29 de agosto de 2015

Para algunos pacatos hay femicidios y "femicidios Vip"

FERNANDO FARRE, YA DETENIDO, CON MANCHAS DE LA SANGRE DE SU ESPOSA EN SU ROSTRO Y SU ROPA. LA ASESINO BRUTALMENTE A CUCHILLADAS
PARIS HILTON, FERNANDO FARRE (EL FUTURO ASESINO), MICHAEL LILLELUND Y MILLIE SCHOMOLL EN EL LANZAMIENTO DE UN PERFUME DE LADY GAGA EN NUEVA YORK.
Por Humberto Acciarressi

Cuando el femicidio tomó forma legal en la Argentina, la Organización Mundial de la Salud ya venía arrojando datos crecientes y alarmantes en materia del asesinato de mujeres (entre las últimas cifras se cuentan las que señalan que el 38% de los crímenes de los que son víctimas son cometidos por su pareja y que el 35% de las mujeres han sufrido violencia de género de parte de terceros en algún momento de su vida). Lamentablemente, las leyes ayudan pero no cambian paradigmas. Y para dar un ejemplo baste señalar que un gobierno a cuyo frente hay una mujer, haga tan poco por este tema, lo que provocó la multitudinaria marcha bajo el lema de #NiUnaMenos, uno de cuyos puntos fue “implementar con todos los recursos necesarios y monitorear el Plan Nacional de Acción para la Prevención, la Asistencia y la Erradicación de la violencia contra las mujeres, como establece la Ley 26.485. Norma, por otro lado, que a casi seis años de su sanción, sigue sin reglamentarse totalmente.

En este marco de avances y retrocesos, donde los nombres de las víctimas se informan en los medios periodísticos para pasar rápidamente al siguiente (y eso que estamos a años luz de lo que ocurre en México, Guatemala, Honduras u otros países americanos, por mencionar apenas nuestro continente), nunca faltan los que dan la nota discordante. Mientras escribimos estas líneas todos los canales televisivos van dando cuenta del crimen de Claudia Schaefer, muerta en el exclusivo country Martindale, de Pilar, a manos de su marido, el empresario Fernando Farré, cuya saña llamó la atención de los forenses. Pero claro, como el criminal -por su profesión- se sacaba fotos con Kate Moss y Paris Hilton, algunos denominaron el caso como el "Femicidio Vip". Y en algunos programas, al que degolló a su esposa se lo llama casi confianzudamente como "Fernando".

Está claro que este asesino no cosificó y acabó con la vida de Chiara Páez, Wanda Tadei, Angeles Rawson, Candela Rodriguez, Marita Verón, Soledad Bargna, Melina Romero o decenas más, que ni de lejos podían imaginar el glamoroso círculo social del psicópata. En todo caso sí podrían haberse cruzado con él otras asesinadas como María Marta García Belsunce, Nora Dalmasso o Rosana Galliano, pero en ninguno de estos ultimos casos -por lo menos que yo recuerde- se habló de un "Femicidio Vip". Lo que indica a las claras que estamos cada vez peor. Ahora, en el colmo de la pacatería, algunos se indignan porque al femicida Farré se lo mostró en una foto manchado con la sangre de su esposa. Que no quepan dudas: son los mismos que se entusiasmaban mirando las imágenes de este criminal con Kate Moss y otros famosos.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)