3 de septiembre de 2015

A René le gustan las cerdas y a Miss Piggy los hombres


Por Humberto Acciarressi

"Aunque prefiero mantener mi vida personal en privado, esto es Hollywood, así que ¿ a quién estoy engañando? Es cierto que estoy saliendo otra vez. Sin embargo, en este momento ninguna mujer -cerda u otra cosa- es mi `nueva novia` oficial. Simplemente somos amigos cercanos", afirma un comunicado que está dando la vuelta al mundo. Lo realmente bizarro es que son palabras de la rana René, apenas a un mes de haberse hecho oficial su ruptura sentimental de cuarenta años con Miss Piggy. Lo curioso es que el batracio famoso no eligió para salir de la depresión posterior a la separación -si es que la hubo- a alguien de su especie, sino que volvió a inclinarse por otra chanchita: una tal Denise, que ya es más famosa que todos los integrantes de los "Gran Hermano" que pululan por las televisiones del planeta.

Igual hay que aclarar que aunque René menta el célebre "sólo somos amigos", sus "compañeros" de trabajo aseguran que la relación ya está afianzada, y que incluso viene de antes de la separación. Esto pone en tela de juicio la actitud de la rana: ¿le fue infiel a Miss Piggy?, ¿puede una rana ser infiel?, de hecho, ¿es normal que una rana y una cerda mantengan relaciones sentimentales y sexuales? También es verdad que los antiguos amantes mantienen una cordial relación en el trabajo, y que Piggy es bastante rápida para los mandados, ya que anduvo flirteando con el actor australiano Liam Hemsworth, lo cual pondría al ex de Miley Cyrus al borde de la zoofilia. Con este escándalo se pone de relieve el por qué el joven anda enamorado de Jennifer Lawrence en "Los juegos del hambre", ya que ésta, si bien bastante linda, tiene cierto aire a cerdita.

El asunto es que Hemsworth, en una foto con Piggy con la que inauguró su cuenta en Instagram, aseguró que pasó el día "con la chica más hermosa del mundo". Que a nadie le extrañe que René, en cualquier momento, lo encare fulero al australiano comedido. No huelga recordar, ya que estamos, que la rana es en realidad un sapo, que en su primera versión parecía un lagarto y que su verdadero nombre es Kermit The Frog. Desde hace unos años, René está en el Museo Nacional de Historia en Washington, Estados Unidos, ciudad en la que debutó en televisión en el primer programa de Jim Henson, uno de los más importantes artistas de marionetas de la historia de la TV, fallecido en 1990. Jane - la viuda del creador- le dio al museo la primera versión de René y otras nueve que protagonizaron entre 1955 y 1961 el programa "Sam and Friends", un musical de cinco minutos de duración. El autor diseñó a su personaje a partir de dos pelotas de ping pong y un viejo abrigo de fieltro verde que su madre había tirado a la basura.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)