12 de octubre de 2015

Cuatro discos que marcan la eterna vigencia del tango

LUNA-IBAÑEZ
Por Humberto Acciarressi

No es novedad que desde hace unos años, las nuevas generaciones de músicos - se hayan formado en el género que sea- han llegado de una u otra forma al tango. En algunas ocasiones en forma permanente, en otros fusionando por momentos, el dos por cuatro con composiciones de este lado y del otro de la frontera. E incluso alterando la balanza de la historia de nuestra música ciudadana, el repertorio no distingue entre hombres y mujeres, sean instrumentistas o cantantes. Por fortuna, ya han quedado en el pasado las épocas en que las cancionistas se limitaban a una docena (estupenda, por cierto) y los instrumentos eran patrimonio de los hombres y una Paquita Bernardo ejecutando el bandoneón era un unicornio en el zoológico de Buenos Aires.

En este sentido acaban de editarse cuatro discos que confirman lo expuesto. Un ejemplo es el CD "Llorarás", de la rosarina Noelia Moncada, con once tangos clásicos y no tanto, varios de los cuales pertenecen a Homero Manzi (uno de los cuales, naturalmente, da nombre a la placa). Con una muy bella voz y en ciertos pasajes a capela (por ejemplo en la primera parte de "Soledad", de Gardel y Le Pera), la cantante logra crear un clima que por momentos es casi teatral. El 22 de este mes, el trabajo será presentado en la Sala Caras y Caretas (Sarmiento 2037), a las 21. Mientras tanto, Sandra Márquez acaba de interpretar en Bebop Club los temas de su nuevo disco, titulado "Miss Delirios" (título derivado del vals de Agustín Magaldi), nominado al Latin Grammy 2014. La cantante y actriz, que también crea climas teatrales con su voz y sus rituales escénicos, ha recorrido nuestro continente y Europa con sus propios espectáculos o en diversas compañías tangueras.

En tanto, también en el Caras y Caretas pero a finales de noviembre, Rascasuelos presentará su CD "Tangos vivos", integrado por composiciones propias, salvo el caso de "La última curda", compuesto por Juan Subirá y Pepe Céspedes, de la Bersuit Vergarabat. El tango que hace este grupo respeta el formato tradicional, sin intentar fusiones con otros géneros, con una fuerte influencia de Osvaldo Pugliese. Y dejamos para el final el CD "Luna-Ibañez Tango", que será presentado el 29 de este mes en Hasta Trilce (Maza 177, a las 21). El material de este dúo compuesto por Sebastián Luna en guitarra y Guillermo Ibañez en voz, es estupendo. Son catorce temas -algunos de ellos clásicos y con versiones realmente muy bien logradas-, que incluyen una interpretación de "Credulidad" de Luis Alberto Spinetta y otra de "Tango", del japonés Ryuichi Sakamoto traducido por Raúl Carnota. Canciones como "Pa´ que bailen los muchachos" de Troilo y Cadícamo, "La serenata del ayer" de Buzón y Aguilar o "No te hagas el pituquito",de Montero y Yiso, son antológicas. En síntesis, cuatro discos para degustar integralmente nuestra música ciudadana.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)