7 de junio de 2015

Con tres conciertos se presenta Conexión Pernambuco


Por Humberto Acciarressi

Este viernes a las 15, en La Cúpula del centro cultural recién inaugurado en la ex-sede del Correo Central (Sarmiento 151), se llevará a cabo un workshop del maestro de la percusión brasilera, Naná Vasconcelos, que el sábado a las 21 se estará presentando en la sala La Ballena del mismo complejo, junto a Siba, uno de los exponentes de la nueva generación del maracatú y la ciranda, y el innovador en el arte de fusionar la electrónica y los instrumentos y sonidos orgánicos Jam Da Silva. Estas dos actividades se dan en el marco de los shows que se brindan en el mes que corre en Buenos Aires y Montevideo, en lo que ya es la octava edición del muy completo Festival Conexão PE (Conexión Pernambuco).

En lo que atañe al triple concierto del sábado, Vasconcelos presentará su show "El latido del corazón", Siba exhibirá la propuesta "De Baile Solto" inspirado en la música congolesa, y Jam Da Silva hará lo propio con su último trabajo discográfico, titulado "NORD-El sonido de un lugar imaginario". Al respecto, Naná nos dice que "O Bater Do Coracão es la idea que busco mostrar escenarios de mi país a través de diferentes sonidos, porque yo utilizo la percusión como se fuera una orquesta", además de precisar: "Conozco bien la música del Gato Barbieri y también grabé carnavalitos, chacareras y tuve la felicidad de relacionarme y estar cerca de Mercedes Sosa, Domingo Cura, Agustin Pereira Lucena y Pedro Aznar". Vasconcelos ha visitado varias veces el país, y ha tocado tanto en el Gran Rex porteño, como en las provincias de Chaco y Córdoba.

En tanto, Jam Da Silva nos refiere la filosofía estética conceptual del trabajo que está presentando junto a la cantante Lisa Papineau: "El NORD es un lugar imaginario y propone una aproximación geográfica de esos sitios e imágenes completamente opuestos y por eso mismo complementarios, une dos desiertos en un solo lugar, pareciendo ser una misma cosa, y es caliente frio, seco helado, sombrío soleado... eso es NORD, de nordeste, y NORD de nórdico. Recife hasta Islandia y de ahí para otros posibles lugares aleatorios, donde la vastedad fue mi mayor inspiración, el lugar común de esos dos lugares". Asimismo, además de manifestar su alegría de tocar en Conexión Pernambuco y "respirar la música sudamericana como un todo", el percusionista nos habla del sincretismo musical de Recife. "Un sonido de aquí y de cualquier lugar, una especie de cruzamiento de fronteras culturales, geográficas y estéticas. Eso está muy presente en la vivencia que tenemos en Recife, una ciudad portuaria, que recibe desde siempre personas del mundo entero y sus más diversas conexiones. De Recife es que cargo la estética de mi sonido, es esa libertad artística en la creación".

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)