8 de enero de 2015

Una nueva publicación para los fieles de la música clásica


Por Humberto Acciarressi

En estos tiempos digitales, no siempre uno tiene la suerte de anunciar la salida de una revista en papel y tinta, a la vieja usanza y de gran calidad. Y mucho menos cuando la publicación se propone difundir cultura, especialmente música, y más específicamente clásica (aunque sin desentenderse de los otros géneros cuando la razón lo amerite). La misma es "Música Clásica BA" y está dirigida por Gabriela Levite, Maximiliano Luna y Nicolás Gagliani (este último,.integrante de la Camerata Argentina de Guitarras, recientemente editó su primer disco, "Morro de Saudade"). A diferencia de otras revistas, ésta saltó de la web al papel, siguiendo un paso considerado antinatural en estos tiempos.

Los que integran el equipo de dirección apuntan que "el vacío existente en la materia es muy grande y desde nuestro lugar queremos ayudar a la difusión de todos los acontecimientos y actividades que realizan, sobre todo los intérpretes, directores y compositores argentinos, abarcando desde la ópera hasta la música contemporánea". Ya en el primer número comienzan con un balance del 2014 que lleva por título "Mucho más que Argerich y Barenboim", del que se salta a un reportaje a Horacio Lavandera, en el que el pianista y director señala que "la música puede cambiar la vida de las personas". Hay, además, entrevistas a Cristián Hernández Larguía, notas sobre Fernanda Morello y Guillo Espel, y un informe especial sobre producciones nacionales, sellos, disquerías y músicos.

Una de las perlas del primer número es un muy interesante reportaje a un hombre muy conocido por su obra y poco reconocido por su nombre: Arnaldo Colombaroli. Se trata del fotógrafo del teatro Colón, que durante cincuenta años ha retratado a los artistas más encumbrados que han pasado por el coliseo mayor. En la nota habla de su profesión, de sus comienzos, y del día a día de uno de los teatros líricos más importantes del mundo. La revista tiene una docena de artículos más, todos muy buenos, como el encuentro con Mario Davidovsky, en el que éste habla de la música electroacústica. Para finalizar, un dato que no es menor: la revista es gratuita y puede retirarse, durante el verano, en Melos (Perón 1560), Casa Piscitelli (San Martín 450), el Museo Fernández Blanco (Suipacha 1422) y Miles Discos (Honduras 4969).

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)