25 de noviembre de 2014

Amores Tangos con música, show y DVD

Por Humberto Acciarressi

En las antípodas del estereotipo clásico de la música de Buenos Aires, el quinteto Amores Tangos se ha caracterizado, desde su formación en el 2008, en crear espectáculos festivos, con una estética muy colorida. Integrado por bandoneón (Nico Perrone), guitarra (José Teixidó), contrabajo (Sebastián Noya), percusión (Augusto Argañaraz) y piano (Juan Tarsia), el grupo combina tangos instrumentales y cantados -propios y clásicos -, milongas, candombes, canciones latinoamericanas y cumbia, todo con gran libertad y sin prejuicios. Con dos discos en su haber ("Orquesta de carnaval" y "Altamar"), el viernes próximo a las 21 en La Trastienda (Balcarce 460), Amores Tangos realizará la esperada presentación del DVD "Amores Tangos Vivo".

Ya se anunció que será un espectáculo que pinta para fiesta, con cantantes invitados (aunque se trata de un grupo instrumental) como Karina Levine, Osvaldo Peredo, "Limón" García, Leandro Falótico y "Cucuza" Castiello. Mariana Gonzalo y Emiliano Alcaraz subirán al escenario como bailarines, mientras que Paloma Schachamann en clarinete y saxo soprano, Román Peusner en violín y Fede Elías en coros. también están invitados al convite de la banda. De hecho ya son como de la familia.Con motivo de este acontecimiento, el director musical, compositor, arreglador y guitarrista José Teixidó nos dice sobre el origen del DVD: "Teníamos muchas ganas de mostrar lo que pasa en un concierto del grupo, tanto arriba como abajo del escenario. Como lo llamó una amiga: ´la experiencia Amores Tangos´. Se lo propusimos a Leo Mercado, el director, que dijo que sí, y nos embarcamos".

Sobre la costumbre de mostrar el lado festivo del tango, el músico nos manifiesta: "El tango tiene esa cosa de fiesta popular, familiar, el carnaval. Por ahí caminamos nosotros. Nos llena de alegría que a un show venga una mamá con su hijo disfrazado de pirata. Se está dando algo muy lindo en los shows de Amores Tangos, y tiene que ver con el ida y vuelta que hay abajo y arriba de escenario. También tenemos un público hermoso, que reincide y trae más gente". La repregunta es inevitable "¿Creés que el tango estaba necesitando un lavado de cara?". Teixidó reflexiona: "La verdad no lo sé. Creo que el tango lleva su curso (un curso movedizo) y va cambiando, a veces más rápido a veces más lento. Cada uno desde su lugar puede aportar, sumar, colaborar y eso es lo lindo".

El músico que durante varios años fue arreglador de Soledad Villamil, afirma que esa experiencia le enseñó mucho, tanto los discos como las giras. Y confiesa que "tocar con amigos es algo muy disfrutable, sobre todo cuando tenés que compartir tantas cosas de tu vida. Arriba del escenario hay mucha complicidad. Podría decirse que la vida es mejor con amigos". Asimismo precisa que el disfrute se complementa con la estética musical: "Desde lo humano, del hecho de compartir y disfrutar esto que hacemos juntos hace varios años. Lo musical y las letras a veces son alegres y a veces no tanto. Pero por suerte siempre lo disfrutamos. Y de ahí es de donde viene la alegría que se contagia". Un dato más: el grupo se llama así por un juego de palabras con la película "Amores perros" y porque querían tener en el nombre la palabra "tango". Y agregamos que la fiesta del viernes, en La Trastienda, no hay que perdérsela.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)