30 de marzo de 2016

Maduro se preocupa más por TeleSur que por los venezolanos

MADURO Y EL CARACTERISTICO SALUDO FASCISTA
Por Humberto Acciarressi

Nicolás Maduro, el payaso más patético de la política mundial, ese Kim Jong-un sin ojivas nucleares, sigue hundiendo a Venezuela en ese caos indescriptible que le dejó su "pajarito" de cabecera, Hugo Chávez, a su muerte en marzo del 2013. Este tipo que llegó al poder más por casualidad que por capacidad (y por hacerle el juego sucio a esa bestia prehistórica llamada Diosdado Cabello) no tiene la más remota idea de la diferencia entre la realidad y sus fantasías. Es el mismo ridículo que decía que en su país no se consigue papel higiénico porque la gente come más y va más al baño; en cuyos supermercados se dan números para días posteriores (aunque igual los consumidores no encuentran nada en las góndolas); el que está al frente de la nación con más alto índice de inflación del mundo; el que aplaude cada represión a estudiantes y opositores con gritos de alegría; el que dice que en Venezuela no hay presos políticos. En síntesis, Maduro está condenado a salir del Palacio de Miraflores rumbo a la cárcel o a un psiquiátrico.

Ya cuando el chavismo con otro apelativo fue derrotado en nuestro país (cosa de la que algunos no parecen estar informados), este señor que políticamente es la antítesis de su apellido comenzó con sus ataques al pueblo argentino, tratando de dar lecciones de ¡¡¡democracia!!! Además de los insultos de "el verde" -como lo llamaba Chávez- a nuestras autoridades y a quienes votaron por ellas, son recordadas las histriónicas pavadas de la canciller venezolana Delcy Rodriguez, tan mal asesorada por sus amigos kirchneristas, especialmente por el ex canciller vernáculo Héctor Timerman, el mismo que alentó, fue vocero del golpe y la posterior dictadura militar desde las páginas de su diario "La Tarde". Sólo regímenes como el chavismo y el kirchnerismo pueden tener de ministros a semejantes personajes. No es casual que nuestra actual canciller, Susana Malcorra, les caiga mal a estos sujetos. Tampoco lo es que los propios venezolanos vengan de pegarle una paliza al heredero del militar golpista Hugo Chávez, el de las valijas ambulantes con plata robada a PDVSA para alimentar gobiernos títeres y comprar voluntades para integrar el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, objetivo que no logró.

Los argentinos no olvidamos el caso Antonini Wilson, el "Maletagate", aquel del dinero para financiar la campaña presidencial de Cristina Kirchner, que motivó, entre otras cosas, que el recaudador K Julio De Vido "renunciara" a su asesor Claudio Uberti y otro tanto ocurriera con el vicepresidente de PDVSA, Diego Uzcátegui. Por estas cosas y muchas más, causa gracia que Maduro, en lugar de ocuparse de los serios y ya terminales problemas que tiene con su pueblo, ahora esté preocupado por la lógica salida de la Argentina de ese canal hitleriano TeleSur, especie de "678" chavista. En lugar de mandar a los idiotas que lo secundan a atacar a nuestro gobierno por abandonar ese engendro propagandístico, Maduro (que curiosamente comparó el retiro argentino de TeleSur con los desaparecidos, la misma burrada que hizo nuestra ex presidente con los goles cuando comenzó con el negociado de Fútbol para Todos) debería preguntarse la razón por la cual dos de cada tres venezolanos quiere que abandone el gobierno, o por qué en las calmas celebraciones pascuales la gente le prendía fuego a muñecos con su cara durante lo que en Venezuela se llama la "Combustión de Judas".

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

29 de marzo de 2016

Una orquesta de jóvenes de Medellín hizo suyo el Tango


Por Humberto Acciarressi

El tango, esa música que nació en los arrabales porteños e incluso en sus inicios fue prohibido por quienes lo consideraban prostibulario, en el transcurso del siglo XX se extendió por el mundo, gracias a nombres como Gardel, Canaro, De Caro, Troilo, Piazzolla, Pugliese, el Sexteto Tango, y tantos otros intérpretes. De Buenos Aires saltó al oriente, especialmente a Japón, a las naciones del norte africano, a casi toda Europa y a los países de América, e incluso en los Estados Unidos de la mano (o en los pies) de Rodolfo Valentino en tiempos del cine mudo. Así fue como el tango casi no necesitaba ser nombrado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad (lo que ocurrió en 2009), un mero título que enorgullece pero no aporta demasiado más. Entre los países que siempre han tenido una conexión especial con el tango se encuentra Colombia, tierra del vallenato y sus múltiples y ricas variantes, que llamativamente fue-además- el lugar en dónde Carlos Gardel encontró su muerte en el accidente de aviación de Medellín, en 1935.

