18 de abril de 2015

El jazz y el folclore en dos muy buenos lanzamientos

Por Humberto Acciarressi

Dos muy interesantes discos, uno de folclore y otro de jazz, se agregan a la muy buena producción local que se mantiene a pesar de los inconvenientes que hay a la hora de llevar la música al formato físico. El primero de ellos, el disco "Viajeros" de Sur Adentro (dúo integrado por la pianista María Valeria Palermo y el guitarrista Pablo Roselló, ambos en voces), será presentado este sábado a las 21 en el Teatro del Viejo Mercado (Lavalle 3177) a las 21. El otro, "Reflexiones en verano", es una gran muestra jazzística de Hernán Mandelman, cabeza del sexteto que completan Juan Cruz De Urquiza, Natalio Sued, Rodrigo Dominguez, Francisco Lo Vuolo y Sebastián de Urquiza. Quienes se perdieron la presentación del domingo en la Usina del Arte, tienen una nueva oportunidad este miércoles, a las 21,30, en Virasoro Bar (Guatemala 4328).

En lo referido a Sur Adentro, "Viajeros" se trata de su tercera producción discográfica y aborda chacareras, chamamés, zambas, vidalas y milongas con una calidad que aúna la sonoridad impecable de sus instrumentos y los cantos, por momentos dulces y melancólicos, que hacen que el dúo suene magistralmente. Ambos músicos señalan: "Amamos lo que hacemos y éste es nuestro destino. Este tercer disco está dedicado a todas aquellas personas que hemos cruzado a lo largo del camino y que, de alguna u otra manera, hacen que sigamos adelante en este viaje”. Los diez temas del nuevo CD, en la senda de los anteriores de "Por mi tierra" y "Un mismo cielo", no hacen más que confirmar que estos "viajeros" van por buenos caminos. El sábado estarán acompañados por Cristian Loudet y Federico Suárez, en percusión y en bajo respectivamente.

En lo que atañe a Mandelman, el disco de su sexteto es sencillamente magistral. Ahora se halla en medio de unas presentaciones en vivo, que además de la de este miércoles en Virasoro, lo encontrarán el sábado 18 a las 20.30 en la Casa de la Cultura del Fondo Nacional de las Artes (Rufino de Elizalde 2831). El baterista y compositor nos cuenta que la música de esta placa fue compuesta en los dos últimos años y que uno de sus objetivos -que logra - es que "el grupo suene colectivamente", para lo cual se encuentra "pendiente del sonido general y a comprender los solos de cada uno de los integrantes". Aunque ningún tipo de música le es ajeno, Mandelman dice que se siente cómodo "siendo un músico de jazz", y se entusiasma con el crecimiento de este género en la Argentina, y "que haya chicos muy bien formados, profesores de altísima calidad, clínicas excelentes y, además, el aporte de la tecnología". En síntesis, dos discos y dos presentaciones dignas de tener en cuenta durante esta semana.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)