30 de marzo de 2007

Pandita, ¿nos alquilamos una porno?


El cable de AFP no deja lugar a dudas. El zoo de Chiang Mai, al norte de Tailandia, intenta desesperadamente estimular la sexualidad de un panda gigante haciéndole ver películas que muestran a otros osos en pleno acto sexual.Desde su llegada en 2003 procedente de China, Chuang Chuang (seis años) y su compañera Lin Hui (cinco años), no han conseguido tener hijos.Por eso, explica la veterinaria Kannikar Nimtragul, el oso tiene derecho a 15 minutos de vídeos porno cada día, para que esté dispuesto a unirse con su pareja."Él ha mostrado cierto interés por el sonido, pero no mucho por la imagen", afirma la veterinaria, que a esta altura ya parece un poco morbosita. Los pandas gigantes están en peligro de extinción.Cerca de 1.600 viven en China en libertad y unos 180 se encuentran actualmente en zoológicos de todo el mundo. Pregunta: ¿no será hora de incorporar ciertos chiches en las tiendas de mascotas?

Los amores cobardes no llegan a amores


Esta historia tiene varios meses. Se inició, en agosto o septiembre de 2006, en el lago Münster, de Alemania. Petra, un cisne negro, se enamoró de un barco a pedales con forma de cisne gigante y desde entonces no se ha separado de su amor imposible. La tierna y sensible criaturita de Dios, incluso se negó a abandonar a su "novia" durante el invierno europeo, y la acompañó cuando el barquito de marras fue llevado al zoo de la localidad alemana. Ahora están de vuelta en el lago donde comenzó el romance. Y como viene la mano, no sería extraño que haya boda. Otra que el patito feo.

24 de marzo de 2007

En memoria de ellos y de nosotros

En memoria de Tino

de Celia

de María Claudia

de Carlos

del Turco, del Gallego, de Ariel y de otros amigos y compañeros desaparecidos en la noche de la dictadura militar. En memoria de los buenos y malos momentos que recorrimos juntos mientras pudimos. En memoria de ellos y de nosotros, aquellos chicos de veinte años que creíamos en utopías. Memoria y más memoria, porque la amnesia es un refugio de mal gusto y poco conveniente para el futuro del país.

ELEGIA

(...)

"daré tu corazón por alimento.

Tanto dolor se agrupa en mi costado,

que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,

un hachazo invisible y homicida,

un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,

lloro mi desventura y sus conjuntos

y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,

y sin calor de nadie y sin consuelo

voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,

temprano madrugó la madrugada,

temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,

no perdono a la vida desatenta,

no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta

de piedras, rayos y hachas estridentes

sedienta de catástrofe y hambrienta

Quiero escarbar la tierra con los dientes,

quiero apartar la tierra parte

a parte a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte

y besarte la noble calavera

y desamordazarte y regresarte

(...)

Miguel Hernández

A tres décadas del crimen de Rodolfo Walsh


Hace treinta años, uno de los más importantes escritores y periodistas argentinos, Rodolfo Walsh, fue rodeado, acribillado a balazos y secuestrado por sicarios de la dictadura militar más sangrienta que recuerda la historia nacional, a metros de la esquina de San Juan y Entre Ríos, muy cerca del centro de esta ciudad de Buenos Aires. Trasladado al campo de concentración que funcionaba en la ESMA, el autor de "Operación Masacre" pasó a integrar la lista de desaparecidos que aún escandaliza la conciencia del mundo civilizado. Como todos saben, un día antes de su secuestro, Rodolfo Walsh escribió y envió a los más importantes medios de prensa de la Argentina una carta que, a la luz de lo ocurrido en aquellos años de sangre, puede considerarse uno de los documentos más conmovedores que registra el periodismo mundial. Estaba dirigida a sus verdugos. Aquí, a tres décadas de su asesinato, reproducimos algunos de sus párrafos más importantes:


CARTA ABIERTA DE UN ESCRITOR A LA JUNTA MILITAR

"La censura de prensa, la persecución a intelectuales, el allanamiento de mi casa en el Tigre, el asesinato de amigos queridos y la pérdida de una hija que murió combatiéndolos, son algunos de los hechos que me obligan a esta forma de expresión clandestina después de haber opinado libremente como escritor y periodista durante casi treinta años.

