre desconfié del atractivo que experimentaba por un hombre si al imaginarlo mujer nada de ese atractivo podía subsistir. No sé si me explico. Y eso tenía importancia para mí precisamente porque las mujeres desde el punto de vista sexual jamás han existido en la historia de mi carne. En esta materia no he tenido otra patria que los hombres. Y es una patria que he amado de todas las maneras. Que también he reprobado. Que he desaprobado a menudo con violencia y justicia. No siempre es fácil vivir en esa patria. Pero era la mía (...)"

Victoria Ocampo
(en carta a Roger Caillois)

24 de julio de 2018

Un libro total en la biblioteca infinita


"(...) Para localizar el libro A, consultar previamente un libro B que indique el sitio de A; para localizar el libro B, consultar previamente un libro C, y así hasta lo infinito... En aventuras de ésas, he prodigado y consumido mis años. No me parece inverosímil que en algún anaquel del universo haya un libro total; ruego a los dioses ignorados que un hombre - ¡uno solo, aunque sea, hace miles de años! - lo haya examinado y leído. Si el honor y la sabiduría y la felicidad no son para mí, que sean para otros. Que el cielo exista, aunque mi lugar sea el infierno (...)"

Jorge Luis Borges
(Fragmento de "La biblioteca de Babel")

La nieve de Orhan Pamuk en Estambul


(...)Con la mirada clavada en el cielo, que se veía más luminoso que la tierra según caía la noche, no consideraba los copos cada vez más grandes que esparcía el viento como signos de un desastre que se aproximaba sino como señales de que por fin habían regresado la felicidad y la pureza de los días de su infancia.

El viajero sentado junto a la ventana había vuelto a Estambul, la ciudad donde había vivido sus años de niñez y felicidad, una semana antes por primera vez después de doce años de ausencia a causa del fallecimiento de su madre; se había quedado allí cuatro días y había partido en aquel inesperado viaje a Kars. Sentía que la extraordinaria belleza de la nieve que caía le provocaba más alegría incluso que la visión de Estambul años después. Era poeta, y en un poema escrito años atrás y muy poco conocido por los lectores turcos había dicho que a lo largo de nuestra vida sólo nieva una vez en nuestros sueños (...)

Orhan Pamuk
(Fragmento de "Nieve")