Precisamente en esa ciudad colombiana, en el 2008, se formó la Orquesta de Tango de Medellín, dirigida artística por el bandoneonista argentino Pablo Jaurena y con el padrinazgo de Raúl Garello y la dirección del violinista colombiano Sebastián Montoya. La misma descansa en el formato instrumental más característico del género: la orquesta típica. En ella, como se sabe, concluyen la composición, los arreglos, el solista y el grupo, el canto y la poesía, y naturalmente el baile. La Orquesta pertenece a la Red de Escuelas de Medellín, que no hace mucho presentó su primer disco, "Melancólico Medellín". Jaurena señala al respecto que con ese grupo de chicos colombianos de entre 14 y 22 años, no sólo ejecutan sus instrumentos y los temas que abordan, sino que además se consustancian con los estilos orquestales tradicionales hasta llegar a las expresiones contemporáneas. En el mencionado disco, para dar un ejemplo, se recrean las orquestas del `40 y `50 a través de los arreglos originales de Troilo, Di Sarli, Pugliese, D’Arienzo, Salgán, Gobbi y Piazzolla.

El mismo Jaurena señala además que "el repertorio de este disco pretende mostrar un amplio panorama del tango en general y de nuestro trabajo en particular", como un homenaje a Colombia y a la ciudad de Medellín, y además que le gustaría que todos los jóvenes colombianos sientan cariño por el tango. Esa es la razón por la cual es de suma importancia en su tarea, el rescate histórico de los estilos tangueros más emblemáticos. Y además la revalorización de los grandes compositores y arregladores; las propuestas más vanguardistas y los compositores actuales. La idea de la Orquesta de Tango de Medellín, para obtener todo esto que señalamos, busca lograr un continuo y enriquecedor dialogo entre el pasado y el presente de esa música nuestra tan querida en Colombia, como en otras naciones del planeta.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

Una vasta morada de enmascarados


"Con el pretexto de completar el ser humano, lo interrumpen. No bien nace, ya están en pie, junto a su cuna con grandes y fuertes vendas preparadas en las manos, las filosofías, las religiones, las pasiones de los padres, los sistemas políticos. Y lo atan; y lo enfajan; y el hombre es ya, por toda su vida en la tierra, un caballo embridado. Así es la tierra ahora una vasta morada de enmascarados. Se viene a la vida como cera, y el azar nos vacía en moldes prehechos"

José Martí

27 de marzo de 2016

A Shakespeare no lo dejan en paz ni a cuatro siglos de su muerte


Por Humberto Acciarressi

En una oportunidad, entre varios escritos sobre el máximo dramaturgo y poeta inglés, rogábamos que "dejen en paz al pobre Shakespeare". Ahora, como ya sabés, estamos a cuatro siglos de su muerte, y además de los homenajes se reavivan las polémicas acerca de si el señor Shakespeare de Stratford-upon-Avon es el verdadero autor de su obra. Se trata de uno de los calvarios póstumos más renombrados, dado que -por ejemplo- en el caso de Homero ya se sabe que la Illiada y la Odisea fueron escritas por varias personas, a lo largo de algunos años. Pero en el caso de William la cosa es tan brava, que no hace mucho, un grupo de actores británicos reabrió la discusión con un manifiesto de pomposo título: "Declaración de duda razonable". Hijo ilegítimo de la reina Isabel o empresario que hacía pasar por suyas las obras de Francis Bacon, Christopher Marlowe o Edward de Vere, todo al resguardo de un hombre que escribió él mismo un epitafio tan vulgar que da pena. Y eso sin contar el testamento -con la única firma que se conoce de él- en el que le deja su "segunda mejor cama" a su esposa y en donde no habla de nada que se acerque a la literatura o al teatro o a los libros.

En los últimos tiempos se han conocido otras desgracias póstumas del pobre Shakespeare. Que acumuló alimentos durante los tiempos de miseria, que más tarde revendía a sus vecinos a precios siderales. Que fue un irredimible evasor de impuestos. Que era un feroz prestamista. Que "The flower", el más difundido de los cuadros que lo retratan es falso. Y mil cosas más. Lo curioso es que nada de esto se puede probar, ya que casi no existen documentos sobre él en el marco desquiciado de su época. Me gusta, cada vez que puedo, mencionar un excelente, casi desconocido e inusualmente editado libro de Mark Twain que lleva por título "¿Ha muerto Shakespeare?". En el mismo, el escritor del Mississippi se suma a los que ponen en duda la identidad de Shakespeare, con la prosa irónica, sarcástica, que caracterizó al autor de "El billete de un millón de dólares". Es justo reconocer algo a quienes me leen: es uno de los pocos que me han hecho dudar mucho.