El primer aniversario de esta Junta Militar ha motivado un balance de la acción de gobierno en documentos y discursos oficiales, donde lo que ustedes llaman aciertos son errores, los que reconocen como errores son crímenes y lo que omiten son calamidades.El 24 de marzo de 1976 derrocaron ustedes a un gobierno del que formaban parte, a cuyo desprestigio contribuyeron como ejecutores de su política represiva, y cuyo término estaba señalado por elecciones convocadas para nueve meses más tarde.
(...)
Quince mil desaparecidos, diez mil presos, cuatro mil muertos, decenas de miles de desterrados son la cifra desnuda de ese terror. Colmadas las cárceles ordinarias, crearon ustedes en las principales guarniciones del país virtuales campos de concentración donde no entra ningún juez, abogado, periodista, observador internacional. El secreto militar de los procedimientos, invocado como necesidad de la investigación, convierte a la mayoría de las detenciones en secuestros que permiten la tortura sin límite y el fusilamiento sin juicio.

Más de siete mil recursos de hábeas corpus han sido contestados negativamente este último año. En otros miles de casos de desaparición el recurso ni siquiera se ha presentado porque se conoce de antemano su inutilidad o porque no se encuentra abogado que ose presentarlo después que los cincuenta o sesenta que lo hacían fueron a su turno secuestrados. De este modo han despojado ustedes a la tortura de su límite en el tiempo. Como el detenido no existe, no hay posibilidad de presentarlo al juez en diez días según manda un ley que fue respetada aún en las cumbres represivas de anteriores dictaduras.
(...)
La negativa de esa Junta a publicar los nombres de los prisioneros es asimismo la cobertura de una sistemática ejecución de rehenes en lugares descampados y a horas de la madrugada con el pretexto de fraguados combates e imaginarias tentativas de fuga.
(...)
Entre mil quinientas y tres mil personas han sido masacradas en secreto después que ustedes prohibieron informar sobre hallazgos de cadáveres que en algunos casos han trascendido, sin embargo, por afectar a otros países, por su magnitud genocida o por el espanto provocado entre sus propias fuerzas.
(...)
Si una propaganda abrumadora, reflejo deforme de hechos malvados no pretendiera que esa Junta procura la paz, que el general Videla defiende los derechos humanos o que el almirante Massera ama la vida, aún cabría pedir a los señores Comandantes en Jefe de las 3 Armas que meditaran sobre el abismo al que conducen al país tras la ilusión de ganar una guerra que, aún si mataran al último guerrillero, no haría más que empezar bajo nuevas formas, porque las causas que hace más de veinte años mueven la resistencia del pueblo argentino no estarán desaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas.

Estas son las reflexiones que en el primer aniversario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa Junta, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles.

Rodolfo Walsh - C.I. 2845022
Buenos Aires, 24 de marzo de 1977

20 de marzo de 2007

Un soldado acaricia un gatito en la nieve francesa, en 1917


Reconstrucción del atentado a Yrigoyen en 1929


Con una ayudita de mis amigos: Gaimaro

EL HOMBRE DE LA MALA SUERTE

Por Juan Manuel Gaimaro

Nunca se supo cómo, cuándo ni por qué, El Hombre de la Mala Suerte dejó de ser simplemente un nombre y un apellido, como el resto de los mortales, para volverse identificable por ese apodo con aroma a estigma.No lo supieron sus padres, aunque sospecharan un origen en aquel olvido de una vieja enfermera, por el cual él, apenas nacido, pasó dos innecesarios días de más en la incubadora. Tampoco lo sabrían sus compañeritos de jardín de infantes, aunque buscaran explicaciones en aquellas meriendas en las que a El Hombre de la Mala Suerte no le tocaban nunca las preciadas galletitas de chocolate. Menos, aún, lo imaginarían los chicos del barrio, pese a que recordaran que siempre quedaba afuera del equipo porque eran seis para un cinco contra cinco en la canchita de la cuadra.

