18 de octubre de 2016

El amor no es didáctico


"(...)Puedo muy bien imaginar procedimientos para obtener la circunscripción de mis placeres (convertir la escasez de frecuentación en lujo de la relación, a la manera epicúrea; o considerar al otro como perdido, y por lo tanto experimentar, cada vez que vuelve, el alivio de una resurrección), pero es un vano trabajo. La miseria amorosa es indisoluble; se debe sufrir o salirse: arreglar es imposible (el amor no es didáctico ni reformista)(...)"

Roland Barthes
(fragmento de "Circunscribir")