También me he preguntado si es realmente importante saber quién es el autor de "Hamlet", "Macbeth" o "Sueño de una noche de verano", o si la pintura que se conoce de su cara es falsa. Lo dudo. En definitiva, sea el habitante de Stratford-upon-Avon u otro, fue quien escribió que "somos de la misma materia de la que se tejen los sueños". Y la literatura, ese vasto sueño que hace más llevadera la vida de millones de personas, le debe a ese señor inglés uno de sus capítulos más hermosos. Quiero terminar estas líneas con una enloquecida realidad. La visita de Barak Obama al país y el 40 aniversario del trágico golpe de estado en la Argentina, me llevaron a escribir sobre esos asuntos. Y entonces postergué esta columna sobre Shakespeare. Menos mal. En el interín, la BBC informó que un grupo de arqueólogos llegó a la conclusión que el cráneo de mister William habría sido robado por cazadores de trofeos en 1794, como ya había dado cuenta en 1879 una publicación británica, cuando no existían medios para comprobarlo fehacientemente sin abrir la tumba y alterarla. Como podrás observar, al pobre Shakespeare no lo dejan en paz ni a cuatro siglos de su muerte.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

26 de marzo de 2016

A 40 años del golpe que apoyaron los "montos", el PC y la URSS

VIDELA Y FIDEL CASTRO, SOCIOS EN LA DICTADURA AGENTINA EN 1976
Por Humberto Acciarressi

Las marchas de los 24 de marzo, en repudio al golpe militar que se extendió desde esa fecha de 1976 hasta el 10 de diciembre de 1983, se realizan cada vez menos racionalmente. El paso del tiempo, el desconocimiento de las nuevas generaciones y el relato inventado por Néstor y Cristina Kirchner que jamás -hasta el año 2.000- se refirieron a la dictadura y a su larga noche, transforman aquel hecho en una mera cuestión ideológica, que plantean un River-Boca que esconde la tragedia que envolvió a toda la sociedad argentina. Por ejemplo, hay que recordar que Raúl Alfonsín (ex co-fundador de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos durante el gobierno de Isabel Perón y las matanzas de la Triple A) asumió luego de obtener casi el 52% de los votos, en elecciones sin balotaje, en su triunfo contra el peronismo que aplaudía la ley de autoanmistía realizada por los militares genocidas. Con su victoria, el radical dejó sin efecto esas normas pactadas por los comandantes y los sindicalistas peronistas, enunciada públicamente por el candidato justicialista Italo Luder. Y eso casi al mismo tiempo de ordenar -a cinco días de su asunción- la creación de la CONADEP (Comisión Nacional Sobre la Desaparición de Personas), que fue la base del proceso y las condenas a los comandantes, hecho inédito en el mundo desde el Tribunal de Nüremberg.

Sobe los hechos sucedidos durante la dictadura escribimos mil veces y en decenas de lugares. Salvo algunos dinosaurios nadie duda que fue uno de los tramos más trágicos de nuestra historia. Pero hay que recordar el papel de la sociedad civil. Por ejemplo, no es casual que cierto peronismo -cómplice de la fuerza otorgada a Videla y compañía con la firma de leyes y decretos previos al 24 de marzo- no haya combatido a los militares y sí al gobierno democrático de Alfonsín. Lo mismo ocurrió con Montoneros, que aceleró (es lo que buscaba) el golpe con el asalto al cuartel de Formosa, y luego en plena dictadura -antes de mandar a la muerte a sus soldados en ese chiste dramático llamado Contraofensiva- con sus encuentros en Paris con su "socio" en la junta militar, el almirante genocida Massera. Y, aunque en menor medida por su intrascendencia, los militantes del Partido Comunista argentino, socio en las sombras de los militares y archi críticos de Alfonsín cuando se acabó la dictadura.

Los padres de esos mismos que marchan por los 40 años del golpe, ahora mezclados como en bolsa con los ultra K (es decir, los desechos del kirchnerismo), tal vez no conozcan la verdadera historia. Es decir que ignoran que uno de los primeros apoyos internacionales de la dictadura militar fue el de Cuba, por orden de la URSS, hecho que los genocidas Videla, Agosti y Massera recompensaron no sumándose al boicot cerealero a la Unión Soviética. Pero también en el plano local, el Partido Comunista fue beneficiado por los genocidas (lo que no impidió que algunos de sus militantes, como el joven sindicalista Floreal Avellaneda o la estudiante Inés Ollero hayan sido secuestrados y salvajemente asesinados). Valga un ejemplo: el PC apenas fue suspendido "interinamente" y quedó fuera de las "leyes" 21.322, 21.323 y 21.325 que disolvieron los partidos políticos y las agrupaciones populares.