Es que la vida de El Hombre de la Mala Suerte no fue un cúmulo de desgracias ni mucho menos. Por caso, nunca sufrió la trágica muerte de un familiar cercano; no le rompieron el corazón sin anestesia; nunca perdió un buen trabajo ni una gran fortuna. Sin embargo, su existencia estaba signada por una cantidad no habitual de hechos que lo harían acreedor de un destino siempre tan reacio a otorgarle favores. Apenas ésas eran las cosas que marcarían su vida. Demasiado pequeñas como para maldecir a su estrella; demasiado importantes, no obstante, como para que la gente, ante cada nueva frustración, murmurara por lo bajo las tres palabras que más oiría a lo largo de sus días: "¡Qué mala suerte!".

Un traje recién planchado que se negaba a mantenerse limpio. Un colectivo que lo dejaba a pie. Los cinco para el peso que le faltaban una y otra vez. Las mesas siempre ocupadas de su restorán favorito en el que, además, ya se había acostumbrado al impiadoso “de eso no me queda más” de los mozos. Una puerta que encontraba cerrada cada vez que olvidaba llevar llave; un auto que se negaba a arrancar en cuanto estuviese apurado. Y El Hombre de la Mala Suerte justificaba sus penurias con aquellas mismas tres palabras, llenas menos de resignación que de acostumbramiento. "¡Qué mala suerte!", suspiraba, e intentaba hacer de cuenta que nada había pasado más que lo normal.

Nunca se psicoanalizó, no recurrió a una bruja ni consultó los oráculos. Ni siquiera rezaba o se encomendaba a algún dios para que remediara su sino. Simplemente, El Hombre de la Mala Suerte transcurría su infortunado existir entre penurias menores, intentando que no impidieran que su vida fuera al menos algo parecido a lo que entendía debía ser: tan sólo, un poco similar a la de los demás. Mientras tanto, él sólo esperaba una nueva jugada de la providencia que lo dejara en orsai. Así pasaron sus horas, sus días y sus años.

Cada noche, al acostarse, El Hombre de la Mala Suerte no podía conciliar el sueño. En vez de contar ovejas, repasaba cada uno de sus tropiezos mientras pensaba cómo sería llevar una vida normal. Trataba de imaginarlo, mas no podía siquiera hacerse la idea.Sin embargo, una noche algo distinto sucedió. Nunca supo por qué, si fue por el cansancio o alguna otra razón, pero apenas se acostó cerró los ojos y se durmió. Esa vez soñó que El Hombre de la Mala Suerte no era más que una vaga ilusión, que no había existido sino en su imaginación durante todos esos años. Que no eran ciertas aquellas penurias que guardaba su memoria, y que nunca habían sido para él las poco consoladoras tres palabras mágicas. Hizo más fuerza que nunca, trató de convencerse de que el hado no era su enemigo. Quedó satisfecho. Descansó.

Al despertar, El Hombre de la Mala Suerte se preparó para un nuevo día que no debiera haber sido diferente al resto. Sin embargo, tras el desayuno el traje al fin supo mantenerse limpio, y en sus bolsillos encontró más de una moneda. En el colectivo consiguió el asiento del fondo, junto a la ventanilla. "¿Cuánto tiempo hace que no me siento acá?", pensó, y dudó si habrían sido cuatro o cinco años. "Cinco", recordó. "¡Qué buena suerte!", balbuceó. Ese día comió su plato favorito.A El Hombre de la Mala Suerte le costó convencerse de que la que estaba viviendo no era una realidad virtual. Buceó en su interior e indagó razones de tal drástico cambio en su fortuna. Entonces, supo que su suerte había cambiado esa noche...

Hoy todos lo llaman por su nombre.

(Foto de Rodney Smith)

15 de marzo de 2007

Noticia del día: por las tapas los conoceréis


De acuerdo a lo difundido por la agencia AFP, más de la mitad de los británicos compran libros que no leen, ya que solamente los quieren para decorar el interior de su casa. Para que la noticia no sea tan desesperante, el sondeo realizado por Teletex aclara que "algunos sí abren los libros para leerlos, aunque a menudo no los terminan". Los británicos gastan una media de 4.000 libras (6.000 euros) durante su vida en comprar libros.Cerca de la mitad (48%) afirma que está demasiado cansada como para leer todos los días, mientras que un 42% afirma que es incapaz de concentrarse en las historias largas.

