29 de diciembre de 2016

Las palabras se cansan y se enferman


"Las palabras pueden llegar a cansarse y a enfermarse, como se cansan y se enferman los hombres o los caballos. Hay palabras que a fuerza de ser repetidas, y muchas veces mal empleadas, terminan por agotarse, por perder poco a poco su vitalidad. En vez de brotar de las bocas o de la escritura como lo que fueran alguna vez, flechas de la comunicación, pájaros del pensamiento y de la sensibilidad, las vemos o las oimos caer como piedras opacas, empezamos a no recibir de lleno su mensaje, o a percibir sólamente una faceta de su contenido, a sentirlas como monedas gastadas, a perderlas cada vez más como signos vivos y a servirnos de ellas como pañuelos de bolsillo, como zapatos usados"

Julio Cortázar

Ajedrez


Navidad cancelada


La materia sutil de un poema concluido


" (...) La primavera reía sobre las tumbas, cantaba en el buche de los pájaros, ardía en los retoños vegetales, proclamaba entre cruces y epitafios su jubilosa incredulidad acerca de la muerte. Y no había lágrimas en nuestros ojos ni pesadumbre alguna en nuestros corazones; porque dentro de aquel ataúd sencillo (cuatro tablitas frágiles) nos parecía llevar no la pesada carne de un hombre muerto, sino la materia sutil de un poema concluido (...)"

Leopoldo Marechal
(Fragmento de "Adán Buenosayres")

La aristocracia de los freaks según Diane Arbus


"Freaks ha sido lo que más he fotografiado. Fue una de las primeras cosas que fotografié y ha sido terriblemente motivador para mí. Simplemente, solía adorarlos. Aún adoro a algunos de ellos. Con esto no quiero decir que sean mis mejores amigos, ellos me han hecho sentir una mezcla de vergüenza, temor y asombro. Existe una especie de leyenda acerca de los/as freaks. Como esa persona que en un cuento de hadas te detiene y te exige que resuelvas un acertijo. La mayoría de la gente se pasa su vida temiendo pasar por una experiencia traumática. Los Freaks nacieron con sus traumas. Ellos ya han pasado su prueba. Son aristócratas".

Diane Arbus
...............................................................................................................
"Las fotografías de Diane Arbus ya eran famosas entre los aficionados de la fotografía cuando ella se mató en 1971; pero, como en el caso de Sylvia Plath, la atención suscitada por su obra desde su muerte es de otro orden, una suerte de apoteosis. El suicidio parece garantizar que la obra es sincera, no voyeurista, que es compasiva, no indiferente. El suicidio también parece volver más devastadoras las fotografías, como si demostrara que habían sido peligrosas para ella".

Susan Sontag







La soledad de otro


"(...) Supongo que es imposible entrar en la soledad de otro. Sólo podemos conocer un poco a otro ser humano, si es que esto es posible, en la medida en que él se quiera dar a conocer. Un hombre dirá ´tengo frío´, o temblará, y de cualquiera de las dos formas sabremos que tiene frío. Pero, ¿qué pasa con el hombre que ni dice nada ni tiembla? Cuando alguien es inescrutable, cuando es hermético y evasivo, uno no puede hacer otra cosa que observar; pero de ahi a sacar algo en limpio de lo que observa hay un gran trecho (...) "

Paul Auster
("La invención de la soledad")

Límites de la dicha


"Los niños, lo mismo que los amantes, tienen presentimientos de los límites de la dicha"

Emile Cioran

19 de diciembre de 2016

Luna


"(...) Luna. Siempre estuviste a mi lado, alumbrándome en los momentos más terribles; desde mi infancia fuiste el misterio que velaste por mi terror, fuiste el consuelo en las noches mas desesperadas, fuiste mi propia madre, bañándome en un calor que ella tal vez nunca supo brindarme; en medio del bosque, en los lugares más tenebrosos, en el mar; allí estabas tu acompañándome; eras mi consuelo, siempre fuiste la que me orientaste en los momentos más difíciles. Mi gran diosa, mi verdadera diosa, que me has protegido de tantas calamidades; hacia ti en medio del mar; hacia ti junto a la costa; hacia ti entre las costas de mi isla desolada. Elevaba la mirada y te miraba; siempre la misma; en tu rostro veía una expresión de dolor, de amargura, de compasión hacia mí; tu hijo. Y ahora, súbitamente, luna, estallas en pedazos delante de mi cama. Ya estoy solo. Es de noche (...) "

