4 de julio de 2014

Un siglo de Pichuco en un homenaje de la UBA

Por Humberto Acciarressi

Aunque siendo un chico se fue a vivir a Recoleta, Aníbal Troilo había nacido con la impronta del Abasto orillero y tanguero de la primera década del siglo XIX, más precisamente el 11 de julio de 1914, año bravo para el país y el mundo, en el que ya sonaban los primeros cañones de la Gran Guerra. Como tantos otros genios de la música, el bichito del arte lo picó siendo un nene. Encandilado con los sonidos que salían del bandoneón en las manos de los anónimos intérpretes que escuchaba con menos de 10 años en los bares canyengues que frecuentaba, le pidió a la madre -su padre había muerto- que le comprara un fueye. Y la madre, a quien no le sobraba un peso, se metió en un crédito: 14 cuotas de 10 pesos cada una. La suerte acompañó su bondad: a la cuarta cuota, el vendedor desapareció y jamás reclamó el resto.

Imposible resumir la historia de Aníbal Troilo, el bandoneón mayor de Buenos Aires, en unas pocas líneas. A metros del viejo Mercado del Abasto debutó con ese bandoneón arrabalero que lo acompañó siempre y a los catorce años ya había formado un quinteto. Las de Elvino Vardaro, Juan Pacho Maglio, Julio de Caro, Juan D´Arienzo, Angel D´Agostino, Juan Carlos Cobián, fueron algunas de las orquestas de las que formó parte. Luego vinieron los años de su propia formación, a veces en paralelo con el dúo con Roberto Grela, por donde pasaron los mejores músicos y cantantes de tango, del 40 en adelante. Murió joven, a los 60 años, el 19 de mayo de 1975, de acuerdo a muchos de sus conocidos debido al alcohol y a la cocaína. Pichuco es, sin dudas, uno de los músicos más notables que tuvo nuestro país, sea en la faz interpretativa como en la de compositor.

Ahora, con motivo del centenario de su nacimiento, el jueves 10 de julio a las 18 en la Usina del Arte (Agustín Caffarena y Pedro de Mendoza, en La Boca), el rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Edgardo Barbieri, le entregara a la familia del músico el diploma de Profesor Honorario de la UBA "Post Mortem". Asimismo se llevará a cabo una exhibición de originales titulada "100 años de Pichuco: interpretación gráfica de Aníbal Troilo por Hermenegildo Sábat", a propósito de la edición del libro recién editado por Eudeba. En cuanto a lo musical habrá presentaciones del Esteban Morgado Cuarteto, de la Orquesta de Tango del Colegio Nacional Buenos Aires y del Grupo de Tango de la misma institución. Para matizar la música, bailarines de nivel internacional participarán de la velada. En síntesis, un lindo y merecido homenaje a este personaje tan singular de nuestra cultura y bastión indiscutido de la música ciudadana de Buenos Aires.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)



AFICHE DE LA RCIENTE PRESENTACION DEL LIBRO DE SABAT EN RIVER PLATE, EL CLUB DE LOS AMORES DE ANIBAL TROILO