Bañistas en el Lago Epecuén en 1938


13 de marzo de 2007

Adiestramiento canino en 1890


Violencia de género como forma de la desigualdad


La directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Ann Veneman, manifestó que la violencia contra las mujeres y las niñas es una de las formas más extremas de desigualdad. En el mismo sentido, la funcionaria indicó que las niñas que se educan cuentan con más medios para protegerse contra enfermedades que amenazan la vida, como el VIH-SIDA; tienen una probabilidad mayor de dar a luz bebés saludables; y tienden a casarse más tarde y a procrear menos hijos. Los esfuerzos deben incluir la abolición de los gastos de escolaridad, que impiden que muchas familias pobres envíen a sus hijas a estudiar; la construcción de instalaciones de saneamiento adecuadas para las niñas en las escuelas; el apoyo comunitario al desarrollo de los niños y las niñas en la primera infancia; y la protección de las niñas contra la violencia tanto en la escuela como en el trayecto que conduce desde el hogar hasta la escuela y viceversa. No dejes de entrar aquí

...y desde una terraza una voz de mujer


"(...) Partiendo de allá y andando tres jornadas hacia levante, el hombre se encuentra en Diomira, ciudad con sesenta cúpulas de plata, estatuas de bronce de todos los dioses, calles pavimentadas de estaño, un teatro de cristal, un gallo de oro que canta todas las mañanas en lo alto de una torre. Todas estas bellezas el viajero ya las conoce por haberlas visto también en otras ciudades. Pero es propio de ésta que quien llega una noche de septiembre, cuando los días se acortan y las lámparas multicolores se encienden todas a la vez sobre las puertas de las freidurías, y desde una terraza una voz de mujer grita: ¡uh!, se pone a envidiar a los que ahora creen haber vivido ya una noche igual a ésta y haber sido aquella vez felices (...)"

Italo Calvino
(fragmento de "Las ciudades invisibles")

12 de marzo de 2007

Noticia del día: todo sea por Marvin


Según están difundiendo varias agencias de noticias, Corea del Sur adoptará este año el primer código ético para robots del mundo, inspirado en la novela de ciencia ficción "Yo Robot" (1950), de Isaac Asimov, llevada al cine en 2004 por Alex Proyas e intepretada, entre otros, por Will Smith. El código coreano, que tratará de evitar posibles abusos de los seres humanos, se llamará "Carta ética de los robots" y, entre algunos lugares estratégicos, será estudiado en las escuelas. El jefe de Departamento de Robots (parece joda pero no lo es) del Ministerio de Comercio, Industria y Energía, Shim Hak Bong, explicó que la carta ética se elabora con vistas a la llegada de las máquinas pensantes y actuantes que convivirán con el hombre en un futuro muy cercano. ¿Contemplará el código los problemas psicológicos de un Marvin, el robot depresivo (también conocido como "el androide paranoico") de "La guía del autoestopista intergaláctico", novela de Douglas Adams también llevada al cine? Esperemos que sí. Por el bien del dulce Marvin (foto), el robot más simpático de la historia.

11 de marzo de 2007

Babel se queda sin lenguas


Según datos de la UNESCO:

- Más del 50% de las 6.000 lenguas del mundo corren peligro de desaparecer.

- 96% de las 6.000 lenguas que hay en el mundo son habladas por 4% de la población mundial.

- 90% de las lenguas del mundo no están representadas en Internet.

- Una lengua por término medio desaparece cada dos semanas.

- 80 % de las lenguas africanas carecen de trascripción escrita.