Para quien no lo sepa recordamos el comunicado del Partido Comunista argentino del 25 de marzo de 1976, un día después del comienzo de la tragedia. Decía así, bajo el título "Los comunistas y la nueva situación argentina": "Ayer, 24 de Marzo, las F.F.A.A. depusieron a la presidenta María E. Martínez, reemplazándola por una Junta Militar integrada por los comandantes de las tres armas. No fue un suceso inesperado. La situación había llegado a un límite extremo ´que agravia a la Nación y compromete su futuro´, como dice en uno de los comunicados de las F.F.A.A.". Y después de una serie de consideraciones aclara: "El PC considera auspicioso que la Junta Militar haya desechado una solución pinochetista". Si no fuera trágico, sería cómico. Hoy la URSS no existe, defensores de los "montos" y PC están juntos, pero la culpa la tiene Obama.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

24 de marzo de 2016

Michelle Obama convertida en sensación de las redes sociales


Por Humberto Acciarressi

Con el marco de la visita del presidente de los Estados Unidos y durante varias horas, el TT de Twitter fue -inesperadamente- Michelle Obama, la tercera mujer más admirada de su país y para colmo más popular que su esposo de acuerdo a Gallup. Carismática y muy bella, por las repercusiones en las redes sociales los argentinos parece que han descubierto que además tiene una inteligencia descollante y una oratoria perfecta, durante una emocionante charla de veinte minutos que ofreció a mujeres jóvenes- luego de ser presentada por nuestra primera dama, Juliana Awada- en el Centro Metropolitano de Diseño, en Barracas. Con tono cautivante, por momentos intimista, la esposa de Barak Obama narró su infancia en un pequeño departamento ("tan chiquito que si extendías los brazos podías tocar ambas paredes") en los suburbios de Chicago, en donde convivía con su pobre familia y meditaba, en silencio, las razones por las cuales la gente no le preguntaba como a su hermano "¿qué carrera querés estudiar?", sino "¿con qué tipo de hombre te vas a casar?".

Así relató que aunque sus padres no tenían estudios terciarios, ella "sabía" que podría llegar a cumplir ese sueño. Aún cuando los piropos que recibía en la calle eran la evidencia de que los hombres se burlaban de sus capacidades intelectuales cuando ella estudiaba. "Había gente que no creia que yo pudiera estudiar en la universidad", precisó, para contar -con orgullo- que eso no le impidió recibirse de abogada en Harvard. Y en otro momento de su "conversación" con las chicas señaló sin vueltas: "Estoy aquí frente a ustedes porque quiero que a ustedes les pase lo mismo. No importa qué obstáculos se presenten, tienen que estudiar. Estudien para hacer una diferencia en el mundo". Y añadió para delicia de quienes la seguían mirando de reojo su twitter: "Las mujeres afrontamos las mismas dificultades y tenemos que pelear por eso, para que nos remuneren igual por el mismo trabajo, así como ponerle fin a la violencia de género".

Asimismo, Michelle demostró haber estudiado bastante bien nuestra realidad. Habló de las marchas en Buenos Aires y las provincias relacionadas con el #NiUnaMenos, del hecho que la Argentina haya tenido una presidente y ahora una vicepresidente (tal vez desconoce que el país ya había tenido una titular del Poder Ejecutivo, Isabel Martínez), destacó con entusiasmo la labor de Margarita Barrientos y la de la gobernadora María Eugenia Vidal, de quien destacó que debió enfrentar discriminaciones por ser una mujer joven, inteligente y con conocimientos. La charla de la primera dama de Estados Unidos tuvo, como señalamos, una impresionante repercusión en las redes sociales. Salvo algunos "militontos" que posan de pogresistas, el apoyo en la web fue tremendo. Y las comparaciones con las tediosas cadenas nacionales de la ex presidente, hay que señalarlo, también fueron inevitables. Y en ellas ganó sin vueltas la sorprendente Michelle.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

LA PRIMERA DAMA DE ESTADOS UNIDOS, LUEGO DE SU CHARLA, SE SACO FOTOS CON DECENAS DE CHICAS  ARGENTINAS.

