21 de julio de 2015

Lo de las encuestadoras ya es un chiste de mal gusto


Por Humberto Acciarressi

Algunos se la atribuyen a Umberto Eco, pero no es de su estilo y en todo caso la copió. Además está registrada desde mucho tiempo antes. Es más factible que sea de Bernard Shaw, otro de los presuntos autores de la boutade, aunque hay que reconocer que al irlandés como a su compatriota Oscar Wilde les achacan frases que jamás soñaron. La cita en cuestión es la que sostiene que la ciencia de las estadísticas "es aquella según la cual si un hombre come dos pollos y otro ninguno, comieron un pollo cada uno". Sea quien sea el que la dijo, la recordé por el nuevo fracaso en los pronósticos de las encuestadoras en el ballotage porteño, aunque - justo es decirlo- no se limitan a la Argentina. Más allá de ganadores y perdedores en la elección que puso al ninguneado Martín Lousteau en la cresta de la ola y a Rodriguez Larreta al borde un ataque de nervios, los verdaderos papeloneros de la jornada democrática fueron los encuestadores.

Resulta obvio que las consultoras publiquen los datos que quieren escuchar aquellos que les pagan (en general los oficialismos y en el mundo entero), pero, últimamente, a los muchachos se les va la mano. Una de ellas, que preveía una diferencia de 12,2 a favor de Rodriguez Larreta por sobre Lousteau, no tuvo empacho en reconocer que el sondeo fue hecho sobre 800 llamados telefónicos. Es decir nada. Apenas 200 menos que la marquetinera Poliarquía, que también le chingó a los resultados de manera lamentable. Pero no sólo eso, sino que hasta fallaron en los "boca de urna", como se pudo comprobar en el programa de Mauro Viale, que con metáforas y jueguitos suele encargarse de pasar los "resultados" cada media o una hora, en plena veda electoral.

Los que hemos vivido más elecciones y tenemos memoria, antes de las prohibiciones internacionales a la difusión de los datos de las encuestadoras en las cercanías de los comicios, recordamos cuando los márgenes de error apenas superaban el 2 % como mucho. Reiteramos: hay quienes sostienen que esto no es un error, sino que los números se brindan de esa forma por encargo y para dirigir la opinión de los votantes Lo que se denomina "efecto arrastre" y consiste en que la gente suele votar por el que va adelante, sea por triunfalismo o estrategia, La ciencia ha demostrado que este fenómeno se ha incrementado a partir de la década del 80 y es altamente nocivo. Pero en el reino de mantener las formas, y para explicar el fracaso a posteriori, cosa de seguir facturando, la franja de la duda se fue extendiendo cada vez más. Tal vez no esté lejano el día en que una encuestadora vaticine que gana "el candidato tal" por 20%, con un margen de error de -100% y +100%. Vos reíte, pero en realidad es para llorar.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

Los hackers no le dan paz a los infieles


Los infieles que utilizan el ciber espacio para la “trampa” tienen motivos para preocuparse. La página Ashley Madison, donde los usuarios hacen citas para buscar relaciones extramaritales, fue hackeada y la información personal de algunos de sus miembros comenzó a filtrarse en la red. Además, la persona o personas detrás del ataque están amenazando con difundir toda la información personal almacenada en el sitio, incluso las fantasías sexuales e información financiera de los usuarios, si la empresa no inhabilita el sitio web. Avid Life Media Inc. -cuyo lema es "La vida es corta. Ten un amorío"- informó que las filtraciones de los hackers, que incluyeron información personal, ya fueron retiradas y que contrataron una firma de seguridad.

El hacker o los hackers, que se identificaron como "The Impact Team" al infiltrar Ashley Madison, publicaron enormes datos del cibersitio y supuestamente se comprometieron bases de información de los usuarios y registros financieros. Además, los ciberpiratas colocaron mapas de los servidores internos de la empresa, información contable de la red de empleados, datos bancarios de la compañía e información salarial. El hacker o hackers también publicaron un manifiesto donde acusan a Avid Life Media de mentir a sus clientes sobre un servicio de 19 dólares que promete eliminar toda su información personal de sus bases de datos, diciendo que "esa información en realidad no se va".

Stephen Hawking quiere encontrar extraterrestres


Postrado en su silla de ruedas por la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y pudiéndose comunicar sòlamente a través de una computadora, Stephen Hawking no deja de sorprender. El físico respaldó un megaproyecto privado para buscar vida extraterrestre. Se trata de “Breakthrough Listen” (Escucha Reveladora), que será dirigido por reconocidos astrónomos y financiado por el empresario ruso Yuri Milner, que aportará 100 millones de dólares en los próximos diez años. “Creemos que la vida en la Tierra se desarrolló espontáneamente”, sostuvo Hawking durante la presentación en Londres. “Por eso, en un universo infinito deben existir otras formas de vida. Estamos vivos, somos inteligentes, tenemos que saberlo”, añadió.

