19 de marzo de 2015

Las joyas de Cristina Kirchner o una presidente sin vergüenza


A Cristina Kirchner ya le queda poco en el poder. Cada vez más encerrada en sus delirios místicos, sus mentiras y la preocupación por cómo justificar una de las fortunas más grandes de la Argentina, se limita a ofrecer Cadenas Oficiales con público (una de tantas estupideces sin sentido, ya que esa forma de comunicar se inventó para prescindir de cualquier adepto y dirigirse a todo el pueblo). Más de una década en la Casa Rosada, incluso con un mandato más que su marido, el muerto que fue puesto en la presidencia por Duhalde, va a dejarle un país a la miseria a cualquiera que triunfe en las próxiomas elecciones.

Déspota, arbitraria y sospechada de haber engordado una herencia fruto de la corruptela, con un narcisismo que la obliga permanentemente a lo autorreferencial, la estanciera que ocupa el sillón de Rivadavia vive a contramano de lo que pregona. Ahora, la diputada porteña Graciela Ocaña (Confianza Pública) le presentó al juez federal Sergio Torres unas 200 fotografías en las que se ve a CFK en actos públicos, con joyas costosas, para que las incorpore a una denuncia por el presunto delito de la titular del Poder Ejecutivo, por la no declaración de la posesión de esos bienes.

Hay que recordar que Torres ya tiene una denuncia formulada hace tres meses por el abogado Juan Ricardo Mussa, luego de una publicación de la revista Noticias en donde se informaba sobre el uso de costosas joyas por parte de la presidente de la Nación. En la causa, la Fiscalía pidió unas medidas previas antes de formular el requerimiento de instrucción y abrir formalmente la investigación. Ocaña, ahora, presentó un escrito en el juzgado de Torres y ofreció las fotografías contenidas en 92 discos compactos en los que aparece la presidente con joyas en apariencia de valor superior a los 5 mil pesos y que no estarían incluidas en sus declaraciones juradas de bienes. Las fotos fueron tomadas, entre 2011 y 2014, durante actos públicos y/o sociales.

El relevamiento da cuenta de decenas de relojes de oro, aros con perlas, oro y brillantes, anillos de oro, collares de perlas doradas, negras y blancas y de oro, entre muchas otras joyas. La legisladora le pidió al juez que convoque a expertos tasadores "para que informen sobre la base de los archivos aportados" y determinar, en consecuencia, si han sido incorporados a las declaraciones juradas patrimoniales presentadas por la presidente en los períodos 2012, 2013, 2014 y en caso de haber sido actualizadas, en 2015. Cabe esperar que ninguno de los investigadores aparezca "suicidado".