14 de junio de 2016

La masacre de Achenheim


A unos 10 kilómetros de Estrasburgo, en la localidad de Achenheim, un equipo de arqueólogos descubrió vestigios de una masacre de más de 6.000 años en el este de Francia, prueba de una “furia guerrera ritualizada”. Los depósitos están situados en el interior de un amplio recinto, representado por una fosa en forma de V, con un dispositivo defensivo que evoca "tiempos confusos, un periodo de inseguridad que, en el Neolítico medio entre 4400 y 4200 antes de nuestra era, fuerza a la población a protegerse", de acuerdo a lo que señalaron los expertos. En el fondo de uno de los depósitos yacen los restos de diez individuos, aparentemente víctimas de una matanza.Los arqueólogos encontraron seis esqueletos completos -todos hombres, lo cual sugiere que eran guerreros- que presentan varias fracturas, sobre todo en las piernas, en las manos y en el cráneo.