12 de junio de 2015

"Forever Man", la mejor antología de la obra de Eric Clapton


Por Humberto Acciarressi

"¿Cuántos puentes debo cruzar?", se pregunta Eric Clapton en el tema "Forever Man", de Jerry Lynn Williams (compositor de varios temas del blusero, como de Robert Plant, de B.B.King, de Stevie Ray Vaughan, etc, fallecido de un cáncer en 2005), en el disco "Behind The Sun" de 1985. Hace unas semanas, Clapton festejó su cumpleaños 70 y más de medio siglo desde sus tiempos con The Yardbirds, John Mayall and the Bluesbreakers, y del mismísimo Cream, y si algo queda claro es que aunque no necesita cruzar más puentes, lo sigue haciendo con entusiasmo. Y para marcar otro hito en números redondos, también se cumplen 45 años de su primer disco solista, aquel que llevó su nombre, con -entre otros- el boogie de J.J.Cale, "After Midnight". No fueron épocas buenas para el blusero, que tuvo que lidiar con sus adicciones encerrado en su residencia de Surrey (en el Concierto por Bangladesh se desmayó en el escenario). Recién hacia mediados de la década del setenta pudo salir de los problemas con la droga.

La carrera de Eric Clapton es una de las más prolíficas, con unos cincuenta discos incluyendo los que grabó en banda o como solista, y eso sin contar con las colaboraciones con casi todos los mejores músicos del último medio siglo. Todo eso puede escucharse, como si fuera una biografía musical, en la antología "Forever Man", que acaba de salir, y que contiene dos discos (19 temas de estudio en uno y 14 en vivo en el otro) en su edición común, a lo que hay que añadir uno más con 19 blues en una versión deluxe. También, entre otros formatos, hay uno en vinilo y otro digital. Hay que señalar que la elección de las canciones es impecable y en ella pueden advertirse las diferentes etapas de la trayectoria de este músico brillante, de este violero que ha sido y es ejemplo de las nuevas generaciones, sea por sus temas como por su forma de ejecutar el instrumento.

"Forever Man" no tiene un orden cronológico, pero tiene cortes ganadores del Grammy como "Changed the world", "Tears in heaven" o "Bad love", o canciones de discos que obtuvieron el mismo premio, como el "Unplugged" o "From the cradle". Lo que hay que añadir, sin embargo, es que todos los temas que componen el recopilatorio fueron éxitos, y en ese sentido se puede decir que estamos ante una placa única. Los CDs, además, registran para quienes no han recorrido la historia de Clapton, una excelente antología de este guitarrista que comenzó siendo de los mejores del Reino Unido para transformarse con el tiempo en uno de los más brillantes del planeta. Por otro lado, para quienes conocen la obra del músico, es una linda oportunidad de tener todos juntos, los momentos más altos de su viola impar.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)