29 de abril de 2016

Ricardo Forster, el D'Elía de los "pensadores" K


Por Humberto Acciarressi

Salvo en la dolorosa y terrible ficción de "1984" de George Orwell y en la realidad de la Alemania nazi y la URSS stalinista, sólo el ex gobierno kirchnerista pudo imaginar una Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, un organismo propagandístico pagado por todos los argentinos y disfrutado por su titular, Ricardo Forster, el pseudo-filósofo (es increíble que todavía haya gente que confunda "filósofo" con "doctor en Filosofía"). El mismo co-conductor de otra entidad goebelliana del kirchnerismo, autodenominada Carta Abierta, que utilizaba la Biblioteca Nacional como unidad básica. De ese núcleo de algunos escritores, editores y libreros, varios consiguieron sus puestitos a cargo del erario público. A algunos le inventaron engendros como la mencionada secretaría a cargo de esta marioneta de la ex presidente y del ahora a menudo escrachado Zanini.

Para quien no lo recuerde, Forster es quien dijo refiriéndose a su ex candidato a la presidencia antes de la orden de CFK que "una cosa es Scioli como parte de un liderazgo que ejercieron Néstor y Cristina, y otra es Scioli candidato a presidente". O bien cuando se realizó la más multitudinaria marcha de los últimos años pidiendo el esclarecimiento del crimen de Alberto Nisman, que este fascistoide Forster señaló que "es como si los chefs en la Argentina llamen a una convocatoria para decir que en el país se cocina mal" o que la muerte del fiscal había sido "para arruinarle el verano a los argentinos". No es casual que los libros de Forster, por los que había que pagar sumas siderales, ya se consiguen a precios de saldo en las librerías de viejo de la avenida Corrientes.

Ahora, resentido hasta el tuétano, este "Mefisto" del kirchnerismo (ver película de Istvan Szabo que lleva ese nombre), acaba de sumarse a D´Elía, Esteche y militantes de La Cámpora en lo que ellos mismos denominaron en sus épocas de gloria como "destituyente". Por ejemplo, el ex funcionario de CFK acaba de decir: "Espero que al gobierno de Macri no le vaya bien". Eso sólo demuestra que Forster es un golpista escondido en un relato que ya existe en pocas cabezas, al punto que los opositores sindicales que marchan este viernes han dicho que le van a echar flit a los "socios" destituyentes del integrante de Carta Abierta (¿todavía existe, verdad?). Y como si fuera poco, en el programa de Mauro Viale -tibiamente apretado por el "Pollo" Sobrero- Forster indicó que todo lo que se habla del corrupto Lázaro Báez y la ruta del dinero K "es un show mediático". Es obvio que extraña cobrar plata del estado argentino por no hacer nada, en un cargo inventado para él.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá )