25 de octubre de 2014

En el Día de los Muertos, con los Tapones de Punta


Por Humberto Acciarressi

Desde hace más de una década, Tapones de Punta viene recorriendo escenarios con la concepción callejera de las marching bands de la antigua New Orleans, caracterizadas por el uso capital de instrumentos de viento (clarinetes, saxofones, trompetas, trombones, etc) y percusión (bombos, tambores, platillos). En el caso de esta agrupación, como se advierte en su primer disco de estudio, "Buenísimo" del 2012, hay una confluencia de gran calidad estética, de aquellos primeros aires del jazz con el funk y con melodías hipnóticas y altamente festivas. Y ahora, para reafirmar la invitación al baile, Tapones de Punta invita a lo que ellos llaman "un ritual de funk-psicodélico". Y este convite es para festejar el Día de los Muertos, a las 22 del 1° de noviembre, en el Teatro Mandril (Humberto Primo 2758).

La banda está formada por Andrés Hynes (trompeta), Leandro Loos (trombón), Nathan Lane (trombón), Marcelo Lanouquere (saxos alto y barítono), Mauricio Deambrosi (saxo tenor), Agustin Durañona (teclados, en el CD tocó como invitado), Facundo Bainat (guitarra y trompeta), Javier Mareco (bajo; en la placa el bajista es Emanuel Schuster) y Sebastián Ayala (batería). En esta oportunidad, Tapones de punta tendrá como invitados a la cantante de Mama Chabela, Bárbara Silva con La Calaca Latina (formada para la ocasión), al DJ Germán Díaz, "el Chico Tropical" y su Sonidero Federal, y a otros personajes que realizarán performances teatrales en el Mandril.

Los integrantes de la banda coinciden en un postulado: "El Día de los Muertos convoca a renacer en un encuentro de vida, a contemplar que nada muere sino que todo se transforma y de esa manera homenajear a los que están y a los que no están, con un gran festejo de música y arte. El mensaje más espiritual nos invita a reflexionar desde la alegría sobre la inevitable muerte, para animarnos a vivir intensamente". Además de los once temas que componen su disco, estarán ejecutando otras piezas de su repertorio ya clásico para sus seguidores. En el Día de los Muertos, entre los allegados a los músicos se dice que hasta estos van a bailar como zombies alegres con esta música pegadiza y de gran calidad.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)