19 de septiembre de 2011

Las fotos robadas de los celulares

Por Humberto Acciarressi

Primero (o segundo o tercero, en realidad no importa), algunas de cuyos celulares fueron hakeados y sus fotos robadas eran de industria nacional. Silvina Escudero y Silvina Luna, entre ellas. No contemos las promocionadas por Graciela Alfano desde su Twitter, dado que corresponden a una corriente artística: el delirium tremens. Hay otras más entre las girls argentinas, pero vamos, hay que decirlo con todas las letras, yo fui shockeado cuando me enteré que a Scarlett Johansson le había pasado lo mismo. Todavía no me puse a buscar y sólo vi una foto, pero no te preocupés que ya tengo todo planeado.

Antes de seguir aclaremos que la semana pasada había ocurrido algo similar con su colega Demi Moore, que también apareció desnuda en la web en una foto sacada con celular. Sin embargo, según se supo después, fue la misma actriz quien decidió subirla a través de Twitter. Es una foto de espaldas y sin nada de ropa. Hemos visto de ella mucho más en algunas películas, incluyendo la insoportable Ghost.

Volvamos a Scarlett (así, por nombre de pila) y sus fotos prohibidas ¿Realmente quieren hacernos creer que sus celulares son hackeados? Y en todo caso, ¿por qué guardan sus fotos prohibidas en los móviles?, ¿Nunca una foto de un cumpleaños o con el perro a upa?, ¿nunca usan tapados estas mujeres tan hermosas y sensuales?, ¿no se resfrían jamás? Hace unos días, Andrea Estévez se olvidó el celular en la peluquería y ofreció una recompensa ¿El motivo? En el aparato tiene muchos contactos laborales y, de acuerdo a sus propias palabras, seis mil fotos ¡¡¡6.000 fotos!!! Estamos locos ¿A ninguna se les ocurre bajarlas y dejarlas en su casa? Incluso más. Nadie en su sano juicio es capaz de mirar seis mil fotos, por más que sean Triple X, sin aburrirse. Entonces, ¿para qué alguien puede llevar tantas fotos en su celular? Y encima de las llamadas "fotos prohibidas". A mí se me ocurre una sola explicación: para que se las roben. El resto, como decía Flaubert, es literatura.

(Publicado en la columna "El click del editor", de La Razón, de Buenos Aires)

1 comentario:

ELENA dijo...

ANTES REVOLEABAN LA CARTERITA POR LA CALLE.