Doors


Voyeur


Dilema


Coordinación de los medios de defensa


Las dos caras de Humphrey Bogart, un duro a pesar suyo


Por Humberto Acciarressi

Según se cuenta, en una ocasión un periodista le preguntó a Humphrey Bogart la razón por la cual no era más afectuoso con sus admiradores: De hecho se parecía a muchos de sus personajes, inspirados o directamente tomados de los famosos "duros" de las páginas de Raymond Chandler y Dashiell Hammett. Boggie respondió sin siquiera pensarlo: "La única cosa que uno le debe al público es una buena actuación". Y así lo hizo desde que protagonizó a un gánster acorralado en "El bosque petrificado" hasta sus últimas apariciones en "Horas desesperadas" y "La caída de un ídolo", además de tener sus picos más altos en los filmes de John Huston: "El halcón maltés", "El tesoro de la Sierra Madre", "La reina africana" (con la que obtuvo un Oscar), y definitivamente en "Casablanca", de Michel Curtiz. Pero esa es apenas una verdad a medias.

Esa sonrisa que sus directores sólo le permitían de costado y sarcástica, acompañada de una manera irónica y hasta burlona de mirar a las chicas, parece ser que era muy cariñosa en su vida cotidiana, íntima. Y por eso las mujeres que lo conocieron sostuvieron que era "un dulce", todo lo contrario del tipo de permanente impermeable, sombrero de ala caída y conversación cansina y aparentemente desinteresada. Atributos, por otro lado, que todos los hombres han envidiado más de una vez, como en la película de Herbert Ross, "Sueños de seductor", interpretada por Woody Allen ¿Qué tipo no ha soñado alguna vez con ser Rick y darse el gusto de decirle a Ingrid Bergman, al pie de un avión, que se vaya nomás con el otro, que después de todo nadie le borra lo vivido? Y si alguno me dice que no, es mentira.

Este excelente actor, que había nacido en enero de 1899 y falleció de un cáncer de esófago en el mismo mes pero de 1957, vivió sus últimos doce años acompañado por su esposa, la bella Lauren Bacall, con quien trabajó en películas memorables y que compartió con él marchas contra el macartismo en Hollywood. Alguna vez escribimos, basados en una encuesta, que Bogart no tuvo casi ninguna de esas cosas que le interesan a la mayoría de las mujeres que inventan los hacedores de estereotipos. No era bello en el sentido clásico; no tenía la musculatura o el bronceado que algunas ponen por sobre los demás atributos masculinos; casi siempre fue un perdedor nato, de esos que reciben palizas y se juegan patriadas que los convierten en héroes por un día. Y sin embargo, sus amores imposibles con Ingrid Bergman en "Casablanca" o con Mary Astor en "El halcón Maltés", por dar dos ejemplos, han quedado estampados en el imaginario colectivo como las grandes pasiones del cine. O la locura patética del oficial de "El motín del Caine", uno de sus grandes papeles en la pantalla. Con sus personajes, habitantes perpetuos del lado oscuro de la vida, desdeñosos e indiferentes, Bogart entró en la leyenda. Como nadie es dueño de su posteridad, el hombre cariñoso en la intimidad apenas sirve como anécdota.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

22 de marzo de 2016

Twitter: diez años de pavadas y hechos trascendentes


Por Humberto Acciarressi

Evan Williams (fundador de Pyra Labs, creadora de la plataforma de weblog, sofwtware de sostén de Blogger, es decir el hacedor de los blogs); Noah Glass (uno de los lanzadores de la empresa de podcasting Odeo, ya desaparecida); Christopher "Biz" Stone ( nombrado por sus trabajos como desarrollador como una de las "personas más influyentes del mundo" por la revista CQ); y Jack Dorsey (propulsor, entre varias cosas, de la idea de una página web con un servicio de comunicación de mensajes cortos en tiempo real); se reunieron en California en los primeros meses de 2006. Ya Dorsey había "creado" Twitter el 21 de marzo de 2006 (hace una década) y el grupo lo lanzó en julio de ese año, con Jack como director ejecutivo. El nombre, se dice, provenía de una definición de la red social: una corta ráfaga de comunicación intrascendente. Dicho de otra manera, como el piar de un pájaro, un "twitt".

Desde hace diez años, Twitter pasó de ser un sitio de cuestiones intrascendentes con anónimos aunque pioneros tuiteros, al sistema más eficaz para obtener noticias en tiempo real desde los sitios más remotos. Con cada saltito que dio durante esta década, la red social fue creciendo en popularidad. Las llamadas celebridades mundiales se interesaron en el tema, se viralizó a casi todas las lenguas, aparecieron los twistars, es decir aquellos cuya opinión se sigue masivamente por confiabilidad en el tenor de sus noticias o por fanatismo al tratarse de ídolos (generalmente del mundo de la música). De esa forma, con el paso del tiempo, los time line de los usuarios se fueron masificando y se perdió el candor y la intimidad de los primeros tiempos, pero se ganó en información. En la actualidad, hay gente que ya no lee diarios sino twitter (y así están, añado). Y se entremezclan con nicknames y avatares reales o fingidos, unas 320 millones de personas al mes.

