31 de enero de 2015

Las puertas prohibidas

"De tal modo ha comenzado mi estudio: fiel al fenómeno. He considerado el espectáculo con objeto de que me instruya. Contiene sin embargo tres trances... inesperados. En efecto, mi instrucción ha ido más allá de lo que yo esperaba recibir. Sublevado desde siempre por las puertas prohibidas, y los "reservado a iniciados", supe entonces por mí mismo que no conviene, y sobre todo por qué no conviene hablar más. El arma sobrehumana de múltiples filos no admite que la entreguen"

Henri Michaux

La mujer que se excitaba con Al Capone


Jane Mansfield y Clint Eastwood en 1962


Un instrumento para matar


La tragedia del LZ 129 Hindenburg, Nueva Jersey, 6 de mayo de 1937

Con la casa en el auto, California, Estados Unidos, 1930


El crucero del amor en la portada de TV Guide, 1983

30 de enero de 2015

My name is Alice . . .




No hay problema, Uma, estoy con vos


So This Is Paris, 1926



Bigritte Bardot: sin palabras


Un poco de fresco para este verano


El teatro de Alexander Blok en una ilustración de Konstantín Sómov


Espartaco, 1960


Cocina y salud, 1912



Te previne: no vayas por esa vereda


Las estatuas también mean


Saturday Night, 1922


Greta Garbo con el león de la Metro, 1926


Lucy y Superman, 1957


Un robot policía, en Science and Invention de 1924


Big Eyes, 2014



Sodoma y Gomorra, 1962


28 de enero de 2015

Me enamoré de una pared


Buenos Aires desde Bartolomé Mitre y Suipacha hacia el sur, 1887


El llanto no tiene límites


Té para tres


Miniatura del Libro de Alexandre, París, 1420


Ridículo


Globe Printing Company, 1876


Clases de seducción


Podan el lecho del mar para que luzca la casita en la costa


Siguen juntos por el nene


27 de enero de 2015

Si el mar creciera 300 metros


El fotógrafo francés François Ronsiaux imaginó cómo sería el mundo si el nivel del mar subiera 300 metros. Si bien una catástrofe de tal magnitud sólo podría ocurrir en el improbable caso de que los polos magnéticos de la Tierra se invirtieran, algo descartado por la ciencia. Sin embargo, cada vez parece más claro que una subida más o menos fuerte del nivel oceánico es imparable, debido sobre todo a la pérdida constante de masa helada en los polos. 







Cocina del Palacio del Marqués de Dos Aguas, siglo XVIII


Nueva York desde el aire


Sarah Bernhardt retratada por Nadar, 1864


Falla en línea de producción