29 de julio de 2014

La verdadera historia de "Help", de los Beatles


Por Humberto Acciarressi

El 23 de julio de 1965 -se cumple un nuevo aniversario- apareció en las bateas inglesas un sencillo (por entonces se decía "un simple") que iba a conmocionar el mundo del rock e iba a ser uno de los pilares de la betleamanía. En el lado A, el vinilo chico tenía el tema "Help", y en el lado B, "I´m Down". Se sabe que, aunque atribuida al dúo más famoso de compositores del siglo XX, es decir Lennon-McCartney, la canción fue escrita por John para expresar su hartazgo del rápido ascenso de la banda de Liverpool y de las consecuencias que eso tenía en su estado de ánimo. En una lejana entrevista que le hizo la Rolling Stone -y que ahora tengo delante de mi vista- el beatle confiesa que el tema es uno de los preferidos de todos lo que compuso.

Lo cierto es que aquel disco, en 45 RPM para quienes saben de qué hablamos, se posicionó rápidamente al tope de los charts de Gran Bretaña, Estados Unidos, Canadá, Australia, Irlanda, Noruega, Holanda, Bélgica y varios países más, y segundo en Alemania. "Help" fue tocada en vivo durante la gira de 1965 por los Estados Unidos y Canadá, además de ser interpretada en "El Show de Ed Sullivan" y en el mítico concierto en el Shea Stadium de agosto de 1965, ante casi 60 mil personas. Precisamente el 6 de ese mismo mes apareció en Inglaterra el álbum con el nombre del tema, con catorce composiciones (una es la multiversionada "Yesterday"), y entre ellas otra que ya había salido en simple: "Ticket To Ride".

También en medio del furor por la mejor banda de todos los tiempos, Richard Lester -que ya había dirigido a The Beatles en la película "Anochecer de un día agitado" en un poético blanco y negro - echó a rodar la cámara para estampar en el celuloide "Help", una parodia de las películas de James Bond, en la que el fuerte, naturalmente, eran los integrantes de la banda interpretando las canciones del disco. Hay un dato no muy conocido. La tapa del álbum famoso, como se recuerda es una foto de los Beatles con un fondo de nieve, utilizando el sistema de comunicación conocido como "alfabeto semáforo" (lenguaje de manos) para representar cada letra. Originalmente, el fotógrafo Robert Freeman los había hecho posar "dibujando" la palabra "HELP". Sin embargo no quedaba demasiado bien, razón por la cual se optó por resaltar la estética antes que el contenido. En la tapa original se lee "NUJV" y en la edición yanqui, apenas modificada, "NUVJ". Esta es, ligeramente, la historia de una canción sobre la melancolía y el hastío de John - "mi período de Elvis gordo", como él lo llamó-, hoy un clásico del cual la historia del rock no puede prescindir.

(Esta columna fue publicada en el diario La Razón y también podés leerla acá)