Los historiadores de comienzos del siglo XX, intelectuales como Benedetto Croce por ejemplo, hablaban de la aceleración de la historia. Mucho más acá, Marc Auge sostuvo, palabras más, palabras menos, que apenas tenemos tiempo de envejecer un poco que ya nuestro pasado se vuelve historia. Las épocas actuales son agobiantes en ese sentido. Y Twitter no sólo contribuyó a eso, sino que además fue objeto de esos cambios, fue mensaje y mensajero a la vez. Ya nadie ignora palabras como twittear, followers, retuitear, hashtags, trending topic, etc. A ninguno de ellos, hace diez años, se le hubiera ocurrido que con la limitación de 140 caracteres se iban a dar cuenta accidentes de aviación, las elecciones en Irán, las peleas de "barras tuiteras" en el Mundiales, las matanzas en los sitios más inseguros del planeta, las enfermedades como la gripe A, la denuncia de los atropellos a los derechos humanos y todo lo que hace a los quehaceres del hombre. Por lo que sostiene Auge hasta puede ser que dentro de una semana Twitter ya no exista. Pero incluso en ese caso habrá vivido una década muy fructífera al ritmo de los intereses globales de los seres humanos. Sean pavadas o hechos trascendentes.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

19 de marzo de 2016

Miguel Abuelo en el recuerdo, a 70 años de su nacimiento


Por Humberto Acciarressi

Miguel Peralta nació el 21 de marzo de 1946 y falleció el 26 del mismo mes, pero de 1988, con el nombre definitivo de Miguel Abuelo, escribiendo y planeando cosas para un futuro imposible. Ambos acontecimientos ocurrieron en la localidad bonaerense de Munro, de dónde no se fue nunca, a pesar de haber pasado años en Europa (se fue de la Argentina a fines de la década del 60 y retornó en 1981). En estos días se cumplen 70 años de su natalicio y por ese motivo habrá algunos homenajes, en razón de haber sido uno de los pioneros del rock del país y fundador de Los Abuelos de la Nada, una de las mejores bandas que salieron de la cantera vernácula. Miguel, que en su adolescencia se autocalificaba como "un negrito resentido y peleador", alternaba el boxeo con la venta callejera, el ejercicio de la poesía y sus actuaciones como mimo, y naturalmente la música, generalmente en compañía de su hermana Norma.

Amante de la literatura, cuando tenía 19 años leyó un libro recién editado: "El banquete de Severo Arcángelo" de Leopoldo Marechal. El personaje central de esa novela, Lisandro Farías, en un momento es insultado con una frase ya clásica de nuestra literatura: "Padre de los piojos, abuelo de la nada". Cuando un par de años después formó una banda, el multifacético artista le dio por nombre Los Abuelos de la Nada en recuerdo de aquella cita que lo había marcado. En 1968, cuando la banda grabó el primer simple, "Diana divaga" y "Tema en flu sobre el planeta", estaba formada por Miguel, Claudio Gabis (futuro "Manal"), "Pomo" Lorenzo, Miky y Alberto Lara, y un jovencito Norberto Aníbal Napolitano, conocido como Pappo (que antes de largarse como solista también tocó en Conexión n° 5). El grupo no duró mucho y Abuelo rumbeó para Europa, donde siguió haciendo música, se casó y tuvo un hijo.

Cuando retornó, Miguel refundó Los Abuelos de la Nada con lo que podría llamarse un seleccionado de la música argentina: Cachorro López (luego derivó a "Zas" con Miguel Mateos), Andrés Calamaro, Gustavo Bazterrica, Daniel Melingo y Polo Corbella (ambos integrantes posteriormente de "Los Twist"). Y con un productor de lujo: Charly García. Uno de los picos más altos fue la seguidilla de recitales del teatro Opera en el 85, mientras que "Chalamán", "Ir a más", "Himno de mi corazón", "Lunes a la madrugada", "Sintonía americana", "Tristeza de la ciudad", "Mil horas", "Costumbres argentinas" son algunos de los clásicos de esa época de apertura democrática.