Con la participación, entre otros, del astrónomo estadounidense Frank Drake, pionero en buscar vida extraterrestre con medios modernos, y Geoff Marcy, un conocido investigador de planetas de la Universidad de Berkeley, durante la investigación se explorará el espacio con dos de los mayores y más modernos telescopios del mundo: los del Observatorio Green Bank de Virginia Occidental y el Observatorio Parkes en Australia. Milner indicó que todos los datos y descubrimientos estarán accesibles al público. Se estudiarán un millón de estrellas, la Vía Láctea y un centenar de galaxias cercanas, en busca de todas las frecuencias posibles. Se aeguran que si una civilización que se encontrara en una de las estrellas más cercanas trasmitiera con la energía de un radar de avión común, los telescopios podrían detectarla. Suerte, muchachos.


La judoca Paula Pareto desnuda para ESPN


La judoca argentina Paula Pareto, medallista olímpica y panamericana, participó en una nueva edición de Body Issue, la revista de ESPN que muestra a los deportistas completamente desnudos. La deportista será parte de la tapa que ya tuvo a Maravilla Martínez, Serena y Venus Williams y Stanislas Wawrinka, entre otros, mostrando sus cuerpos, pero tapando sus partes íntimas. En la imagen que ya circuló a través de las redes sociales, Pareto, quien viene de conseguir la medalla plateada en Toronto 2015, se muestra apenas con un cinturón negro, de costado. La Peque se exhibirá así a todo el mundo.


La cabeza de Murnau y la "maldición" de Nosferatu


Por Humberto Acciarressi

Cuando a fines de la década del 70 Werner Herzog dirigió la estupenda remake de "Nosferatu" (con las actuaciones memorables de su actor fetiche Klaus Kinski, la hermosísima Isabelle Adjani y Bruno Ganz), no sólo rindió un merecido homenaje a Murnau, sino que reflotó públicamente la primera versión cinematográfica que intentó una aproximación al libro "Drácula" de Bram Stoker. Es verdad que entre un film y el otro, e incluso más acá en el tiempo, se filmaron otras aproximaciones a la "no vida" del conde de Transilvania y sus insaciables gustos por la sangre, Pero no es menos cierto que el primer "Nosferatu" - realizado en 1922, en el apogeo del cine mudo- marcó un hito sin igual en el marco del expresionismo alemán y en una larga lista de vampiros literarios y cinematográficos.

Como sucede con otros acontecimientos -se me ocurre especialmente el descubrimiento de la tumba de Tutankamón por Howard Carter, el mismo año que el del estreno de la película, lo cual parece más que casual -, esta obra de arte está rodeada de episodios trágicos que algunos exagerados vinculan a una "maldición" de los no muertos. El último de estos hechos acaba de suceder: el cráneo de Friedrich Wilhelm Murnau fue robado de su tumba en el cementerio de Stahnsdorf, en las afueras de Berlín. La policía alemana no descarta prácticas ocultistas, ya que los ladrones dejaron marcas de velas consumidas y misteriosas manchas, aunque quedaron intactos los ataúdes del director y de su hermano.

Pero más allá de esta extraña actividad, hay que recordar que el protagonista de "Nosferatu", el curioso Friedrich Gustav Max Schreck, murió de un ataque al corazón a los 57 años, pero en vida lo persiguió una leyenda que le causó grandes problemas. Efectivamente, se decía que era un vampiro verdadero y que en la escena final de la película le había mordido el cuello a la protagonista. Su vida inspiró un homenaje de Tim Burton, que en "Batman vuelve" le dio su nombre al personaje interpretado por Christopher Walken, pero sobre todo una película inquietantemente bella dirigida por Edmund.Elias Merhige titulada "La sombra del vampiro", con John Malcovich y Willem Dafoe, quien se puso en la piel de Scherck.

Se debe añadir que el cámara del film, Fritz Amo Wagner, murió trágicamente en un accidente de tránsito. Y no es menor el dato que Murnau, cuya cabeza acaba de ser robada, perdió la vida a los 42 años, cuando el auto que conducía un joven amante suyo se estrelló en Santa Mónica, Estados Unidos. Un acontecimiento clave, sin embargo, parece haber zafado de la "maldición". Cuando Murnau estrenó "Nosferatu", la viuda de Bram Stoker lo demandó por los derechos de autor del libro "Drácula", de su marido. El director perdió el juicio y la condena consistió en destruir todas las copias. Alguien salvó algunas, lo que permitió que la posteridad conociera este clásico indispensable en la historia del cine. Si el vampiro había maldecido a la película, fue lo suficientemente vanidoso como para que ésta perdurara.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)


18 de julio de 2015

El Papa y el bife de chorizo


El Hada Verde ya no es lo que era en la Paris bohemia


Por Humberto Acciarressi

No es difícil imaginar la escena y los protagonistas. Un excéntrico adinerado que banca los delirios de artistas con o sin futuro; escritores que sueñan con la fama y apenas los conocen en el barrio, aunque de la calidad de sus prosas se hablará en el futuro; pintores que se gastan en pinceles el dinero de las velas que deberían alumbrar las telas; bohemios de toda laya que duermen de día y por las noches se encuentran a hablar del siglo que se extingue, como personajes de Balzac o de Murger. Sobre las mesas de esos bodegones de mala vida y peor muerte, en los fumaderos de opio, nunca falta una copa del Hada Verde, nombre que define a la bebida de los bajos fondos del arte, en la Paris de fines del siglo XIX. Los románticos y quienes los siguieron beben el ajenjo a pesar de que los médicos aseguran que conduce a la locura y la muerte.

