27 de noviembre de 2014

Subastaron en 3,41 millones de dólares el piano de Casablanca


El piano del clásico del cine "Casablanca", dirigida por Michael Curtiz, fue finalmente subastado en Nueva York en 3,41 millones de dólares. El instrumento color salmón delicadamente decorado, fue usado en una de las escenas de culto de la película: la que muestra a Ilsa (Ingrid Bergman) pidiéndole a Sam (Dooley Wilson) que toque “As Time Goes By” (“A medida que pasa el tiempo”, mejor conocida como "Segúin pasan los años"). El remate arrancó en 1,6 millón de dólares, pero en apenas tres minutos alcanzó su valor final.

El piano fue la estrella de la subasta “There’s no place like Hollywood” (“No existe lugar como Hollywood”), que incluía más de 30 objetos usados en la película de 1942, como el guión original (vendido en 68.750 dólares) y las puertas del “Rick’s Café” (115.000 dólares). Probablemente fabricado en 1927, el piano tenía sólo 58 teclas, 30 menos que uno moderno clásico. Su tapa había sido adaptada para la trama del film, que tiene lugar en plena Segunda Guerra Mundial y en la que Rick (Humphrey Bogart) se debate entre su amor por Ilsa y el pedido de ayuda de ésta para permitir que su marido , Victor (Paul Henreid), pueda huir de la ciudad africana ocupada por el gobierno francés de Vichy, aliado de los nazis.