30 de junio de 2014

Dos androides guiarán a los visitantes de un museo


Que los humanos vamos progresivamente siendo suplantados por máquinas no es novedad. Sin embargo, en general eso ocurre en grandes fábricas de ensamble de productos. Ahora, lo harán también en acciones exclusivamente desarrolladas por personas, como las visitas guiadas. Cuando uno entra en el Museo de Ciencia e Innovación de Tokio, en Japón, es recibido por Otonaroid y Kodomoroid, dos androides que trabajan como asistentes permanentes del lugar y forman parte de una serie de robots creados para interactuar con seres humanos.

Lejos del aspecto metálico de los robots industriales, la nueva generación de humanoides busca mejorar la interacción en la vida real con una serie de desarrollos que se asemejan a sus creadores, reproduciendo casi a la perfección las facciones de una persona. Estos dos ginoides, como se conoce a los androides con rasgos femeninos, sorprende por los detalles de su piel hasta las expresiones faciales que desarrollan. Otonaroid es la recepcionista del museo y es capaz de mantener una conversación con humanos, mientras Kodomoroid, con el pelo corto, está diseñada para encarnar a una divulgadora científica.