Cuestiones que nunca faltan le pusieron fin a esa segunda etapa y así nació la tercera, cuyo único LP se tituló "Cosas mías" por el tema homónimo que, adaptado por la hinchada de River, con el tiempo ganó todas las tribunas. El histriónico Miguel estaba acompañado por Kubero Díaz, "Chocolate" Fogo, Juan del Barrio, Polo Corbella, Alfredo Desiata y Willy Crook. La muerte lo alcanzó en la tarde del 26 de marzo de 1988, presuntamente de Sida, la misma enfermedad que mató a Federico Moura el 21 de diciembre de ese año. Unos meses antes, Luca Prodan había fallecido por una cirrosis crónica. Dejando de lado la muerte en un accidente de Alejandro de Michele, de Pastoral, en 1983, esa seguidilla mortal fue uno de los golpes más fuertes que sufrió nuestro rock, y que arrastró a la leyenda a tres bandas como Los Abuelos de la Nada, Sumo y Virus.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)


El árbol y el caballo, agradecidos


Doctor, al mono le bajó la presión


El Servicio Meteorológico anunció "posible caída de granizo"


Nene, cuidate con la moto


Entrada del zoológico de Buenos Aires, en 1890


Elle despidió al perrito Bruiser


El compañero de aventuras de Elle en la comedia "Legalmente rubia" (y su secuela del 2003), falleció según lo informó la protagonista del film de Robert Luketic, Reese Witherspoon. "Con el corazón triste les tengo que contar a todos los fanáticos de #LegallyBlonde que Bruiser Woods (también conocido como Moonie) murió en el día de ayer. Era un chihuahua muy dulce y muy querido. Nunca me voy a olvidar de los días que pasamos juntos y estoy segura de que su colita se está meneando en el cielo" escribió la actriz junto a una imagen de Elle y el perrito Bruiser de la comedia de culto del 2001.


18 de marzo de 2016

La vergonzosa obscenidad de los videos de "La Rosadita"


Por Humberto Acciarressi

Hay un adagio popular, de los siglos del medioevo europeo, que sostiene que no hay nada peor que contar plata delante de los pobres. Ya en el siglo XX, el satírico inglés George Barnard Shaw escribió que "el dinero no es nada, pero mucho dinero es otra cosa". En la actualidad, cuando nadie duda que vivimos la era de la imagen como en ninguna otra etapa de la humanidad, el cine se cansó de mostrar escenas con millones de dólares, sean contadas por delincuentes -en la mayoría de los casos- o por afortunados si la película se trata de una comedia. No vienen al caso los títulos, pero todos conocen alguna. Y en los últimos tiempos se han hecho célebres escenas similares en la exitosa serie "Breaking Bad". No arriesgo demasiado si digo que los videos que están apareciendo de lo ocurrido en la financiera SGI, ya popularmente conocida como "La Rosadita", superan con creces todo lo visto en la ficción. Incluso en la que prometía el hoy valijero preso Fariña, integrante de este clan que robaba para la corona kirchnerista en esa cueva de Puerto Madero, más específicamente del complejo "Madero Center".

Esos videos muestran, entre otros, a Martín Báez, hijo de Lázaro Báez, testaferro del matrimonio Kirchner; a Fabián Rossi, el ex marido de Iliana Calabró; al contador Daniel Pérez Gadín (a quien Elaskar acusa, entre otros, de haberlo amenazado para vender la financiera y que fue consultor de Alto Calafate, de la familia Kirchner) y a su hijo Sebastián; contando obscenamente centenares de miles de dólares. Los mencionados ya han sido citados a indagatoria por el juez Casanello. Esas actividades de contar pilas monumentales de dólares y euros, enmarcadas por risas, tragos de whisky y hasta brindis -que al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández y al actor ultrakirchnerista Gerardo Romano les parece muy normal-, son doblemente escandalosas si se considera que se llevaban a cabo en un momento en que la Argentina estaba siendo vaciada por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, quien mientras tanto entretenía a sus fieles con su "relato".

En tanto los hospitales se quedaban sin insumos, las escuelas se caían a pedazos, las fuerzas de seguridad no tenían ni chalecos antibalas, la presidente no atendía ni siquiera a sus propios gobernadores que iban a pedirle por las economías regionales devastadas, se inauguraban por cadena nacional obras que jamás fueron terminadas, morían chicos por hambre en las provincias de nuestro Norte, se atacaba a los periodistas opositores, se insultaba a quien no perteneciera a la secta en los medios públicos, algunos artistas de pacotilla se llenaban los bolsillos y crecía el narcotráfico, estos testaferros del poder contaban fajos de dólares a mansalva, sin que les importara otra cosa que esas labores de la corruptela denunciada oportunamente por Jorge Lanata y otros pocos. Esos videos así como los vemos (y hay miles de horas más) deberían ser postulados para los Oscar del año que viene. Con los mismos protagonistas, con el mismo dinero, en el mismo lugar. Y aclarando en letras negras, al final, en qué cárcel se encuentran purgando sus delitos los corruptos.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