Reynaldo Arenas
(Fragmento de "Antes que anochezca")

Kurt Cobain y los estereotipos


"Lo único que no me gusta de estar en esto es ser visto de la manera en la que mucha gente me ve. Desde el escenario sólo puedes ofrecer una parte de tu personalidad, que no siempre es la mejor. Es una sensación contradictoria, me duele mucho que me critiquen pero al mismo tiempo me molesta mucho la admiración o la adulación. La idea de que prácticamente nadie me conozca tal como en realidad soy y que todo el mundo se fabrique una imagen estereotipada de mí me atormenta mucho"

Kurt Cobain

Los Simpsons van por otro récord de la historia televisiva


Ahora que el canal Fox confirmó que Los Simpson tendrá otras dos temporadas -la 29 y la 30-, la tira animada se convertirá en la serie con más capítulos en la historia de la televisión norteamericana. Los tipitos amarillos llegarán por lo menos a los 669 episodios, con lo que superarán a "Gunsmoke" (entre nosotros "La ley del revolver"), una serie sobre el Salvaje Oeste que tuvo 635 capítulos entre 1955 y 1975. "Este es otro momento de récord para la que es verdaderamente una serie emblemática", señalaron Dana Walden y Gary Newman, presidentes de Fox Television Group. Asimismo destacaron el valor de la famila de Springfield para la cadena y subrayaron que "su continuo impacto cultural" en todo el mundo es una prueba de la genialidad de los creadores del show, es decir Matt Groening, Sam Simon y James L. Brooks.


La tragedia de Oscar Wilde


"¿Quiere usted saber la gran tragedia de mi vida? Consiste en que he puesto todo el genio en mi vida y sólo el talento en mis obras"

Oscar Wilde
(en charla con André Gide)

Kill Bill: todo tiempo pasado fue mejor


Sólo nieva una vez en nuestros sueños


"(...) Era poeta, y en un poema escrito años atrás y muy poco conocido por los lectores turcos había dicho que a lo largo de nuestra vida sólo nieva una vez en nuestros sueños. Mientras la nieve caía pausadamente y en silencio, como nieva en los sueños, el viajero sentado junto a la ventana se purificó con los sentimientos de inocencia y sencillez que llevaba años buscando con pasión y creyó optimistamente que podría sentirse en casa en este mundo (...)"

Orhan Pamuk
("Nieve")

Frida Kahlo en Coyoacan, México, por Emmy Lou Packard


El chico que nunca aprendió a barrer


Chicago nocturna en 1954


6 de diciembre de 2016

Hitchcock, Truffaut y la pasión del cine


(...)Este hombre, que ha filmado mejor que nadie el miedo, es a su vez un miedoso y, supongo que su éxito está estrechamente relacionado con este rasgo caracterológico. A todo lo largo de su carrera, Alfred Hitchcock ha experimentado la necesidad de protegerse de los actores, de los productores, de los técnicos, porque el más pequeño fallo o el menor capricho de cualquiera de ellos podía comprometer la integridad del filme. Para Hitchcock la mejor manera de protegerse era la de llegar a ser el director con el que sueñan ser dirigidas todas las estrellas, la de convertirse en su propio productor, la de aprender más sobre la técnica que los mismos técnicos...

(...)Todo esto nos conduce al suspenso que algunos —sin negar que Hitchcock era su maestro—consideran como una forma inferior del espectáculo cuando es, en sí, el espectáculo. El suspenso es, antes que nada, la dramatización del material narrativo de un filme o, mejor aún, la presentación más intensa posible de las situaciones dramáticas. Un ejemplo. Un personaje sale de su casa, sube a un taxi y se dirige a la estación para tomar el tren. Se trata de una escena normal en el transcurso de un filme medio.

Ahora bien, si antes de subir al taxi este hombre mira su reloj y dice: "Dios mío, es espantoso, no voy a llegar al tren", su trayecto se convierte en una escena pura de suspenso, pues cada señal de tráfico, cada frenazo, cada maniobra de la caja de cambios van a intensificar el valor emocional de la escena (...)

Francois Truffaut
(fragmentos del prólogo de "El cine según Hitchcock", legendario reportaje que el director de "Los cuatrocientos golpes" le hizo al maestro del suspenso)