17 de septiembre de 2014

La danza independiente en varios escenarios porteños

Por Humberto Acciarressi

Entre este martes y el 28 de septiembre, en las sedes del Centro Cultural San Martín, Centro Nacional de la Música, el Teatro del Abasto, El Camarín de las Musas y el Centro Haroldo Conti entre otras, se llevará a cabo el FIDIC 2014, el IV Festival Internacional de Danza Contemporánea Independiente Cocoa y III Encuentro Iberoamericano. Como en las tres ediciones anteriores, habrá obras locales e internacionales con más de doscientos artistas, proyecciones, video danza y espacios de reflexión teórico-perfomáticos, así como talleres de reconocidos maestros de todo el mundo. Entre las puestas internacionales se destacan en la programación las obras "Ni manzanas, ni peras, ni caimitos" de la compañía Danza Común de Colombia, dirigida por Bellaluz Gutiérrez de la Torre, y "Lowland", con dirección y coreografía de Roser López Espinosa, de España.

Entre las organizadoras se encuentra Victoria Keriluk, con quien hablamos al respecto y quien nos recuerda que la primera edición de FIDIC se realizó en 2008 como celebración de los diez años de la Asociación Cocoa Datei, que nuclea a coreógrafos independientes de Danza y Danza Teatro, y "que siempre ha trabajado por un mayor impulso y difusión de esta actividad y por el fomento de su profesionalización". Desde aquella primera edición, añade Keriluk, "se trabaja por construir un festival que, además de ser un evento artístico y estético, funcione como agente socio-político activo y creador de posibilidades, crítico acerca de la actividad de la danza y su inserción en la sociedad, involucrado con las nuevas formas de producción, y todo esto sin dejar atrás concepciones más clásicas de la creación".

Junto con Keriluk, quienes hacen FIDIC 2014 -este año con el auspicio del ministerio de Cultura porteño y el apoyo de Prodanza- son Carla Berdichevsky, Nora Moreno, Laura Paolina, Marisa Quintela y Liliana Tasso. Ellas coinciden que este "es un momento histórico para la danza en la Argentina, con un enorme surgimiento de artistas emergentes y de producciones" y que "los artistas se hacen presentes creando plataformas de acción y debate, impulsando la profesionalización, los medios de expansión y de difusión". El bianual FIDIC logra uno de los objetivos de quienes lo crearon y lo mantienen: llevar el arte de la danza a un público cada vez más masivo.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)