Fragmentos de los videos que se han difundido hasta el momento





Más collages de Kayan Kwok







El monstruo de siete cabezas


La Avenida de Mayo en los carnavales de 1922


Buscame que en algún vagón del tren me vas a encontrar


La Femme Fatale según Wlad Safronow


En 1890, carrito de comida callejera en Buenos Aires


Ya me aburrí de las cartas: ¿vamos al cine o no?


Jimi Hendrix, Buddy Miles y Johnny Winter, en 1969.


Libro dañado por el agua, por Alejandro Morell


17 de marzo de 2016

El llanto de Mengolini y la burla de las redes sociales


Por Humberto Acciarressi

En los últimos años, en la Argentina, los medios adictos al kirchnerismo se llenaron de profesionales de dudosa calidad. No es necesario hacer nombres porque todos los conocen, y con la masacre que están cometiendo los ex pauta-dependientes K en el gremio, quienes hicieron mejor los deberes con el oficialismo de turno (Roberto Navarro, Gustavo Sylvestre, Julia Mengolini, etc) están anclados en C5N del Grupo Indalo. Precisamente quien tenía el 70% de las acciones, Cristóbal López, ahora en medio de un escándalo nacional, le acaba de ceder a Fabián de Souza las áreas de Medios e incluso petroleras como Oil, para quedarse con el juego, donde el conglomerado empresario kirchnerista no tiene participación. Esto para poner el marco a lo que ocurrió ayer en el programa "Intratables", donde la ex novia de Fito Páez, Julia Mengolini, lloriqueó porque se considera atacada por sus ideas.

Esta chica, que trabajó en el programa "Duro de domar" de Diego Gvirtz -el mismo que saltó con sus programas de un feroz antikirchnerismo a un lamentable papel de lustrabotas de CFK-, condujo dos programas en Radio Nacional y Canal Encuentro durante su relación con el músico rosarino, y no tuvo ningún empacho ni gremial ni siquiera solidario en reemplazar a Eduardo Feinmann cuando éste fue echado de C5N (aunque sí se llenó la boca cuando a Víctor Hugo Morales no le renovó el contrato una empresa privada). Mengolini, como la ex novia del procesado vicepresidente Amado Boudou, Agustina Kampfer, se cansó de ningunear a quienes no pensaran como ella durante los años en los que rondaba el poder. Y en el programa Intratables hace dupla con otro fanático: Brancatelli, que esta vez fue desplazado de las burlas en las redes sociales por su compañera.

Cada tanto, Mengolini se convierte en el chiste de las redes. Ahora le tocó el turno porque defendió al hijo del empresario Lázaro Báez y a otros sujetos del clan kirchnerista en el que se los ve en un video contando varios millones de dólares y euros, metiéndolos en pesadas valijas y partir con rumbo desconocido de "La Rosadita", bunker ubicado en el mismo edificio de Puerto Madero, en el que tenían sendos departamentos Cristina y Boudou, denunciado oportunamente por Jorge Lanata y lugar clave en la llamada "ruta del dinero K". Frente a esto, la propagandista dijo que "la corrupción no quita lo bueno del proyecto político". Mengolini, quien oportunamente integró el clan que anunció en cámaras por C5N que Scioli era "el nuevo presidente" y "Aníbal Fernández el nuevo gobernador de Buenos Aires" (el papelón más grande que se recuerde), hizo pucheros, lloriqueó y amenazó con irse luego de criticar a sus compañeros que piensan que la corrupción no se justifica con nada. Cuando Fito y Mengolini se distanciaron, Páez escribió el tema "Rock and Roll revolution". Ella entendió que se lo dedicaba y escribió en Twitter: "Mierda que quedaste despechado". La letra dice, en ciertos pasajes: "Algunos quieren volver a golpear cuarteles. Otros se hacen los Guevaras sin laureles", o bien "vos pensás en tu revolución. Yo pienso que te falta mucho rock and roll. Qué mierda son tus batallas culturales". Y mucho más. En fin.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)

16 de marzo de 2016

Piazzolla, su música y nuestra Buenos Aires


"Gracias a que mi música es muy de Buenos Aires, muy 
porteña, estoy trabajando en todo el mundo, porque encuentran que es una cultura diferente, una cultura nueva"

Astor Piazzolla