Uno de los Goncourt, a la muerte de Henri Murger, se refiere a "esos vasos de ajenjo que brindaban consuelo luego de una visita a la casa de empeños". Y Flaubert, en alusión a la vida de los escritores, afirma que "lo primero es compartir unos pocos vasos de ajenjo en el Café du Cirque". El mismo autor de "Madame Bovary", en su diccionario de ideas adquiridas, reproduce un lugar común de la Francia de entonces. Define al ajenjo como "un veneno excelentemente violento. Un vaso y estás muerto. Los periodistas lo beben mientras escriben sus artículos. Ha matado a más soldados que los beduinos. Será la destrucción del ejército francés". Entre los que lo consumen se cuentan Verlaine y su amigo (y luego enemigo) Rimbaud, Baudelaire, Wilde, el taumaturgo Aleister Crowley, Alfred Jarry, Van Gogh, Toulouse-Lautrec, Allais, Hemingway, Picasso. Antes y después de la prohibición de la bebida.

Con el tiempo, el Hada Verde pierde adeptos, y después de la Segunda Guerra Mundial, ya en la mitad del siglo XX, Robert Fraser habla sobre "el viejo bohemio destruido por tantos años de beber ajenjo y cafés de Monmartre". O una novela de Kingsley Amis que menciona al ajenjo como "una bebida divertidamente horrible".A fines de los ochenta, luego de la caída del Muro de Berlín y durante la Revolución de Terciopelo de 1987 en Checoslovaquia, hubo por aquellos pagos un revival del Hada Verde. En realidad no duró mucho, como las modas contemporáneas. Ya están lejos los tiempos en que Degas ha pintado el melancólico óleo que muestra a la actriz Ellen Andrews y al grabador bohemio Desboutin Marcellina, consumiendo ajenjo en un bar, cada uno con la mirada perdida en distintas direcciones. En algunos países sigue prohibido; en otros circula con timidez. El cine y la música, desde David Lynch hasta Marilyn Manson, se refieren al ajenjo. Nunca, sin embargo, llega a alcanzar la fama de los tiempos de la Paris bohemia.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)




Un lugar para pasar una tarde de las vacaciones de "Infierno"


Por Humberto Acciarressi

Con tres años de vida, la Galería del Asombro (Defensa 1295, San Telmo) se puso de gala para ser uno de los paseos más raros de estas vacaciones de invierno, entre el lunes próximo y el 31 de julio, siempre de la mano del artista plástico Gerardo Berstein, conocido como Gerberstein o Ger Berstein, creador de la Zombie Walk Argentina. Este personaje tiene una trayectoria bien ecléctica, que va desde haber sido instructor de la troupe de los miembros del Cirque Du Soleil-Allegria, a su trabajo como consultor y realizador de Cartoon Network y de la Warner Brothers. También ganó un Martín Fierro por la miniserie "El garante" y fue el inventor de técnicas utilizadas en la película "Mi familia es un dibujo". Ahora, según la publicidad, se anuncian "Unas vacaciones de Infierno llenas de zombies, monstruos, aliens, ilusiones ópticas y plantas carnívoras". Nada menos.

La idea del creador de este sitio de asombro es que los visitantes se sientan dentro de una película, lo cual no es difícil. Para eso hay un Museo de Cera Zombie, que es un callejón de tiendas con dueños que parecen salidos de la Raccoon City de "Resident Evil" o de la Inglaterra de "Exterminio"; un Museo Alien, que reúne cosas medianamente serias con otras tan bizarras como las de un film clase B yanqui. Extrañas figuras que confunden la vista se observan en el sector de Ilusiones Opticas, mientras que los Monstruos Clásicos se codean en otra de las áreas, que cautiva a los amantes del cine de ciencia ficción, suspenso y terror. Pero como si esto fuera poco, también se exhibirá un show en vivo que lleva el nombre de "El laboratorio del doctor Torzzo", en el que se cuentan los experimentos genéticos que dan vida a mutantes extraordinarios y de un científico que vive sin cuerpo.

El creador de este extraño mundo en el ámbito porteño sostiene que cada uno de los visitantes debe fabricarse su propio personaje y vivir la experiencia como si se tratara de una instalación de ida y vuelta con el entorno, sean los ámbitos o sus habitantes. Algo así como una forma de vivir el arte desde otra óptica. Los días y horas que puede visitarse este lugar para asombrarse y para asustarse sin miedo van desde los martes a viernes de 15 a 18, los sábados de 14 a 19 y los domingos de 12 a 19. En líneas generales esta es la idea. Ahora cada uno, de acuerdo a su valentía, sabrá si internarse o no en esta película en vivo a la que nos invita el extravagante Ger Berstein.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)