22 de noviembre de 2014

Ariel Hernández presenta "Summer Tango" en Bebop


Por Humberto Acciarressi

El viernes 28 a las 21, en Bebop Club (Moreno 364), el gan bandoneonista y compositor Ariel Hernández estará presentando su nuevo disco, "Summer Tango", con nueve canciones instrumentales interpretadas con una gran calidad estética y melancólico refinamiento. Asimismo, como bonus track, el CD tiene una reversión del tema "Barrio Maravillas", que ya había estado en la placa anterior del músico, "Tango Groove". Todos los trabajos fueron compuestos por Hernández, lo cual demuestra que no es casual que sea uno de los más destacados en la materia. Como dato adicional, vale añadir que el músico ha acompañado, durante dos décadas y en giras por Europa, Asia y América latina, a colegas de la talla de Rubén Juárez, Paquito D´Rivera, Amelita Baltar, Luis Alberto Spinetta, Catupecu Machu, Bersuit Vergarabat, Iván Noble, Malevaje, Vicente Amigo y otros.

En el disco se logra una fantástica armonía entre los instrumentos, que si bien giran en torno al bandoneón de Hernández, confluyen con éste en un sonido parejo, orgánico y con una inocultable identidad propia. Acompañan al bandoneonista los músicos Martín Robbio en el piano, Damián González en la batería, Paloma Bica en violín, Juan Fracchi en contrabajo y bajo, Ignacio Basile en guitarra eléctrica y el también productor Sebastián Barbui en guitarra acústica, charango, guitarra slide y también guitarra eléctrica. Considerado como uno de los principales referentes del bandoneón en la actualidad, Hernández - que también creó el grupo Che Camerata o el Ariel Hernández Cuarteto - estudió música desde los cuatro años hasta que se decidió por el instrumento que Aníbal Troilo y Astor Piazzolla llevaron hasta límites inalcanzables.

El carácter cosmopolita de Hernández lo ha llevado a componer no pocos discos en los que mezcla el tango con otras corrientes musicales, especialmente el jazz. Este último, sin embargo, igual que el anterior "Tango Groove", tienen la inocultable impronta de nuestra ciudad. El músico ha señalado que tocar durante casi veinte años en otros países y componer en ellos, le pegó, a varias de sus placas, otras influencias de las que no reniega. Es natural que así sea. Por eso agrega que si bien la música "no tiene fronteras ni nacionalidad, algunos discos tienen más denominación de origen que otros". En éste que ahora estará presentando en Bebop hay temas ("Marchello", dedicado a su padre; "El Lago" , "Summer tango", por mencionar apenas tres) que no pueden ocultar el sello de su porteñidad.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)