Ciclista en la Buenos Aires de 1926


Ladies Enter Here, Kentucky, 1940


10 de marzo de 2007

Amó aquella vez como si fuese la última

CONSTRUCAO

Amou daquela vez como se fosse a última

Beijou sua mulher como se fosse a última

E cada filho seu como se fosse o único

E atravessou a rua com seu passo tímido

Subiu a construção como se fosse máquina

Ergueu no patamar quatro paredes sólidas

Tijolo com tijolo num desenho mágico

Seus olhos embotados de cimento e lágrima

Sentou pra descansar como se fosse sábado

Comeu feijão com arroz como se fosse um príncipe

Bebeu e soluçou como se fosse um náufrago

Dançou e gargalhou como se ouvisse música

E tropeçou no céu como se fosse um bêbado

E flutuou no ar como se fosse um pássaro

E se acabou no chão feito um pacote flácido

Agonizou no meio do passeio público

Morreu na contramão atrapalhando o tráfego

Amou daquela vez como se fosse o último

Beijou sua mulher como se fosse a única

E cada filho como se fosse o pródigo

E atravessou a rua com seu passo bêbado

Subiu a construção como se fosse sólido

Ergueu no patamar quatro paredes mágicas

Tijolo com tijolo num desenho lógico

Seus olhos embotados de cimento e tráfego

Sentou pra descansar como se fosse um príncipe

Comeu feijão com arroz como se fosse o máximo

Bebeu e soluçou como se fosse máquina

Dançou e gargalhou como se fosse o próximo

E tropeçou no céu como se ouvisse música

E flutuou no ar como se fosse sábado

E se acabou no chão feito um pacote tímido

Agonizou no meio do passeio náufrago

Morreu na contramão atrapalhando o público

Amou daquela vez como se fosse máquina

Beijou sua mulher como se fosse lógico

Ergueu no patamar quatro paredes flácidas

Sentou pra descansar como se fosse um pássaro

E flutuou no ar como se fosse um príncipe

E se acabou no chão feito um pacote bêbado

Morreu na contra-mão atrapalhando o sábado.

Chico Buarque

E la nave va...


(...) Ella se quedó sola un momento en cubierta sentada en una silla de lona con el ramo de flores que le regalaran los leprosos en el regazo viendo cómo amanecía. De pronto Ulises puso en acción los motores del Son de Mar que hicieron trepidar su anquilosado maderamen como un animal que se despertara después de muchos años de estar muerto y Martina sintió que el universo se movía bajo sus plantas. Ulises largó amarras y removiendo el limo verdoso y podrido del fondo del atraque el Son de Mar comenzó a deslizarse por el espejo de la dársena suavemente hasta ganar la bocana del puerto. La silueta de Martina vestida de blanco en cubierta y Ulises de esmoquin agarrado al timón, los dos brindando con champán, fue la última imagen que los amantes proyectaron sobre el mar en calma. (...)

Manuel Vicent
(de la novela "Son de mar")

7 de marzo de 2007

Iván cumple años y La Musita graba






¡FELIZ CUMPLE IVO! (Guitarra y voz de La Musita, después de un recital de la banda y grabando su instrumento para uno de los temas del próximo disco, que con un poco de suerte estará listo en un par de semanas. Atrás Marcelo -bajo- y Diego - armónica-. Ausentes con aviso, Cocó -batería- y Yayo -guitarra-.)

4 de marzo de 2007

Una estadística de Carlos Fuentes


"Si pudiéramos reducir la población de la Tierra a una aldea con sólo cien habitantes pero con los mismos porcentajes humanos actuales, obtendríamos el siguiente resultado: habría 57 asiáticos, 21 europeos, 14 habitantes de las Américas y 8 africanos. La mitad de la riqueza total del mundo estaría en manos de sólo seis personas. Los seis serían de nacionalidad norteamericana. Ochenta vivirían en casas de calidad inferior. Setenta serían iletradas. Cincuenta estarían desnutridas. Una estaría a punto de fallecer y otra a punto de nacer. Sólo una entre las cien personas tendría educación universitaria y ninguna tendría computadora"

Carlos Fuentes

(La foto, ganadora del World Press del 2006, es del canadiense Finbarr O'Reilly)

Calesita del Balneario Municipal porteño en 1938


3 de marzo de 2007

Cada quien ve lo que quiere ver


(...)
Infinitos los veo, elementales
ejecutores de un antiguo pacto,
multiplicar el mundo como el acto
generativo, insomnes y fatales.
(...)
Que haya sueños es raro, que haya espejos,
que el usual y gastado repertorio
de cada día incluya el ilusorio
orbe profundo que urden los reflejos.
(...)

Jorge Luis Borges