20 de febrero de 2016

La actriz egipcia que se casará con quien mate al líder de ISIS


Por Humberto Acciarressi

Debo confesar que, aún siendo amante del cine y declarándome humildemente bastante conocedor -más por edad que por otra cosa-, ignoraba casi todo de ella, porque tengo la duda de haber visto una muy mala película titulada "Harmónica" en algún cine club. Ahora sé que nació en El Cairo el 3 de enero de 1960, que a los 22 se graduó de artista teatral y que desde ese año trabajó en unos 22 films de acuerdo a IMDb (otras fuentes hablan de 33), que alguna vez le valieron un premio egipcio a Mejor Actriz del país africano en el 2003. Pero para ser estrictos digamos que está considerada en Egipto como una de sus mejores estrellas de la pantalla grande. Con sólo mirar algunas escenas suyas en You Tube basta para sospechar como serán sus colegas. Me refiero a Elham Shahin, que con sus 55 años acaba de hacer una propuesta urbi et orbi, y tan seriamente que hasta la realizó en una conferencia de prensa.

La actriz anunció que se casará con el hombre que logre matar a Abu Bakr al Baghdadi, el líder del Estado islámico. Pero para hacer más interesante su propuesta, Shahin añadió que el casamiento lo pagará ella, que su marido tendrá la mejor luna de miel que uno pueda imaginar, que irá a los lugares a dónde él quiera e, incluso, precisó: "Estoy dispuesta a convertirme en su esclava". La actriz sólo aclaró que quiere un hombre mayor que ella, aunque si el que mate al blanco que pone como condición resulta ser menor, tal vez la cosa se arregle sin demasiados trámites. La mujer es consecuente con sus ideas: durante el imperio de los Hermanos Musulmanes tuvo muchos roces con los islamistas y ha participado en la vida pública de Egipto.

Esta señora dice que actualmente su país está en buenas manos, en referencia al mariscal Abdel Fatah al Sisi, que en 2013 lideró un golpe de estado y en 2014 se convirtió en presidente constitucional. También hay que añadir que la que ahora hace el llamado a la muerte del líder de ISIS tuvo inconvenientes serios con jeques islámicos, como uno que la había acusado de "obscenidades". Shahin estuvo casada dos veces. Una con un productor veinte años mayor que ella que la volvió loca con sus celos. La otra con un libanés con quien tuvo entuertos devenidos de infidelidades y otras situaciones traumáticas. Pero lo que más aborrece es el matrimonio de la yihad, que casa en Siria a terroristas con jovencitas. La propuesta de la actriz está hecha. La historia nos dará la respuesta.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)