8 de enero de 2015

Salvador Dali y Les Diners de Gala


"A los seis años yo quería ser cocinero", sostenía Salvador Dalí, que además alguna vez confesó que su vocación secreta era ser cocinero, y conocía bien los platos tradicionales de España. El artista, quien no tenía problemas en decir que tenía fantasías caníbales, sostenía: "Para mí era un pecado comer cualquier cosa". Fiel a estos gustos, Dalí escribió un libro, "Les Diners de Gala", con doce capítulos:

1- Les caprices pincés princiers (platos exóticos)
2- Les cannibalismes de l'automme (huevos-crustáceos)
3- Les suprêmes de malaisies lilliputiens (primeros platos)
4- Les entre plats sodomisés (carnes)
5- Les sputniks astiqués d'asticots statistiques (caracoles-ranas)
6- Les panaches panachés (pescados-mariscos)
7- Les chairs monarchiques (caza-aves)
8- Les montres molles œ sommeil (cerdo)
9- L'atavisme désoxyribonucléique (vegetales)
10- Les "je mange GALA" (afrodisíacos)
11- Les pios ponoches (postres-repostería)
12- Les délices petis martyrs (entremeses) 

El libro de Dalí contiene 12 ilustraciones diseñadas y firmadas por el artista, además de 55 recetas ilustradas en color, 21 de las cuales fueron preparadas por maestros de la gastronomía francesa. Pero al margen de esto se sabe que la obra del catalán está repleta de comidas.