12 de marzo de 2016

La herencia de una estirpe de músicos en un CD de Juan Belvis

Por Humberto Acciarressi

El jueves 17 de marzo en Pista Urbana (Chacabuco 874) a las 21.30, la banda 8 presentará el CD que lleva el mismo nombre (o número, como te parezca). El octeto de pop barroco (en rigor formado por dos cuartetos, uno de bronces y el otro de guitarra, bajo, batería y voces), interpreta canciones de Juan Belvis, quien ejecuta la guitarra, el piano y es una de las voces, además de haberlo producido junto a Luciano Vitale. Belvis es el heredero de una dinastía de músicos, cuyo padre fue el recordado Nono Belvis (co-fundador de MIA y artista multifacético), su madre Liliana Vitale, y su tío, Lito. Juan, además de instrumentista, es compositor, productor, diseñador y realizador audiovisual. Con motivo de la presentación de "8" charlamos con él.

- Es obvio que sos un tipo polifacético y con muchas referencias en lo audiovisual. En este sentido, ¿por qué elegís la música como motor o vehículo de tus proyectos personales, como con "La Sed" antes y ahora con "8"?
- Digamos que la música es mi lenguaje verdadero. El problema real es la disociación arte/negocio. Algo de lo que hablaba mucho mi abuelo, Donvi Vitale, antes de morir. Él planteaba que siempre hay que mantener una actividad fuera de mercado para no poner en juego la convicción artística por necesidades externas, y a la vez tener otro trabajo de supervivencia económica. Esa actividad es para mí la realización audiovisual, campo artístico claramente industrial y dentro del mercado por su propia naturaleza. Y luego la música, donde está comprometido mi arte, sin ninguna concesión.

- ¿Quiénes te inspiraron musicalmente para este proyecto? Y ya que estamos, ¿cuáles son tus fuentes?
- Las influencias más directas seguramente ni sepa definirlas. Pero mi intención era formar un grupo como la Liberation Music Orchestra de Charlie Haden. Una especie de armada de resistencia en defensa de la música: una militancia artística.

- ¿Dónde te sentís más cómodo, más "vos" en todo caso, en la composición, de música y/o letras, o como ejecutante?
- Las letras vienen dadas en la composición de las canciones. Si me encuentro forzando las palabras, abandono esa canción hasta nuevo aviso. Tocar instrumentos es imprescindible para hacer verdad esas canciones. Y con un buen whisky me siento yo en cualquiera de esas funciones !!!

- No está mal, ¿y qué expectativas tienen con este disco?
- El éxito moderado. Y más adelante, el éxito atroz.

- Obviamente no te falta confianza. ¿te quedaron composiciones para un CD próximo?
- En verdad está casi todo compuesto. Entre el esfuerzo y el tiempo que nos llevó éste disco, las canciones siguieron surgiendo. Ahora estamos con Luciano Vitale- con quien coproducimos 8, este primer CD- en la etapa de definición del carácter y estilo de cada canción. Creemos que a fin de año ya vamos a tener nuevo material producido y editado. Veremos.

- Al componer, ¿pensaste en algún público "especial" para el disco?
- Mi idea era (y aún lo es) que 8 es un grupo para escuchar bailando. Algo que me refutaron todos, incluso los músicos del grupo, por el carácter intimista de las canciones de este disco. Pero sin duda, lo próximo apunta al arengue y al movimiento, que es la forma más hermosa de recibir la música para mí: con todo el cuerpo.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)