26 de diciembre de 2015

Reignac-sur-Indre


Reignac-sur- Indre es conocido por ser el laberinto vegetal más grande del mundo, ubicado en un campo de girasoles en Francia. La curiosidad es que en invierno de cada año se siembra todo el campo, y en primavera, cuando los girasoles crecen, se crea un nuevo laberinto. En el año 1996, el día que el laberinto inauguraba su temporada, más de 85.000 personas intentaron encontrar el camino correcto para salir.