10 de octubre de 2014

Murió Loukanikos, el heroico perro griego


Loukanikos, el perro “anti-sistema”, el riot dog (perro rebelde) que acompañó a miles de griegos en las calles y plazas de Atenas que protestaban contra las políticas de ajuste durante el 2010, falleció a los 10 años de edad. El hombre que se hizo cargo del pichicho callejero desde que éste era un cachorro, y que pidió permanecer en el anonimato, precisó que el valiente animal murió en su casa. El veterinario que lo atendía manifestó que la exposición a productos químicos contenidos en los gases lacrimógenos usados por la policía, fueron determinantes para provocarle una larga enfermedad y la muerte.

El perro fue un símbolo de las revueltas en contra de los recortes provocados por la crisis ocasionadas por las políticas de austeridad impuestas a Grecia por la dirigencia de los países de la Eurozona, a tal punto que la revista Time lo incluyó entre sus personajes del año. Según los medios periodísticos, el hombre que lo vio por primera vez, cuando era un cachorro que corría por las calles del centro de Atenas, lo bautizó Nikiforos (Victorioso). Sin embargo, otros lo llamaron Kanellos, en homenaje a otro perro que se volvió famoso en manifestaciones de años atrás, que murió en 2008, y del que algunos dicen que fue padre de Loukanikos, nombre que lo hizo famoso en el mundo.

Después de difundirse la noticia de su muerte, las redes sociales (especialmente la griegas y las europeas) se llenaron de mensajes en homenaje al animal que acompañó a los manifestantes en tiempos difíciles. "Descansa en paz, Loukanikos"; "Adiós, Loukanikos"; "Loukanikos, el perro de la revuelta griega, dio su último respiro" fueron algunos de los escritos que pudieron leerse en las redes. La salud del animal se había deteriorado en los últimos dos años, en los que se lo había visto varias veces en la Plaza Syntagma ladrando a los policías.