24 de diciembre de 2015

Los Beatles, tarde, ya están en streaming con casi toda su obra


Por Humberto Acciarressi

Cuando el 22 de marzo de 1963, en las disquerías inglesas apareció el álbum de una banda nueva llamada The Beatles, ni sus cuatro integrantes ni nadie en el mundo imaginaba que casi cuatro décadas más tarde iban a existir palabras como codec, bitstream, datagramas, streaming, y ni siquiera internet, para redefinir una era de la comunicación global que, en aquellos años, comenzaba a insinuarse con cautela. Entre esa fecha y su separación en 1970, apenas pasaron unos pocos años, pero la beatlemanía de la primera etapa y en la más espiritual de la segunda dejaron trece álbumes de estudio, un recopilatorio, 22 sencillos y 13 EP, entre los cuales "Magical Mystery Tour" fue el único doble que, a diferencia de los otros, grabados en monoaural, lo fue en estéreo. Todos ellos fueron editados en el legendario, extrañado y nuevamente puesto en circulación para coleccionistas en los tiempos actuales, es decir el vinilo. Después llegaron los odiosos cassettes y más tarde los CDs.

Ya en la era de la web, con John Lennon asesinado y George Harrison muerto por un cáncer de cerebro en los umbrales del negocio planetario, los Beatles -o mejor dicho sus herederos y quienes compraron los derechos sobre sus canciones, entre ellos Michael Jackson- llegaron tarde. Cuando culminaba la primera década del siglo XXI, hasta el último perro sin talento ya estaba subido a los servicios de música en línea. Todos salvo los Beatles, el mayor grupo del siglo y el que revolucionó no sólo el pentagrama sino además la cultura de las segunda mitad de la centuria pasada. Una de las razones fue el largo pleito judicial entre Apple Records y Apple Corps, de Steve Jobs, por el asunto de la manzana creada por los cuatro de Liverpool para su sello discográfico. En algún otro lado hemos explicado cómo el magnate informático perdió dos juicios y no cumplió las demandas, por lo cual salteamos el asunto.

La cuestión es que recién en 2010 los Beatles llegaron a iTunes. Ya hacía un lustro que el portal de descargas era un éxito. En el 2009, una parte del catálogo beatle había sido lanzado en formato MP3, Flac y una edición muy limitada a sólo 30 mil unidades flash USB. Y desde entonces la música de los Fab Four quedó marginada de los canales más consumidos en la actualidad. Ahora, a partir de las 0.00 de este 24 de diciembre, los canales streaming -según la confirmación de la banda en su página web- permitirán que los Beatles suenen en Spotify, Apple Music, Google Play, TIDAL, Deezer, Groove, Slacker, Rhapsody y Amazon Prime Music. De esta manera, trece álbumes remasterizados y cuatro recopilatorios ya estarán a disposición de quienes quieran disfrutar de parte de la mejor música del siglo XX. Era hora.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)