29 de mayo de 2015

River, semifinalista de la Copa Libertadores


Por primera vez en la historia, un equipo argentino le ganó a uno brasilero por 3 a 0 en su país. La hazaña la logró el más grande de la Argentina, River Plate, que venía de perder en el Monumental 1 a 0, con lo cual pocos creían en la proeza del Millonario. Sin embargo, River no sólo triunfó sobre el equipo de Belo Horizonte en el estadio Mineirao y pasó a la Semifinal, sino que además le pegó un baile que los brasileños difícilmente olvidarán. Tal es así, que cuando la "Banda" hizo el tercer gol, la gente comenzó a irse de la cancha. Obviamente, después de haber eliminado nuevamente a Boca de una Copa internacional en menos de seis meses, las cargadas no se hicieron esperar. Especialmente porque el eterno rival de River ya no sabe qué hacer para ganarle algo al "Millo", y para vengarse no le queda más remedio que cambiar de camiseta y ponerse la de cualquier equipo que se enfrente a River. Lo de Boca, después del papelón de haberle tirado gas pimienta a los jugadores del mejor equipo argentino, es decir River, que lo estaba eliminando en su propia cancha, es lamentable. Ya casi nadie recuerda cuando ganó algo por última vez el cojunto "bostero", ya convertido en vergüenza internacional.