19 de noviembre de 2014

Un italiano encontró una aguja en un pajar


Una de las expresiones para definir lo imposible es "Encontrar una aguja en un pajar". Sin embargo, la varias veces centenaria manifestación quedó herida ya que el artista italiano Sven Sachsalber lo logró, casi dos días después de que se abocara a la tarea en un museo de arte moderno. Nadie le tenía fe y no pocos lo consideraron un demente. Hasta que la galería parisina Palais de Tokio difundió una foto en la que se ve al artista sonriente con la aguja en mano. La misma había sido escondida por el director del museo, Jean de Loisy, en una pila de paja ubicada en el medio de la sala de exposiciones. Aunque la expresión es muy usada en español, su origen es inglés. De acuerdo al Diccionario de la Herencia Americana de Modismos, la frase apareció por primera vez en 1530, en una obra del escritor Tomas Moro: "Buscar una línea en sus libros sería como buscar una aguja en un prado". Tres siglos después, se reemplazó "prado" por "pajar".